Carolina Anastasiadis

0
558

Por: Semanario Contexto.

CE- Si bien conocemos, y reconocemos que muchos ciudadanos saben quién es Carolina Anastasiadis, cuéntenos y cuénteles, ¿Quién es Carolina Anastasiadis? (Orígenes, familia y formación).

CA-Vengo de una familia que es de mis mayores orgullos, con unos padres muy íntegros y dos hermanos que amo, Niko y Fede. Soy la del medio. Mis viejos estuvieron juntos 45 años, hasta que papá falleció hace 4 años ya. Somos muy griegos en cuanto a temperamento y muy apasionados, muy de buscar en lo que hacemos la expresión de lo que somos. Eso es mi familia. Eso e incondicionalidad amorosa de base.

En cuanto a formación, soy comunicadora, escribí dos libros y me he especializado en crianza en los últimos años, más precisamente me certifiqué como educadora de apego y también de Disciplina Positiva, un enfoque para educar en la familia y en el aula que para mí sienta las bases de lo que necesitamos como sociedad porque trabaja sobre habilidades de vida.Mucho de eso lo promovemos con mi socia desde Mamás Reales, una plataforma que empezó como un blog de catarsis hace 8 años y ahora es un espacio desde el cual brindamos información a padres y educadores, además de talleres sobre este tipo de crianza consciente.

Trabajo como periodista en medios hace 20 años; sobre todo en radio y en prensa escrita. 

Soy mamá de Alfonsina y de Francisca, y una persona feliz.

CE- ¿Cómo y por qué llega a la simpatizar por una determinada fuerza política? ¿Por cuál?

CA-Nunca se habló de política en la mesa familiar de mi casa de origen y creo que por ello desarrollé una mirada de la vida bastante “apolítica”. En mi vida he votado a todos los partidos. Elijo candidatos que entiendo son coherentes con lo que predican; miro eso y las ideas, mucho más allá de partidos. 

CE- ¿Cree que la pandemia dejará una lección en nuestra sociedad? Y si así fuera, ¿qué cree usted que dejará en el colectivo ciudadano?

CA-Creo que trajo enseñanzas que, en mayor o menor medida, ha impactado en todos. De un día a otro nos vimos encerrados, en contacto con lo que somos, sin la posibilidad de ir a afuera a validar eso. En muchos casos, lo que hacemos dejó de valer o cambió su valor (la labor científica y médica por ejemplo, cobró otro valor) y todos nos replanteamos el sentido del trabajo, de las actividades a las que les dedicamos mucho tiempo (mucha vida), el sentido del consumo, la calidad de las relaciones. En muchos casos, el sentido de la vida se puso sobre la mesa y muchos empezamos a revisar ese tablero para rearmarlo. En definitiva, creo que la pandemia trajo reflexión y soy muy partidaria de ello, de hacernos preguntas que mueven a la acción.

Fotografía: Leo Mainé

CE- ¿Cuál es el desafío más importante que le ha tocado transitar en la vida, y qué le dejó de experiencia?

CA-He tenido muchos, por suerte. De los más recientes, la pérdida de mi padre y mi divorcio. Se dieron en un período de tiempo corto y salpicaron todas las áreas de mi vida. Aprendí que el dolor pasa y que se puede aprender mucho de ese dolor, incluso de la muerte. Con la partida de mi viejo empecé a preguntar más sobre el sentido de la vida, perdí el miedo a muchas cosas, intenté acercarme a una versión mía más genuina. Es largo de contar ese impacto. Pero fue un gran sacudón que caló hondo, dolió de manera profunda y que, aunque suene raro, agradezco. No soy la misma luego de eso.

Pero sobre todo vengo aprendiendo que todo pasa. Y que mientras haya vida, así será. Hay dolor, hay alegría, hay placer, hay displacer. Nada es el fin de nada mientras haya salud. Todos son desafíos para aprender y aprehender. Lo más difícil de todo es, creo, aprender a surfar las olas de una manera inteligente, tomando lo que traen como aprendizaje sin perder la alegría cuando no podemos ver más allá de ese océano que parece infinito.

CE- ¿Cuáles entiende usted que son sus fortalezas? (Personales/Profesionales)

CA- Tal vez sea una pregunta que otros responderían mejor que yo. Pero si tuviera que definir mis fortalezas, diría que soy una persona equilibrada. Trabajo mucho por ello: corro, medito, descanso, como bien y me rodeo de personas que me hacen bien. Soy resiliente. He salido de momentos muy difíciles con cierta entereza. No ilesa.

A nivel profesional creo que la fortaleza es lo perseverante, trabajadora e inquieta que soy. Me gusta lo que hago y no me da pereza hacer. Al revés. Siento que crezco con mi laburo. Me llevo bien con la gente en general y me gusta aprender todos los días.

CE- ¿Cuáles entiende usted que son sus debilidades?

CA- Mi ansiedad. La vengo trabajando pero cuando se me dispara un poquito ya muestro una versión que me debilita. Por otra parte, otra debilidad es que valoro muy poco el dinero. ¡Y claramente esta vida tiene una dimensión material para la cual el dinero es necesario!

CE – ¿Ha tenido la sensación del fracaso alguna vez? De ser así, ¿cómo ha moldeado ello su vida?

CA- Sí, muchísimas. Pero cada vez veo menos cosas como “fracaso” o “éxito”. Entiendo que todo lo que vemos como negativo son escalones para llevarnos a otro lado. Hay que aprender a no amargarse. 

CE- ¿Cuáles son los ejes que considera principales para mejorar la calidad de vida de los uruguayos?

CA- Los mismos que considero importantes para mejorar la calidad de vida individual. Creo que habría que promover el bienestar individual a través de políticas que traccionen a favor de una alimentación saludable, de la actividad física y del descanso. Ahí están los tres pilares de la salud física y emocional, individual y social.De todos modos, más allá de políticas, creo que la clave está en la consciencia individual. Y en la acción a partir de esa consciencia. Nadie te brinda” salud, nadie “te brinda descanso”, nadie puede hacer deporte por ti. El cambio social empieza en nuestro metro cuadrado de vida. Despertando.

CE- ¿Es usted lector? ¿Qué tipo de lectura recomienda y por qué?

CA- Leo mucho. Amo leer. Recomiendo leer de todo. Personalmente tengo momentos. A veces prefiero novelas o textos con vuelo literario y creativo, pero en general, por trabajo, leo muchas cosas sobre educación, crianza y neurociencias.

CE- ¿Qué es el Éxito para usted?

CA-Sentirse en paz.

CE- ¿Cuáles son las fortalezas de Uruguay en el contexto mundial?

CA- Es un país con un enorme potencial creativo y sabemos hacer cosas “lowcost”.

CE- ¿Cuáles son las debilidades de Uruguay, que dificultan una mayor prosperidad como Nación?

CA- Somos pocos y el mercado chico complica para cualquier negocio. Pero hoy el mercado es el mundo. Otra debilidad es nuestro perfil (ultra) bajo. Me enorgullece la mayoría de las veces, pero también entiendo que deberíamos mostrarnos y hacernos valer más. Con la mitad de lo que nosotros somos, otros países se hacen ricos.

CE- ¿Cree que hay una decadencia de valores en la sociedad?

CA-No diría “decadencia”. Creo que vivimos un tiempo con determinados desafíos a nivel de valores, distintos a los desafíos de tiempos anteriores. La vida se ha complejizado, se sumaron variables. Pero la cuestión de base sigue siendo la misma de siempre: encontrarnos como humanos. Esas variables que entraron en juego a veces entorpecen el camino, o nos distraen, pero también profundizan la búsqueda. 

CE- ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

CA- No creo. Cada tiempo tiene sus bemoles. Además, ¿mejor según quién?

CE- ¿Qué mensaje desea dejar a la ciudadanía como referente en su especialidad?
CA- No me creo referente, pero les diría lo mismo que les digo a mis hijas cada mañana: ¡es hora de despertar!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí