*ENTRE EL DOLAR Y LA LLUVIA, ¿QUIEN ABRE EL PARAGUAS?* Por Blancos Coronilla

0
218

La política monetaria, el clima y los mercados internacionales, es el escenario donde el campo y su producción intenta sobrevivir a tiempos difíciles pero no imposibles.

China, como objetivo de nuestras exportaciones, ha perdido volumen en su demanda interna, por su política sanitaria frente al COVID, esperando hoy una recuperación de su mercado.

Mundialmente, se enfrenta a una baja de precios de los productos de exportación uruguayos, siendo el sector lechero el que se ha mantenido estable, pero con un ataque sindical que la ha perjudicado en su resultado económico, afectando al tambo pequeño y mediano.

En lo que hace al volumen de las exportaciones , este se compensa en parte, por la demanda de Brasil, la cual puede quedar expuesta a futuras políticas proteccionistas de Lula,

Otro factor amortiguador de la perdida de volumen y rentabilidad, es la exportación de pasta de celulosa, con lo cual se presentan más estables en los números macro.

El clima, es clave y la llave que puede abrir o cerrar la puerta al futuro, que la producción agroindustrial reclama y espera, la falta de lluvias, el frío que no llega, el niño que nos afecta, la posibilidad que el clima pase a ser de inundaciones y de temperaturas bajo cero, saca certezas al productor, que hoy está muy expuesto por endeudamiento y sin reservas para enfrentar la próxima primavera.

Aquí vemos la motivación del gobierno, que procurando una apertura de la relación comercial con China, enfrenta a un Mercosur que procura cerrarse en si mismo y antepone su ideología política, frente a un mercado común real y operativo, con una Argentina en pleno caos económico y un Brasil que apunta al proteccionismo frente a los productos uruguayos.

El gobierno ha mantenido la estabilidad económica, evitando la caída descontrolada que vive hoy nuestro vecino argentino, con una política monetaria que controla la inflación con la herramienta del atraso cambiario, procurando reducir el déficit fiscal que dejó como herencia, y no la única ni la peor, del gasto descontrolada de 15 años de gobierno del FA, el mismo que prefirió el ANTEL ARENA a la represa de CASUPA, la cual hubiera salvado al sur del país de las consecuencias de la falta de lluvias.

El costo del control de la inflación ha sido enorme, ha impactado tanto en el agro, la industria y el comercio, con perdida de mercados, de fuentes de empleo, de inversión.

Hoy son estos sectores los que deben y así lo hacen, reclamar un cambio importante de la política económica, con una recuperación del valor real del dólar, terminando el atraso cambiario, disminuir el gasto del estado, con una mayor austeridad, disminuir el monto total y no utilizar el endeudamiento como recurso y no generar un mayor circulante emitiendo moneda.

Estás medidas, en su desarrollo paulatino en el tiempo, tendrán un efecto positivo en los actores de la economía, no exentos de un costo social, que deberá ser asumido y atendido, en la medida que estos van surgiendo, en forma eficaz por políticas sociales acertadas que amortiguan esos efectos.

Veremos y oiremos estos reclamos en el futuro y serán, como en todo período preelectoral, materia de especulación, de acusaciones, de asignación de culpas y de una oposición irresponsable que no dudará de impedir los cambios que son necesarios, con discursos faltos de contenido, cargados de mentiras y falsas promesas de los actores políticos que, asociados a los sindicatos, serán promotores de la inestabilidad económica con constantes paros que paralizan el desarrollo al futuro, fanatizando a la población en procura de apoyos que les permita regresar al poder.

Ya tienen Argenzuela, no les regalemos Uruzuela.

Blancos CORONILLA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí