VAMOS CON TODO PARA UNA SEGURIDAD FIRME Y ENERGICA. Por Gustavo Sánchez Paleo

0
45

Demás está decir que nos importa y mucho la gente de nuestro país y que uno de los principales problemas de la Ciudadanía – aparte de la denominada Deuda Justa contra la Usura – se refiere a la Seguridad Pública.

Consideramos que ya se ha prometido bastante, tal vez demasiado y poco o muy poco se ha concretado realmente.

Basta de diagnósticos y de tecnócratas proclamando estrategias que parecen novedosas, pero son fallidas y algunas ni tan siquiera probadas en los países de dónde se las importa con bastante ligereza de procedimiento.

No alcanza con anuncios rimbombantes, menos con reiterar argumentos falaces, mentirijillas y eufemismos para evitar llamar a los fenómenos por su nombre real.

Unos se han arrogado reiteradamente – ahora una vez más – el ser los indicados y fallaron con total éxito en el último gobierno de un partido tradicional anterior a las administraciones frentistas.

A pesar de lo cual locuaces y pretenciosos quieren como antes vendernos la ilusión de ser los únicos que pueden enfrentar el problema de la Inseguridad.

Otros soberbios y llenos de revanchismo pretendieron destruir a la Institución que orgullosa y pujante aún, fue despojada del orden, las antiguas jerarquías y sobretodo subvertida su estructura que si no funcionaba excelente lo hacía al menos muy bien.

Los primeros entregaron el campo hecho orégano, para que los otros continuaran necios y ensoberbecidos de poder dinamitando la organización, alterando sin tino, cambiando sin ton ni son y en definitiva cerrando o anulando cuantas Direcciones y grandes Unidades no les servían a sus fines o no cumplían con sus estándares ideológicos, quizás incluso vengándose de aquellas que les habían derrotado durante el transcurso de la guerra contrarrevolucionaria.

Quienes integramos el Grupo asesor Técnico en Seguridad, hace más de una década que trabajamos juntos, la mayoría de ustedes conoce la historia anterior de nuestra agrupación.

En su momento no quisimos cambiar de caballo en medio de la corriente, como por otra parte corresponde a la ética de profesionales y hombres de Honor – aunque quizás deberíamos haberlo hecho, de haber sabido en que aguas y traicioneras navegábamos.

Pasada la batalla electoral y fallidas o alteradas deslealmente las planificadas, de manera mezquina, por decisiones incompetentes acerca de políticas públicas y estrategias a ser desplegadas, volvimos a trabajar pero esta vez ya renunciantes al Partido en que militábamos y algunos incluso a ser Convencionales, pasamos en masa a Cabildo Abierto.

Presentamos entonces un documento de análisis crítico referido al incumplimiento o al menos al exiguo, amputado y pusilánime desarrollo de un programa no solo completo, sino real. El Compromiso con el País apenas se cumplió a medias.

Ustedes sabrán disculpar la ironía pero tenían un equipo de rugby para enfrentar hasta a los “All Blacks” y tanto por la timidez de los tibios, como por conveniencia o corrección política,  prefirieron jugar otra vez un partidito de fútbol cinco y jugándose todo al “Rápido Tortuguita” recomendado por los viejos caudillos y los amigotes de siempre, los mismos que ahora sacan de la galera – tal y como si fueran novedades – las viejas propuestas que fueron descartadas por el voto del Soberano en Octubre de 2019.

La actual Administración ha usado de la Coalición Republicana a su antojo y de manera convenienzuda, con un sesgo evidentemente presidencialista que merecería le recomendáramos ver por streming la serie “Borgen” y así comprendieran como funciona una verdadera coalición y que los socios no pueden ser mero vagón de cola – como sin duda alguno lo es – para que meramente asientan sin pausa como esos perritos que solían usar los taxis antaño.

Cabildo Abierto desde el principio de este Gobierno ha presentado insistentemente, a cada uno de los Ministros del Interior, una serie de medidas consistentes e insoslayables.

Ha de reconocerse la congruente actitud, que por tozuda no les ha permitido aceptar prácticamente nada. Incluso al instaurarse la Mesa a fines del año 2023 y por enésima vez se ha insistido en legislar lo necesario y suficiente para cambiar el Art.25 L.O.P. lo cual permitiría volver a dotar a las casi trescientas Comisarias Seccionales de las funciones prevento-represivas que le fueron negadas, o lo que es peor extirpadas por las ideas retrogradas de algún actual Senador emepepista y de cierto ex -jerarca que para  nuestra sorpresa se muestra como la importante adquisición del más factible candidato frentista.

Cómo puede verse todos prometen mucho, pero los hechos claramente les contradicen y dejan al desnudo que hasta ahora ni unos ni otros se han comprometido a fondo con la gente. Al parecer importa más el partido, los intereses grupales, lobistas y sectoriales que el pueblo, los de a pie, como ustedes, como todos nosotros, cada uno de los que salimos a la calle con cierta dosis de temor de no ser objeto de un delito violento, por algunos de los habituales reincidentes, que no han sido para nada rehabilitados a pesar de una interminable relación de ONGs., comisiones, comunidades y demás organizaciones.

Plata tirada a la plancha, a los módulos, en fin a la calle, porque empecinadamente algún precandidato y varios actores políticos se niegan a aceptar tildando poco menos que de “tortura” el trabajo para los privados de libertad ya penados. Niegan la existencia de un documento de la O.I.T. desde hace muchas décadas y refrendado hace varios años por el Parlamento Nacional.

Cómo haremos para que los establecimientos carcelarios no sean universidad del delito para los malhechores? Qué otra cosa podemos esperar si no ocupamos a los presos con trabajo y estudio obligatorios? Dice un viejo axioma que: “Haciendo lo mismo, no se pueden esperarse  resultados diferentes”y eso es incontrastable.

 Solo hay que reconocer que más del 65 por ciento de quienes recuperan la libertad, vuelven a delinquir a corto plazo.

Para empeorar la situación, nuestro país luego de dar una brillante batalla contra el cigarrillo, a contracorriente de aquella legislación y campañas de bien público, abrió de la noche a la mañana la puerta al imparable aumento del consumo de drogas. Para ello una vez más, ideas traídas de los pelos, extrapoladas por obra y gracias de intereses de capitales u organismos multinacionales y con una ceguera o al menos escasez de miras rayana en la estupidez comenzó a producir y expender Cannabis Sativa, aumentando su “pegada” ante las quejas de los consumidores y para competir con el Crimen Organizado Internacional, que trae cocaína, pasta base, anfetaminas y otras de laboratorio o bien en algunos casos las produce acá mismo.

Ergo, esto parece de locos, en vez de galvanizar nuestras fronteras negando y dificultando el ingreso, la circulación, depósito y el embarque rumbo a los consabidos destinos europeos, una serie de iluminados pretenden involucrar a las FF.AA. en el combate al narcomenudeo, exponiendo al personal militar a que los usen de blanco en las esquinas de las zonas de conflicto territorial entre grupos en disputa.

Esto podría traer aparejado el riesgo de investigaciones de urgencia, sumarios administrativos, cesantías, lesiones graves o gravísimas y bajas de soldados o marinos, que munidos de armas de calibre de guerra y enfrentándose a los delincuentes, se verán forzados a disparar con las consecuentes resultancias de los daños colaterales lógicos e irreparables.

A esta altura es dable preguntar a un par de precandidatos del partido de Gobierno, algún Senador y varios Representantes si luego de lograr  – en malhadada hora que preferiríamos evitar– la promulgación de una ley a esos efectos, no se comportarán como algunos de ellos mismos se siguen comportando con los viejos combatientes que siendo muchachos cumplieron ordenes emanadas de sus Mandos al amparo de la Ley emanada de un Parlamento democrático y que les mando a reprimir a quienes subvertían el orden y hoy reclaman.

Muchos nos preocupamos y preguntamos – algo irónicamente por cierto – si dentro de 15 o 20 años los familiares de los bandidos de las mafias de micro-traficantes no conformaran un colectivo y marcharan por verdad y justicia para los presos y muertos por los efectivos castrences. Esto es más o menos como suele suceder con algunos recién divorciados, que parecen no poder subsistir solos y vuelven a casarse rápidamente cuando aún tienen deudas y retenciones de su anterior relación.

Así pues la Coordinación interinstitucional debe hacerse seriamente y ya no basta con formar alguna “mesarasa” que termina semejándose a lo que plantea Murphy en una de sus leyes, un nuevo monstruito con un solo estómago y una docena de cerebros que elucubran por separado  y no arriban a nada concreto y menos aún serio. Pero eso si, sirven a los intereses del creador para imponer una idea preconcebida tal como los “interruptores” por ejemplo y continuar aumentando la Deuda Externa.

Sin duda No hay que crear un Ministerio de Justicia, sino reformar profundamente el “Código Díaz” que es la razón de la sinrazón del pésimo funcionamiento del sistema procesal y jurídico penal. Se solucionó la inmensa cantidad de procesados sin condena, ahora hay muchos más condenados tantos que casi se duplico el número de las P.P.L.del 2005 a la fecha yal día de hoy ya sobrepasan largamente los quince mil. Lo cual no se soluciona con una suelta indiscriminada tal como en 2005, menos aún y solamente con medidas alternativas que a no dudarlo harán crecer de forma sostenida y tal vez incontrolable no solo la sensación de inseguridad – que puede ser algo subjetiva – sino clara y tangiblemente los índices delictivos de Hurtos, Rapiñas, Copamientos, Homicidios y todos los delitos conexos al consumo y al tráfico de drogas, cuando como es sabido bastante más de la mitad de los reclusos tienen entre 18 y 35 años, sufriendo además de la dependencia del consumo y por tanto entran en un círculo vicioso interminable.

Y no se arregla con Cadena Perpetua Revisable, sino aplicando las penas de Homicidio ya existentes con firmeza y valentía. Así como las restantes dónde deban aplicarse Medidas Eliminativas y la obligatoriedad del trabajo y estudio para todos los que tengan condena, a efectos de la redención de pena.

Por otra parte es preciso que al tiempo de construir al menos un par de Penitenciarias de Máxima Seguridad bajo administración y en terreno militar, para todos los implicados en el Crimen Organizado y el Narcotráfico, así como para los sicarios de esas organizaciones incluso de las familias y mafias involucradas en luchas territoriales o participantes de grandes operaciones delictivas de entrada, acopio, traslado, saca, etcétera de cualquier tipo de drogas. Si no hacemos esto, prepárense para enfrentar la entrada del Fentanilo, detrás de las organizaciones como el P.C.C. o el Tren de Aragua.

Resulta imperativo multiplicar de forma rápida y  notoria las plazas en Chacras, Tambos y demás establecimientos agropecuarios de Mínima Seguridad, dónde debería haber varios cientos en el primer año de un nuevo gobierno y varios miles en los subsiguientes para poder darles tratamiento terapéutico, psicológico y médico; además de hacerles trabajar primero en tandas de voluntarios y paulatinamente, para luego pasar a generalizarlo con todos aquellos que puedan y quieran redimir pena.

Por otra alguno de los Establecimientos Psiquiátricos u Hospitales que eventualmente fueran cerrados o se encuentren en muy malas condiciones podría constituirse en el embrión de uno o más Hospitales Penitenciarios, del cual se carece desde la primera administración colorada 1985-89, luego de la venta de Punta Carretas y que resulta a ojos vista imprescindible en principio para no internar a los PPL en otros centros de salud y por supuesto para el tratamiento y tareas en aras del tratamiento y posterior reinserción de los adictos.

Por cierto nadie es poseedor de la verdad y sabemos que esta se construye entre todos, pero como condición “sine quanom” lejos de personajes estrella y de posturas preconcebidas.

Ahora comenzaran a develarse en tres etapas cual será la voluntad del pueblo. En primera instancia las Internas separarán bagres y tarariras; más tarde las Elecciones Nacionales desbrozaran el camino y dejarán ver cómo estará integrado el Parlamento Nacional. Poco después el casi seguro Balotaje impondrá una fórmula de Gobierno que habrá de manejarse con una nueva Coalición Republicana  y probablemente esta tenga un verdadero organismo coordinador y ya no esté sometida al libre arbitrio caprichoso y algo errático que hemos venido soportando.

Quiera Dios que las urnas y vuestros votos redoblen y multipliquen esa base electoral que dará peso a nuestro accionar y vuestros requerimientos, si así no fuera, después solo quedara ir a llorar otra vea al cuartito!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí