Afganistán y sus milenarias ciudades del norte.

0
367

Las raíces culturales del norte de Afganistán se hunden profundamente en Asia Central. La cordillera del Hindu Kush, las etnias tadjika, uzbeka y turkmena definen las nacionalidades de los países que, separados por el rio Anu Darya, tienen frontera con Afganistán: Turkmenistán, Uzbekistán y Tadjikistán.

Hay pocos libros afganos por allí. La historia y tradiciones se trasmiten oralmente. Visité la ciudad de Balkh en 2006. Me dijo un anciano: “Durante los últimos tres mil años la región tuvo como Capital esta ciudad de Balkh, una de las más antiguas del planeta”.

 Allí Zoroastro predicó el culto al fuego en el año 1000 a.C. Alejandro Magno acantonó su ejército durante dos años (en 329 a.C). Aún se conserva parte de la puerta de entrada a su cuartel. Los actuales ciudadanos anotan: » Aquí nació Roxana, la afgana que Alejandro Magno eligió como esposa». Quiso establecer lazos de sangre con los afganos, pero ni así pudo hacerlo.

Durante la primera centuria d.C, peregrinos budistas erigieron sus primeros templos.

En 665 d C pasó el viajero chino Hsuan Tsang, quien dijo:  «Balkh tiene los tres edificios más hermosos del mundo», aunque no especificó cuáles eran.

También pasó Marco Polo.

Con la llegada del Islam (siglos VIII y IX d.C), Balkh se hizo la “madre de las ciudades”, tal vez porque los musulmanes consideran que por donde pasó (o pasa) su religión, todo se tranforma en “primero” y “mejor”. Edificaron muchas mezquitas y según dicen los historiadores, generaron una refinada, poética y espiritual cultura.

Gengis Khan puso fin a este periodo de esplendor al incendiar la ciudad en 1220 dC.

 Aun cien años después, el famoso viajero Ibn Battuta, cuya nacionalidad se desconoce, encontró la ciudad “en ruinas”, tal como uno la encuentra en este siglo.

Pude ver los escombros dejados por Gengis Khan y los restos de murallas y fortificaciones.

Visité las del templo de Zoroastro. Hay todavía huesos humanos esparcidos por todos lados.

La ciudad no ha progresado mucho desde entonces, pero Balkh forma parte del inmenso tesoro arqueológico que posee Afganistán.

Le comenté eso a un afgano y me respondió: “Lo que usted dice es cierto, pero los afganos no lo tenemos en cuenta.”

Antiguas de las murallas de la ciudad de Balkh.

En Balkh hice algo contrario a las leyes internacionales, custodias del patrimonio histórico de la humanidad: recogí trozos de la puerta del cuartel de Alejandro Magno y de las paredes del templo de Zoroastro.

Balkh. Fragmento de la puerta del cuartel de Alejandro Magno.
Fragmento de una pared del templo de Zoroastro.

Mazar -e- Shariif   o Mazar, es otra interesante ciudad del norte de Afganistán, la cuarta más grande y poblada del país.  Es reconocida a nivel internacional como una de las atracciones turísticas de Afganistán debido a sus famosos santuarios, así como sus sitios arqueológicos islámicos y helenísticos.

Mazar-e Sarif significa «Noble Sepulcro», como referencia a la Mezquita Azul, ubicada en el centro de la ciudad, donde algunos chiitas y suníes creen que fue enterrado Ali Ibn Abi Tálib, primo y yerno del Profeta Mahoma.

Fue traído en un camello blanco para salvar sus restos de la profanación de sus enemigos. Sin embargo, la mayoría de los musulmanes consideran que Alí está enterrado en la mezquita del Imán Alí, en Náyaf, Irak.

 Alternativamente, el personaje enterrado en el santuario puede haber sido anterior al Islam.

 Identificar el santuario con Alí probablemente podría haber sido un mito para garantizar que la tumba sea protegida y honrada por el establecimiento islámico.

Otra leyenda local afirma que toda la mezquita fue enterrada una vez para protegerla de los ejércitos mongoles, aunque no se han encontrado pruebas que respalden esta afirmación.

En ese sitio también es donde muchos peregrinos celebran anualmente el Nouruz (Año Nuevo persa). En la ceremonia anual de Jahenda Bala, se iza una bandera sagrada en honor a Alí. La gente toca la bandera para tener suerte en el Año Nuevo.

AFGANISTÁN, Maimana, febrero 2006

La Mezquita Azul. Ciudad de Mazar -e- Shariif.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí