El Plebiscito Constitucional de 1951

0
47

El 16 de diciembre de 1951, hace exactamente setenta años, la ciudadanía uruguaya ratificaba en plebiscito la ley constitucional, sancionada el 26 de octubre de 1951 por ambas Cámaras del Poder Legislativo, que reformaba la Constitución de 1942. La principal innovación era la instauración del Colegiado integral para el Poder Ejecutivo (Consejo Nacional de Gobierno) y para la rama ejecutiva de los gobiernos departamentales (Concejos Departamentales). Por el SI votaron 232.076 ciudadanos y por el NO 197.684, como se advierte la diferencia fue muy estrecha  34.392 sufragios, con la peculiaridad que en Montevideo ganó el No y hubo una gran abstención, sólo votó el 37% de los habilitados. Pero lo interesante es trasmitir a los lectores la génesis de este proceso reformista. Relata Eduardo Víctor Haedo en su libro: “Herrera- caudillo oriental”: que en el año 1950 se tramitaba un duelo entre el Dr Salvador Ferrer Serra y el Sr Luis Batlle Berres, el Tribunal de Honor lo integraban el Dr Abelardo Véscovi, quien lo presidia, Andrés Martínez Trueba y Eduardo Víctor Haedo, el Tribunal por unanimidad declaró que no había lugar a duelo. Mientras se redactaba el acta Véscovi, al momento Ministro de un Tribunal de Apelaciones del Poder Judicial, con toda la autoridad moral que poseía exhortó a Martínez Trueba y a Haedo, como representantes políticos, a que cesaran los agravios, dado que ello le estaba creando un daño a la República. Ante ello Martínez Trueba expresó: “Hay una sola fórmula el colegiado integral” a lo que Véscovi respondió: No, no, no, eso es precipitarse a la demencia”. Ante el silencio de Haedo, Martínez Trueba le dice a Haedo: “Y si concretamos un proyecto de Colegiado integral, ¿Usted aceptaría conversar?”, a lo que Haedo responde: “Yo sí, en política nunca he creído en los que monologan”. Véscovi replicó: “Cuiden que el duelo no sea para la República”.Haedo le comenta el hecho a Herrera, quien le dice: “¡El Colegiado¡ entrar en él y limar las uñas del régimen dueño de todos los resortes del poder, debilitar al adversario y tentar sin miedo y con decisión la victoria que merecemos”. Las elecciones de noviembre de 1950 llevaron a la Presidencia a Andrés Martínez Trueba impulsado por el Presidente Luis Batlle Berres, quien triunfa ante el otro candidato batllista César Mayo Gutiérrez patrocinado por los hermanos Batlle Pacheco. El enfrentamiento entre los dos sectores batllistas identificados por la listas 15 y 14 y entre los diarios Acción y El Día, había sido muy duro. Por ello la iniciativa principista de Martínez Trueba  es apoyada por César Batlle Pacheco, como forma de evitar una segunda Presidencia de Luis Batlle Berres. A su vez el Presidente Martínez Trueba, se reúne con Luis Alberto de Herrera y éste, por las razones expuestas a Haedo a que hemos hecho referencia, apoya la iniciativa presidencial. Todo esto descolocó y molestó a Batlle Berres, pero no tuvo fuerzas para oponerse a la idea política cardinal de Batlle y Ordóñez, tan sólo atinó a que se convocara a una Asamblea Nacional Constituyente, para instrumentar la reforma. La Convención Nacional del Partido Colorado Batllismo aprobó la reforma colegialista, pero por el procedimiento de la ley constitucional. En el trámite parlamentario se logró en ambas Cámaras los dos tercios de votos que exigía la Constitución vigente, con lo cual quedaba expedita la convocatoria a plebiscito. Jorge Batlle fue  contrario a la reforma, pero no logró convencer a su padre. Las nuevas generaciones quincistas  le plantearían a  Luis Batlle el tema y esté les respondió: “Cuando yo no esté ustedes hagan lo que quieran”. Luis Batlle moriría el 15 de julio de 1964 y el 29 de noviembre de 1965 se llevarían a cabo las elecciones internas de la Lista 15, donde triunfa Jorge Batlle enarbolando la bandera de la reforma constitucional presidencialista. A su vez los ex catorcistas Oscar Gestido y Jorge Pacheco Areco se pronuncian por la reforma constitucional presidencialista, lo cual trae aparejado que Pacheco Areco sea cesado como Director de El Día el 4 de noviembre de 1964.También se pronuncia a favor de la reforma la Lista 99 de Zelmar Michelini. El Herrero- Ruralismo en las elecciones de 1958 y 1962 había presentado proyectos de reforma constitucional presidencialista, que no contaron con el respaldo ciudadano. Para 1966 tanto el Partido Nacional como la mayoría del Partido Colorado presentaron proyectos de reforma constitucional presidencialista y ello propició la aprobación de un proyecto interpartidaria en el seno de la Asamblea General, que se plebiscitó por abrumadora mayoría el 27 de noviembre de 1966. Los quince años de régimen colegiado: 1/03/1952-1/03/1967, donde se sucedieron dos gobiernos colorados y dos gobiernos nacionalistas, fueron una experiencia frustrante para el país. Siendo un admirador, no en todo, pero sí en gran parte, de la obra gubernativa de Batlle y Ordóñez, admito que fue un profundo error político querer implantar en el país una institución, conocida por él en Suiza, a puro voluntarismo, en una exhibición ingenua de racionalismo constructivista. Menos mal que la poliarquía nacional supo reparar a tiempo el error.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí