CINCUENTENARIO DEL CREPÚSCULO PARLAMENTARIO. Por Hilario Castro Trezza

1
1072

El 25 de abril de 1973 el Poder Ejecutivo remite a la Cámara de Senadores una solicitud, proveniente de la justicia penal militar, de desafuero del Senador Enrique Erro (Frente Amplio), conforme al art 114 de la Constitución, a quien se le investigaban sus vínculos con el MLN (Tupamaros), que de ser probados incurriría en el delito de atentado a la Constitución.

El Senado derivó la solicitud a su Comisión de Constitución y Legislación que estaba integrada por los colorados Grauert, Paz Aguirre y Singer, los nacionalistas Beltrán, Echegoyen, Ortiz y el frenteamplista Michelini. La instrucción para verificar sí había lugar a la formación de causa fue una labor de extrema complejidad.

Finalmente, la Comisión por cuatro votos en siete, recomendó el desafuero, votaron en contra los Senadores Beltrán, Ortiz y Michelini. El 14 de mayo el plenario de la Cámara comenzó a considerar el desafuero, siendo conscientes los legisladores que no se obtendrían los dos tercios que exige la Constitución, se pasa a cuarto intermedio y el 17 de mayo llega a la mesa del Cuerpo la información de que en la Cámara de Representantes el Diputado reeleccionista Fleitas había presentado una solicitud de juicio político al Senador Erro conforme al art 93 de la Constitución.

Dado que en el juicio político la Cámara de Representantes actúa como Fiscal en la acusación por mayoría simple y la Cámara de Senadores debe resolver como Juez por dos tercios del total de sus componentes, el Senado no podía incurrir en prejuzgamiento y declina competencia en el asunto ante la de Representantes. 

El 22 de mayo la Cámara de Representantes le dio entrada al pedido de juicio político y lo derivó a su Comisión de Constitución y Legislación integrada por los nacionalistas Beltrán y Moreira Parsons, los colorados Marchesano y Cano y el frenteamplista Batalla. La Comisión se pronuncia el 7 de junio por 3 votos contra 2 por no hacer lugar a la acusación con los votos de Beltrán, Moreira y Batalla.

El Plenario sesiona el 15 de junio votándose por separado las dos mociones configurándose un empate 48 a 48, conforme al reglamento debía procederse a una segunda votación y de subsistir el empate a una tercera votación y sí se mantenía el resultado era negativo, se solita un cuarto intermedio para el 21 de junio donde se vota por segunda y tercera vez manteniéndose el empate 48 a 48, la bancada reeleccionista pide dos veces reconsideración nominal y en la segunda da el resultado final 49 por la negativa y 48 por la positiva. Por la negativa a la acusación votan 20 de Por la Patria, 7 del Movimiento de Rocha, 2 de la Unión Nacional Blanca, los herreristas Lacalle Herrera y Rodríguez Ibarburu y los 18 del Frente Amplio, por la afirmativa a la acusación votan 40 colorados y 8 herreristas, se ausentan el herrerista Andrade y el batllista Torrado. Se pasa al segundo punto del orden del día y la Cámara queda sin quórum.

No volvería a sesionar hasta el 15 de febrero de 1985. 

El Senado se reunió el 26 de junio a la hora cinco y cuarenta y ocho y por 17 votos en 18 aprueba una iniciativa de crear una Comisión Investigadora, con el cometido de investigar denuncias de torturas a funcionarios municipales de Paysandú, investigados por irregularidades administrativas, por parte de efectivos del Batallón de Infantería Nº:8 de Paysandú.

Al pasar a tratar el segundo punto del orden del día, que era una denuncia del Senador Pereyra sobre irregularidades en ANCAP, el Senado queda sin quórum a la hora 20 y 29. A esa altura ya se sabía que estaba pronto el decreto de disolución del Parlamento, a las 12,55 horas del 27 de junio se logra quórum para sesionar y condenar el golpe de Estado, formalmente el Senador Pereyra inicia la sesión y concede interrupciones para condenar la violación de la Constitución, hablan Ferreira, Hierro y Pereyra, el primero y el tercero se retiran de Sala, el Senado queda con 14 integrantes y por tanto sin número pero el Presidente Paz Aguirre continúa la sesión, con el uso de la palabra de Zabalza, Vasconcellos, Rodríguez Camusso, Ortiz, Santoro, Enrique Rodríguez, Vaz, Pla Rodríguez, Jaso Anchorena, Mederos, Costanzo, Grauert y Paz Aguirre. Siendo la hora 1,55 culmina la sesión.

El Senado no volvería a reunirse hasta el 15 de febrero de 1985.

A las 5 y 20 de la mañana se emite por radio el comunicado dando cuenta de la disolución de las Cámaras y su sustitución por un Consejo de Estado. El Palacio Legislativo es rodeado por blindados del Regimiento de Caballería Nº:4 y efectivos del batallón de Infantería Nº:1, a la hora 7.05 ingresan al Palacio por el Salón de los Pasos Perdidos los Generales Cristi y Álvarez, los Coroneles Ballestrino, Queirolo, Arregui, Camps, Sequeira y el Teniente Coronel Barrabino, todos ellos con uniforme de fajina y pistola reglamentaria en la canana del cinto, una herradura de soldados y policías de civil con metralletas los escoltan.

Los Secretarios del Senado Farachio, de Diputados Collazo Moratorio y los funcionarios de la Comisión Administrativa Venturini y Cebreiro Antón, reciben de manos del Cnel Queirolo una orden de allanamiento expedida por un Juez Militar, convienen en que el Palacio se entregue bajo acta de constatación, el procedimiento culmina a las 18 hs cuando las puertas exteriores del Palacio son cerradas y lacradas.

AQUEL DÍA FUE TAN SÓLO EL FIN DEL PRINCIPIO.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí