18 DE MAYO, NO OLVIDAR. Por Daniel García

4
729

Un 18 de mayo de 1811 el Prócer de la Patria, derrotaba al Ejército español en la histórica Batalla de las Piedras. Las crónicas de la época no podían dar trascendencia al hecho, ya que los medios de comunicación carecían de la potencia y alcance que tienen hoy.

Seguramente hubiera sido una noticia impactante, y noticia mundial, cuando un minúsculo y pobremente armado Ejército, daba cuenta de otro mucho mejor equipado y preparado. Seiscientos jinetes y cuatrocientos gauchos de a pie, armados con tijeras de esquilar atadas a cañas tacuaras y algunas armas que pudieron conseguir, entre ellos tres cañones pequeños, derrotaron a 1200 españoles comandados por el Capitán Posadas.

Dice Artigas en su parte de batalla:

“después de una rigurosa resistencia se rindieron los contrarios quedando el campo de batalla para nosotros”

Había caído la noche, la contienda había durado unas diez horas de combate cerrado. Fue, de hecho, la primera victoria de la revolución del Río de la Plata y de la rebelde Junta de Mayo y define el valor y el liderazgo del prócer.

La impronta del inexperto e improvisado, pero valiente soldado Oriental, marcaría el comienzo del Ejército Nacional, ya que esta Batalla es tomada como fecha de su nacimiento.

Gauchos prácticamente iletrados, de lo más humilde y excluido de la sociedad, formaron parte de quienes junto a Artigas, marcarían un hito en el historial de las guerras, así como el camino hacia nuestra Independencia.

Los conflictos armados muchas veces sorprenden en sus desenlaces, cuando pensamos que el más grande y mejor equipado, siempre obtendrá una victoria rápida y que su eventual oponente terminará en una derrota sin más opción.

La historia está plagada de casos, Las Piedras, las incursiones inglesas y portuguesas, Vietnam, Afganistán son testigos elocuentes de que no siempre Goliat puede con David. El sentido de pertenencia y el amor a un suelo pueden, muchas veces y a la larga, contra cualquier invasor

Nuestras FFAA se han nutrido a lo largo del tiempo, tantos en sus cuadros superiores, como en su personal subalterno, de las franjas más humildes y sencillas de nuestra sociedad que son tal vez, las más patriotas.

El Soldado Oriental se ha caracterizado por ser fiel, sacrificado y cumplidor, valiente, cuando se lo prueba en combate.

Tal vez, ese legado que viene del fondo de la historia haya impregnado a los genes de las diferentes generaciones, marcando ese estilo aguerrido, mezcla de gaucho, indio, criollo, que algunas veces lo hemos visto manifestado aún en gestas y hazañas deportivas.

El 18 de mayo no ha pasado desapercibido tampoco en tiempos más recientes, cuando la República se vio sometida al embate de grupos guerrilleros que aspiraban obtener el poder por la vía armada.

Años de plomo, con muertos, secuestrados, robos, bombas y todo tipo de enfrentamientos.

El MLN Tupamaros en su loca y desenfrenada carrera de terror, elige la madrugada del 18 de Mayo, instalado hacía años como el tradicional Día del Soldado, para realizar un cobarde atentado a cuatro integrantes del Ejército, custodios del Inspector General Gravina.

Seguramente en sus mentes enfermas, creyeron que este golpe contundente, traería un debilitamiento o un estado de temor y frustración que afectaría la moral de las fuerzas del orden.

La fría mañana del 18 de Mayo de 1972 a las cinco y treinta de la mañana, un comando del MLN, con armas automáticas, emprendió un brutal ataque contra cuatro soldados instalados en un Jeep, quienes oficiaban de custodias en el domicilio del entonces Inspector General del Ejército, degustaban lo más genuino de nuestra tradición, un mate reponedor de energías y la mutua y segura compañía.

La quietud y el silencio de las primeras horas del amanecer encontraron el sobresalto que producen las ráfagas de armas, que, al ser disparadas con tal intensidad, anuncian que algo trágico estaba sucediendo. Más de cien impactos se encontraron en el vehículo y los cuerpos inermes, de sus fusiles ni un disparo salió.

Saúl Correa Díaz, Osiris Núñez Silva, Gaudencio Núñez Santiago, Ramón Jesús Ferreira Escobal, a cincuenta años de su asesinato irredento vaya para ustedes y sus seres queridos nuestro emocionado respeto y afecto.

Cuatro vidas jóvenes, humildes servidores de la República, perecen en el acto, acribillados por la espalda, sin posibilidades de defenderse, cayendo para siempre, en uno de los más viles asesinatos que se recuerden en este país. Los vecinos de la zona, a los pocos minutos, salieron de sus casas y cantaron el Himno Nacional y enarbolaron el pabellón patrio, como inequívoco acto testimonial de rechazo ante la impotencia.

Fríamente ejecutados, por mentes perturbadas, que en su perversa ideología, entendían y creían que contaban con la justificación de llevar a cabo este tipo de acciones.

Los testimonios de la época, dan cuenta que al conocerse la noticia del atentado, los soldados en las diferentes Unidades Militares del país, se volvieron difíciles de contener, ya que la indignación y rabia se había apoderado de miles de camaradas que pretendían vengar, de alguna forma, tan vil acontecimiento. Sentimientos humanos que emergen cuando lo injusto nos indigna, sabiendo que cualquiera podría haber estado en ese terrible lugar.

La cadena de muertes y asesinatos, atentados y demás tropelías responsabilidad de la guerrilla tupamara, venía aconteciendo desde hacía bastante tiempo, no olvidemos los trágicos sucesos del 14 de Abril con su secuencia de muertes. Ya se contaban en cincuenta los asesinatos del MLN, 14 civiles, 28 policías y 8 militares. A la postre serías 76 los asesinatos adjudicados al MLN, sin contar heridos ni otros afectados gravemente de manera directa o indirecta por el resto de sus vidas.

Tal vez este hecho constituya el gran error estratégico del movimiento guerrillero, que subestimó la disposición y lealtad del soldado oriental, ante la orden recibida de combatir al insurgente, significó la inminente derrota del MLN en las armas.

Los más abnegados, postergados, humildes servidores fueron los encargados de doblegar a un grupo de iluminados, muchos de ellos intelectuales con formación universitaria y provenientes de hogares acomodados, que se sintieron portadores de un mensaje salvador, que debían imponer a sangre y fuego.

Detenidos, juzgados y encarcelados, los integrantes de los grupos terroristas, llegaron a cumplir parte de la pena, otros que escaparon, ni siquiera pasaron por la puerta de un juzgado.

La generosa actuación de la política, vuelta a la normalidad del funcionamiento democrático, dictó una amplia amnistía general e irrestricta a los que estaban detenidos y a aquellos que pudieran estar en cualquier lugar.

Restituciones de carreras, indemnizaciones millonarias a quienes habían atentado contra las instituciones, fueron jalonando un terreno de injusticias y desigualdades gigantescas, abonado por un relato mentiroso, que lo más delicado que hizo fue tergiversar la historia, contaminando generaciones enteras de una fábula amañada y perversa. Al día de hoy les hemos pagado 438 millones de dólares a los guerrilleros y sus descendientes, solo por la aplicación de la ley 18033 promulgada en el año 2006 por el primer gobierno del Frente Amplio.

Aquellos servidores, algunos que sacrificaron su vida, han recibido insultos y menosprecios, olvidos y abandono, que no ha tenido atención por parte del Estado, del que formaban parte y el que le ordenó cumplir una dura tarea.

La amnistía dictada por el Parlamento de la época, sometida a plebiscito dos veces en 20 años, con resultado a favor de aplicar la ley, fue violentada por el Frente Amplio y sus mayorías circunstanciales, anulando lo que el soberano había dispuesto.

Ni aquellos llamados “Defensores de las Leyes” HAN LEVANTADO SU VOZ PARA EXIGIR EL CUMPLIMIENTO DE AQUELLA, QUE ES LA MÁS LEGÍTIMA DE TODAS, REFRENDADA DOS VECES POR EL PUEBLO.

El sistema Judicial está en el comentario general desde hace tiempo, la Senadora Bianchi ha expuesto con todas las letras, que algo huele mal.

Hasta el ex Presidente Mujica, ha dejado entrever, que la justicia tiene olor a venganza en algunos de sus fallos, además que otros, nos sorprenden con resoluciones inexplicables, frente a casos que reclaman la mayor dureza en sus penas.

De hecho la República cuenta hoy en día con Presos Políticos, participantes convocados por los gobiernos de la época, a combatir al terrorismo que en forma implacable atacaba las Instituciones.

Vergüenza Nacional, que octogenarios enfermos, padezcan prisión sin tener acusación, por hechos ocurridos hace 50 años, donde se aplican efectos retroactivos de leyes o normas, que han adquirido vigencia años después de que acontecieron los hechos.

No resiste análisis, menos demora, este calvario al que han sido sometidos estos servidores de la República y sus familias, para colmar la sed de venganza de los derrotados en aquellos años.

El 18 de Mayo es para recordar actos heroicos, que vienen del fondo de la historia, junto a hechos más cercanos en el tiempo, que deben ser señalados dentro de lo más puro del ser Nacional, símbolo de lealtad, sacrificio y gratitud al valiente Soldado Oriental de todos los tiempos.

4 COMENTARIOS

  1. Análisis objetivo, claro, contundente. Por un lado indigna la inacción de un Estado Republicano, pero por otro lado se puede entender, a los que fueron en gran medida responsables de haber permitido POR INACCIÓN el desenlace.
    Fueron otros, pero los actuales Partidos Tradicionales, herederos de tal desidia, no se dan por enterados. Están arreglando la economía, muy bien!! pero al alto precio de no hacer cumplir la Constitución!! Lamentablemente no les pasa por la cabeza, que este proceder les puede salir MUY CARO, el tiempo dirá

    • Muchas gracias Sr. Ricardo. Es tal cual, nadie quiere hacer lo que se debe, ni los que votaron la Ley de Caducidad. Lo políticamente correcto los tiene maniatado

  2. Hoy ya es 19 de mayo de 2022, la fecha de la batalla insigne pasó. Se han escuchado ecos y se han visto remeras, una senadora del frente salió a presidir con una prenda que no representa el sentir de la totalidad de ese cuerpo legislativo, en clara violación del reglamento de esa alta cámara. Las reacciones de los curules presentes fueron contundentes y republicanas, llenas de indignación y respeto, bien por ellos. Por otro lado hubo líderes de la coalición que gobierna que opinaron en contra de la liberación de los presos por haber sido juzgados, ¨con todas las garantías¨ y afirmando que hay una ¨deuda con los familiares de los desaparecidos¨. Triste epílogo y muy caro. 438 millones de dólares en 16 años, según Álvaro Alfonso. Falta coraje republicano. La columna de Daniel García es contundente y clara al respecto. Felicitaciones. Me uno a su grito de libertad para nuestros presos sin condena y con pruebas amañadas. A veces hay que gritar desde las riberas del Asencio, como Pedro José Viera, para empezar a recuperar los valores perdidos, entre ellos la verguenza republicana. Bien hecho Sr García.

    • Muchas gracias Raúl, es exacta las consideraciones de lo ocurrido. La izquierda viola y no respeta nada, un matiz anarquico domina sus acciones. Debemos insistir en que se aplique el Estado de Derecho. Gracias y saludos!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí