¿ALGUIEN VIO EL TÍTULO DE ADRIÁN PEÑA?

1
563

Sr. Presidente, ¿usted vio el título de Adrián Peña?

Dr. Sanguinetti, ¿usted vio el título de Adrián Peña?

Ministro Mieres, ¿usted vio el título de Adrián Peña?

Fernando Pereira, ¿usted vio el título de Adrián Peña?

Adrián Peña, ¿usted vio su título?

Adrián Peña, NO tiene título de Licenciado en Administración de Empresas, y sigue sin tenerlo al día de hoy. Por el momento, es sólo una expresión de deseo del Ministro, o un burdo invento. ¡Él sabrá porque lo hace!

El Ministro de Ambiente, Adrián Peña, le dijo al Presidente y a la prensa, que se recibió en marzo de 2022, tras defender su tesis, pero aún no ha tramitado el título y en el mes de Setiembre del año pasado (2022) rindió un examen.

Vamos por partes Adrián, ¿te recibiste o no?, ¿sos Licenciado o sos Estudiante aún?

¿Alguien vio el Diploma?

“Levantaron tanto la vara ética, que pasan por abajo”. “Duros con los de abajo, tibios con el de arriba”. “Lo que publicó Búsqueda, no es falso, es la verdad”.

Pocas palabras para decir tanto.

En concreto, el Ministro de Ambiente Adrián Peña NO ES Licenciado en Administración de Empresas, y el supuesto título en cuestión es parte de su perfil en la página web del Parlamento correspondiente al período 2015-2020, cuando fue diputado por el PC. Allí es presentado como “Lic. Adrián Peña”, aunque no hay detalles sobre sus estudios.

Además, el ficticio título figura en varios documentos oficiales que Peña firmó como Ministro. Por ejemplo, un acta oficial del Ministerio de Ambiente con el fallo del Premio Nacional de Ambiente “Uruguay, País Natural” 2021 tiene la firma del “Señor Ministro Licenciado Adrián Peña”, como miembro del Comité de Evaluación.

El título en cuestión también aparece en un Convenio para la Cooperación en Materia de Ambiente y Desarrollo Sostenible firmado por Uruguay y Costa Rica, en el que firma “el Señor Adrián Peña, Licenciado en Administración de Empresas”, en representación de Uruguay.

En el año 2018, en una sesión de la Comisión de Innovación, Ciencia y Tecnología de la Cámara Baja, en momentos que se discutía un proyecto de Fomento del Emprendedurismo, el propio Peña expresa: “Soy Licenciado en Administración de Empresas, y en el Uruguay, con alguna excepción, desde la Academia no se forman Emprendedores sino gente para Administrar Empresas”, según consta en la versión taquigráfica.

Para muestra basta un botón. Pero…

En sus descargos el Ministro Adrián Peña manifiesta que obtuvo su título recién en el año 2022. Justifica lo injustificable, y desvía la atención de lo importante del tema.

“Lo importante es que el Título Existe”, expresó el Dr. Julio María Sanguinetti, dos veces Presidente de la República, pretendiendo tapar el sol con la mano.

Dr. Sanguinetti, el título en realidad “NO EXISTE AHORA”. Infórmese bien, por favor, y no haga como Lucía que vio el Título de Sendic.

Y tampoco existía cuando Usted era Senador y Adrián Peña era Diputado. Pero, ¿qué hubiera dicho Usted si el semanario que publicó la noticia lo hacía antes del 2022? ¿A qué altura ubicaba usted la vara de la ética en política?

Pero lo importante es que Adrián Peña, NO TIENE EL TÍTULO DE LICENCIADO EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS. Nunca lo tuvo, y al día de hoy tampoco lo tiene. ¿Por qué? Porque la Universidad Católica del Uruguay oficialmente no expidió ningún título, aunque si analiza si Peña realmente completó los cursos necesarios para obtener el título de la Licenciatura en Dirección de Empresas.

Peña comenzó la carrera en 2002 y en este tramo se produjeron cambios en los planes educativos, que podrían obstruir la obtención del título.

En el seno de la institución educativa “hay dudas de si Peña terminó la carrera o le queda al menos un curso para poder solicitar la expedición de su título”.

El jerarca le había dicho al medio de prensa que se había recibido en marzo de 2022 tras haber completado su tesis. Sin embargo, al día siguiente dijo en rueda de prensa que seis meses después dio un examen (del curso Administración VIII-Gestión de la Calidad y la Innovación) y que nunca tramitó el título.

Pero, no sólo en filas oficialistas se han expresado sobre este tema, más patéticos son los dichos del actual Presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, cuando expresa que “El episodio del Título de Adrián Peña, está dentro de los errores admisibles”.

Fernando, ¿Tú sabes lo que significa Admisible? “Que puede ser admitido, aceptado, pasable, tolerable”. Con tus expresiones, ¿pretendes minimizar los “errores admisibles anteriores” de tus compañeros de ruta política, por aquello de “hoy por ti y mañana por mí”, o “una mano lava la otra y juntas lavan la cara”, y ya sentamos antecedentes que protejan a todos los políticos profesionales, sean del bando que sean.

La misma pregunta para ti Fernando, ¿A qué altura ubicas la vara de la ética en política?

Hablando de ética en política, y vista la trascendencia del tema, es inevitable que el caso sea analizado por la Comisión Asesora de Ética y Conducta Política del Partido Colorado.

Ya dos agrupaciones coloradas pidieron que el tema sea analizado por esa Comisión.

La Agrupación Libertad considera que Peña “habría infringido el deber de honestidad y rectitud propio de una figura de gobierno partidaria”. Agregan que “la gravedad del menoscabo a la imagen partidaria ocasionado por las conductas que se le atribuyen, no pudo haber sido desconocida por el Sr. Ministro con posterioridad al descrédito efectivo de una alta figura de Gobierno Nacional del momento que se arrogaba una licenciatura apócrifa de la Universidad de La Habana”.

El otro sector, Corriente Constructora Liberal señaló en un comunicado “manifestamos nuestro más y profundo malestar ante esta penosa situación que involucra a un Ministro de Estado, perteneciente a nuestra colectividad política” y agrega que “el mencionarse a sí mismo, como licenciado cuando todavía no lo era, o dejar que otros lo presentaran de ese modo sin corregirlos, como a su vez firmar documentos oficiales con ese título, del cual no poseía, constituyen no solo faltas de legitimación, sino una falta absoluta de ética y moral”.

Recordemos que el 24 de Febrero de 2016, cuando el sonado caso de Sendic, el propio Adrián Peña Robaina expresó en twitter: “Dígame Licenciado”… se acuerdan de Chespirito? Homenaje a Roberto Gómez Bolaños por parte de la 711 de Sendic!

¡Vemos la paja en ojo ajeno, pero no vemos la viga en el nuestro!

Pero el problema no es sólo del Ministro Adrián Peña. La mentira está instalada en la política uruguaya, y se cuidan unos a otros, sin distingos de colores. Nadie está libre, y entre bomberos no se pisan la manguera.

“Dígame Licenciado”. “Qué problema que tienen algunos políticos con los títulos. Como ciudadano me imagino que, ahora que lo descubrieron, el Ministro aplicará su vara ética y hará lo que tiene que hacer. Salvo que la haya puesto alta para pasar por abajo». (Tomado de un Tweet).

O quizás ahora, él y otros más, tiran al piso la vara, para pasarla al trote.

Pero el quid de la cuestión está en las siguientes frases:

¿Qué problema tienen algunos políticos con los títulos?

¡¡¡Dígame Licenciado!!!

¿Por qué algunos personajes políticos necesitan de un Título para sentirse importantes, o lo hacen para justificar el inmerecido puesto que ocupan?

¿Estará en decadencia la calidad de la clase política?

¿A qué altura esta la vara de la ética política en general?

Parece que, “Ya no da Gauchos la Patria”.

¡Cuando salgas, no te olvides de cerrar la puerta, Adrián! A tu candidatura.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí