“El problema esta en nosotros”

0
414

Por: Raúl Blanco.

A vos Trabajador/a te digo.

A vos Empresario/a te digo.

A vos Estudiante te digo.

A vos Profesional te digo.

A vos Comerciante te digo.

A vos Changador/a te digo.

A vos Policía te digo.

A vos Militar te digo.

A todos les digo.

“El problema está en nosotros”, no busques en otro lado o en otros, lo que no haces o no has hecho tú. Es propio de los uruguayos buscar lo que está mal en los otros para escudar las propias falencias.

También pensamos que si los otros lo hacen, o lo hicieron siempre, yo también lo puedo hacer, aunque no sea lo correcto.

Si a éstos o aquellos les dan, yo quiero también que me den a mí. Pero, ¿es justo lo que reclamo?, ¿realmente me lo gané?, ¿o soy uno más de los que quieren vivir del Estado?

Te has preguntado, ¿qué hago para ganarme o lograr lo mejor para mí?, ¿o dejo que unos pocos decidan por mí?

Es un clásico de los uruguayos quejarnos, somos eternos “uruguayorones”, pero que otros decidan por mí.

“Vamos a llenar la Plaza Independencia, frente a la Casa de Gobierno, para hacernos sentir”, es la invitación. “Tenemos que ser miles para que nos tomen en serio”, y otras arengas. Y qué frio se siente cuando se agolpa la muchedumbre de 20 o 30 personas con cara de “valemos como mil”.

“Que otro vaya a protestar, yo tengo que regar las plantas, pasear al perro, mirar el partido de fútbol, no me puedo perder la telenovela turca o una película que me recomendaron”. ¡¡¡Esa es nuestra rebeldía!!!

Llegan las elecciones y no nos conforma completamente ningún candidato. ¿Qué hacemos? La clásica de muchos, “voto al menos malo”. Pero si son todos malos, muy pocos lo demuestran en las urnas con su voto anulado, o por lo menos con el voto en blanco, que no deja de ser una votación indirecta, pero es un mensaje.

Y bueno, que nos gobierne el menos malo.

Y ese menos malo, cree que es el mejor. Que lo es para muchos, sin lugar a dudas, pero llegó gracias al voto de muchos “uruguayorones”.

Y si ese menos malo nos defrauda, igual lo seguimos votando, porque dentro de lo que hay valor, sigue siendo el menos malo. Y a llorar al cuartito.

El día que gane el voto anulado, tal vez los menos malos, comiencen a mirar de otra manera al pueblo, y se transformen en los mejores, para bien de todos y del País.

Pero no debemos olvidarnos que ellos saben bien que la rebeldía de los uruguayos es de la boca para afuera, de entrecasa o en la rueda de amigos, y nada más.

Mientras no cambiemos el chip, “el problema seguirá estando en nosotros”.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí