EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA (1)

1
536

Diario EL DÍA – 6 DE Setiembre de 1963

Fueron Apresados en Paysandú, donde se Incautaron 21 Carabinas y 3.000 Proyectiles, Tres Extremistas que Robaron al Club Tiro Suizo.

Paysandú, 5 (Especial para EL DÍA, por Luis M. Pirieveis). Tras una jornada de intensa labor, con idas y venidas que se prolongaron hasta entrada la noche, la policía sanducera está a punto de culminar un trabajo del que pueden surgir consecuencias imprevisibles, de una importancia que es difícil avalar todavía, aún cuando desde ya, podemos adelantar que tendrá gran resonancia en el ámbito nacional.

La intensa actividad desplegada hoy, comenzó apenas amaneció, sobre una pista que ya venía siendo explotada hábilmente en torno a los posibles autores del robo de armas largas, registrado semanas atrás en Nueva Helvecia. Había indicios ciertos que indujeron a la policía a realizar su esfuerzo final, concretado con el éxito esperado. Por la mañana se llevaron a cabo algunas detenciones y por la tarde allanamientos. Dos o tres de las personas apresadas han admitido ya su culpabilidad en el hecho, mientras que otras están siendo afanosamente buscadas, aguardándose por momentos su captura, mientras que en averiguaciones habría muchos más detenidos.

Esas dos o tres personas, cuyos nombres todavía no estamos en condiciones de adelantar por razones obvias -lo delicado del asunto- hicieron una confesión que se estima no ha sido totalmente amplia. Empero, se pudo establecer el lugar en que se encontraban las armas.

Conocido este detalle, la policía se dirigió a las inmediaciones de la balsa que cruza el arroyo Negro, frente a la estancia “Santa Elisa”, un poco más al oeste de este punto, muy cerca de la desembocadura del arroyo en el río Uruguay, se encontraron las armas escondidas bajo tierra, envueltas en nylon para evitar la acción de las aguas. El sitio era poco menos que inaccesible, pues se encuentra en medio de un espeso monte. Nadie pudo imaginar antes que estaban allí, se nos dijo.

Pero el hallazgo, si bien resultó fructífero, no permitió recuperar la totalidad del armamento, que consistía en 31 carabinas. Había solamente 21 y nada menos que 3.000 proyectiles calibre 7 mm. correspondientes a dichas armas. Ninguna de las 21 carabinas tenía cerrojo, en cambio las 10 restantes sí lo tienen, es decir, las que faltan incautar.

Las armas pertenecían -de acuerdo a lo que informáramos oportunamente- al Tiro Suizo de Nueva Helvecia. Esta institución, como todas las otras de su género, por disposiciones legales, luego del uso deportivo de las carabinas, deben entregar los cerrojos a la policía y retirarlos cada vez que los necesitan para prácticas de tiro.

Por esas comisiones explicables, que derivan de la rutina, 10 de las carabinas habían quedado con sus respectivos cerrojos. Se explica así porque algunas tenían este accesorio y otras no.

Volviendo a las características del robo, pese a que la información que pudimos obtener es escueta, cabe agregar que las armas fueron transportadas a Paysandú en un automóvil y que, presumiblemente, los autores del robo responden a una organización subversiva de filiación totalitaria.

Uno de los detenidos es dirigente de primera línea de un grupo extremista que murió al nacer -al decir de algunos- y los demás implicados también son figuras conocidas de esa tendencia, según tenemos entendido.

De este último párrafo se deduce la importancia que atribuimos a la pesquisa policial, incentivada más que por el robo mismo, por los oscuros propósitos de que podría estar rodeado, pues se presume que éste pudo haber sido un primer paso que se intentó dar para promover una sublevación contra nuestras instituciones.

Todas estas conjeturas que ofrecemos son el producto de una serie de circunstancias que nos permiten hacer el razonamiento expuesto. En las últimas horas de hoy, por ejemplo, hemos visto fuertemente custodiadas las sedes de los partidos extremistas, cuyos dirigentes andan convulsionados.

Se han hecho declaraciones radiales censurando a la policía.

En el ambiente todavía la noticia no ha trascendido por cuanto se ha observado por parte de las autoridades gran reserva en todo lo relacionado al caso, pero en cuanto trascienda causará estupor a muchos que nunca pensaron en los peligros que acechan a nuestra democracia, a pesar de haber tantos que día a día tratan de hacer comprender la necesidad de defenderla, para preservar la libertad de que hoy disfrutamos todos, incluso los que atentan contra ella.

Para terminar, apremiados por el tiempo, tenemos que señalar la actuación de Jefe de Policía, Sr. Carlos Meyer, del Srio. de órdenes Sr. José González y del encargado de la sección investigaciones, Sr. José Batlle Vivas, quien con la colaboración del personal subalterno cumplieron en la jornada una denodada labor, asistidos por una comisión policial llagada especialmente desde Colonia, que trajo los antecedentes del robo aportando su colaboración también muy estimada.

(Copia fiel del original)

Fuente: pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”.

Nota de la Próxima Semana: “EXTREMISTAS CONFESARON”

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí