Chile: elecciones cabeza a cabeza

0
177

La diferencia de votos en la primera vuelta del 21 de noviembre fue mínima, tan solo dos puntos porcentuales: el ultraderechista José Antonio Kast se impuso con el 28 % de los sufragios mientras que el izquierdista Gabriel Boric logró el 26 %. En la recta final para la segunda vuelta del próximo domingo, ambos candidatos, cada uno en un extremo político, buscan aproximarse más al centro para obtener los votos de aquellos que todavía no han tomado una decisión.ANUNCIOS

Los analistas políticos nacionales y extranjeros no se atreven a predecir lo que ocurrirá, después de que ninguno de los aspirantes alcanzó el porcentaje de los votos necesarios en primera vuelta para vencer y tras los varios debates, en donde el foco de argumentos está en deslegitimar a su contrincante y no en procurar explicar las propuestas más arriesgadas y ambiciosas.

El panorama se complica aún más si se tiene en cuenta que en la primera vuelta la participación fue tan solo del 47 % y de acuerdo con un sondeo privado de la encuestadora Cadem, realizado en la primera semana de diciembre, una cuarta parte de los chilenos habilitados siguen indecisos o no piensan votar en la segunda vuelta. 

Polarización en Chile, ¿Kast o Boric?

José Antonio Kast, de 55 años, es el candidato del Frente Social Cristiano. Como abogado, ejerció la política en el partido Unión Demócrata Independiente y posteriormente fundó el partido Republicano.PUBLICIDAD

Kast es hijo de ciudadanos alemanes que emigraron a Chile en 1950 y defensor del legado del expresidente y dictador Augusto Pinochet (1973 – 1990). De hecho, al anunciar su postulación, bajo la premisa de establecer “orden y progreso», dijo que si el líder del régimen militar chileno estuviera vivo, votaría por él. “Es evidente, Pinochet votaría por mí” aseguró.

Sin embargo, con el pasar de los días ha suavizado su discurso para no ser relacionado con las violaciones de derechos humanos de Pinochet. No obstante, Kast sigue de cerca las ideas de Donald Trump y Jair Bolsonaro, pero su postura en público tiende a ser menos polémica y eufórica.

Sus propuestas se encaminan en la seguridad, la economía y la migración.

Busca bajar los impuestos y reducir el gasto público por medio de menos participación del Estado a nivel económico e impulsando el sector comercial para la generación de empleo. 

Quiere mantener el actual sistema de ahorro individual en el agonizante sistema de pensiones chileno y propuso postergar la edad de jubilación para evitar un colapso del sistema pensional.

Con estas ideas ha criticado públicamente a su contraparte en repetidas ocasiones.

«Boric y el partido Comunista quieren indultar a los vándalos que destruyen. Se reúnen con terroristas y asesinos. Ellos quieren inestabilidad, cerrar fronteras al comercio, avanzar por la senda del odio. No queremos la ruta que nos lleva a ser Venezuela y Cuba» ha expresado Kast.

Expertos han manifestado su preocupación por el apoyo constante de Kast a la  Constitución de 1980, cuando el país atraviesa una transición constitucional producto de las manifestaciones de 2019 que sacudieron el país.

Por su parte, Gabriel Boric, con apenas la edad mínima para ocupar el cargo, 35 años de edad, se encuentra en la otra costa política representando a la izquierda con la coalición Apruebo Dignidad.

Su primer acercamiento a la política fue en un grupo de líderes estudiantiles que encabezaban las protestas que pedían educación gratuita, libre y de calidad que sacudieron el país en 2011.

Históricamente en Chile han reinado dos tendencias políticas: la derecha y la centro izquierda. El diputado, que ha sido criticado por su inexperiencia y por la falta de un equipo capacitado que lo acompañe en los desafíos nacionales, se presenta como la nueva alternativa de izquierda.

«Tengo absolutamente claro que la estabilidad hoy día implica cambios, cambios con gradualidad, avanzar escalón a escalón para no desbarrancarse. Pero lo que no podemos hacer es seguir igual» expresó Boric.

Puntos de choque entre las propuestas

Sin duda el punto más álgido en las discusiones ha sido el matrimonio igualitario, recientemente aprobado y promulgado por el presidente Sebastián Piñera, pues en uno de los debates entre los candidatos salieron a relucir los comentarios despectivos de Kast hacia la lucha de los derechos LGTBIQ+ en donde los ha calificado como una “dictadura gay”.

Desde entonces, algunas ideas -que al principio se presentaban como radicales- han sido retiradas progresivamente. Por ejemplo, Kast dio marcha atrás a su idea de terminar con el ministerio de la Mujer, se retractó de revertir la ley de aborto terapéutico y suavizó su propuesta que buscaba rebajar impuestos a las grandes empresas chilenas.

En el otro lado de la mesa, el punto que se ha considerado como lado débil de Boric, ha sido su falta de propuestas para la lucha contra la inseguridad y las reformas económicas.

Boric propone fortalecer el Estado, aumentar el gasto fiscal e incrementar la carga tributaria en más o menos ocho puntos del (PIB) en un horizonte de seis a ocho años, y ha hablado muy poco de su accionar en contra del crimen y el narcotráfico si llegara a ser presidente.

Unas elecciones presidenciales decisivas

Desde el regreso de la democracia en el país andino la derecha no había logrado unos resultados en el Senado como lo hizo en estas elecciones. 

En la Cámara de Diputados, en cambio, la representación ha sido variada pero con una participación femenina mayor, pasando de 36 a 55 mujeres.

También es la primera vez que un representante de las Naciones Unidas apoya a uno de los candidatos aspirantes a llegar a La Moneda. 

Ese fue el caso de Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y expresidenta de Chile en dos oportunidades ( 2006 – 2010 y 2014 – 2018) quien dio a conocer su postura política públicamente esta semana.

 «Elegir un presidente que asegure que nuestro país pueda realmente continuar en una senda de progreso para todos, una senda de mayor libertad, igualdad, derechos humanos que se respeten, un medio ambiente sostenible y la oportunidad de una nueva Constitución», dijo Bachelet.

Este domingo, más de 15 millones de chilenos están convocados a votar voluntariamente para escoger al sucesor del conservador Sebastián Piñera.

Con EFE, Reuters, AP y medios locales

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí