EXTREMISTAS ROBARON ARMAS DE LA AVIACIÓN

0
428

EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA (15)

Fecha: 18 de Febrero de 1966 – Diario “El Diario” – en Portada

Fecha: 18 de Febrero de 1966 – Diario “El Diario” – Pág. 16

TUPAMAROS EN ACCION

Para los investigadores del Departamento de Inteligencia y Enlace, no hay dudas de que estos “Tupamaros” autores del espectacular asalto en la Carpa de FUTI, son los mismos que perpetraron el atentado contra la sede de la “Bayer” el pasado 10 de agosto de 1965.

Dejaron rastros muy nítidos de ser un mismo grupo el que actuó en aquella oportunidad y el de hoy de mañana. Una de las pruebas se refiere a las características de los volantes impresos a mimeógrafo que ambas oportunidades arrojaron en los escenarios de los sucesos. Son exactos los punzones utilizados para “picar” las matrices y también la estrella de cinco puntas en cuyo interior hay una T (la inicial de “Tupamaros” y una V, inicial de Victoria).

DE LA LINEA DE PEKIN

La gente de Inteligencia, al mando del subcomisario Fontana y los oficiales Reyes y Telechea conocen perfectamente las actividades de estos “Tupamaros” representantes de la ideología comunista de Pekín, en su línea más dura.

Esta agrupación clandestina, es fervorosa defensora de la guerra total para lograr la implantación del comunismo a escala universal, en abierta oposición a la política de coexistencia pacífica de los comunistas de la Unión Soviética desde el mandato del ex primer ministro, Nikita Khurshchev hasta el presente.

En las filas de los “Tupamaros” militan personas de diversos sectores sociales. Hay allí, profesionales, estudiantes e intelectuales así como trabajadores, pero seleccionados por su nivel mental y su total discreción para no revelar las malandradas de estos extremistas.

Procuran por todos los medios no dejar rastros que los comprometan. Al respecto ya hay antecedentes puesto que hasta ahora no se ha podido procesar a ningún “Tupamaro” aunque algunos de ellos fueron largamente interrogados tiempo atrás en despachos del Departamento de Inteligencia y Enlace.

PELIGROSOS Y ORGANIZADOS

Algunos de los “Tupamaros” que actúan en la clandestinidad, están individualizados o por lo menos se tiene referencia de ellos en el departamento que se especializa en tales pesquisas en la Dirección de Investigaciones.

Su rebeldía se considera peligrosa y hállanse organizados a la perfección, hasta el extremo de que nunca se les pudo sorprender ni en sus reuniones ni en sus sedes que son más de una, aunque perfectamente disimuladas.

La actividad que desarrollan es paciente y no salen a la opinión pública con hechos espectaculares, sino esporádicamente.

Hay una persona que tiempo atrás estuvo vinculada a notorios sucesos cuando las medidas de Seguridad y que se estima es uno de los cerebros de los “Tupamaros”.

ANTERIORES ATENTADOS

Nuestros lectores recordarán que fueron también los “Tupamaros” quienes arrojaron una bomba contra los depósitos de la firma Bayer ubicados en la calle Yaguarón 1569 oportunidad en que se definieron al referirse en los volantes dejados en la zona a la “intervención asesina de Vietnam”.

También lanzaron un artefacto explosivo contra el frente del edificio de la Moore MacCormick Line, episodio que fue anterior al recién narrado. Hubo por entonces, y siempre el pasado año, varias sedes de firmas norteamericanas dañadas con bombas.

Después se llamaron a descanso en lo que tiene que ver con acciones públicas y ahora vuelven a llamar la atención con este asalto.

SORPRESIVO E INEXPLICABLE

El robo extrañó por sus características, no sólo a los policías, sino también a los mismos actores que intervienen en “Papas fritas con todo”. Fue un hecho verdaderamente inesperado.

Walter Speranza, joven actor de Club de Teatro que tiene a su cargo el papel de un comandante de la RAF en la obra, dice “Esta pieza de Wesker no es tan polémica como para que provoque una reacción así. Creemos que, en realidad, nos robaron como medio de hacer propaganda política; no se nos ocurre otra explicación…”

Speranza manifiesta que su grupo escénico representó otras piezas de contenido más fuerte y que, en aquellas ocasiones, se dejaban guardias especiales dentro de la carpa, previendo atentados. Sin embargo, nunca pasó nada.

El administrador de la carpa, Sr. Yamandú Solari, agrega que los asaltantes no provocaron daños ni destrozos en la utilería, así como respetaron el escenario, las instalaciones generales y los valiosos equipos que hay en la cabina de sonidos.

El actor Speranza lamento el robo (“¿Cómo hacemos ahora para devolver lo que nos prestaron en la Fuerza Aérea?”), pero afirmó que no se suspenderán las funciones. Esta noche -expresó- “volvemos al escenario, aunque sea con ropas de civil y con palo de escoba”.

“PAPAS FRITAS CON TODO”

Atendiendo el esquema general que plantea la obra del joven escritor anglo-judio Arnold Wesker, se puede afirmar que la actitud de los extremistas “Tupamaros” no significa una reacción contra “Papas fritas con todo”.

El elenco de Club de Teatro que la representa con singular éxito de público desde el pasado 28 de enero, y el propio Wesker, fueron sólo victimas de oportunidad, utilizada por los “Tupamaros”.

Lo que sucede es que este grupo clandestino sabía perfectamente que el robo de armas y uniformes que usan los artistas, iba a tener un gran impacto publicitario, para hacer llegar a la población sus ideas comunistas.

En “Papas Fritas con todo” se plantea más que un punto netamente político, una cuestión social trasladable a cualquier país.

Es el enfrentamiento de ocho reclutas de la Fuerza Aérea inglesa llegados de hogares de obreros, con otro compañero (hijo de un banquero que, además fue general en la última guerra). Aquellos soldados rechazan la presencia de ese hombre de una clase superior entre ellos, reclamando que pase a incorporarse a lo que consideran su verdadero grupo: la oficialidad.

Es una obra dramática, con acentos sociales e individuales, donde no se fustiga y ni siquiera se aluden a los planteamientos políticos que mueven en su acción a los “Tupamaros” criollos.

La pieza de Wesker, que tiene dos actos, hasta ahora se representó sin problemas y sus dieciocho actores han venido trabajando cómodamente con el apoyo del público.

No se trata aquí, pues, de un caso como el de “El Vicario”, donde los incidentes y reacciones de ciertos grupos del público fueron directamente contra el sentido de la obra.

Repetimos: los “Tupamaros” querían concretar un atentado espectacular que dice mucho que hablar y por ello tuvieron la idea de consumar el asalto, diciendo que se llevan las armas y los uniformes en representación del “pueblo que confisca esos instrumentos, como única garantía de que sus derechos sean respetados. Ellos aluden a un “pueblo” con minúscula, puesto que se sabe que constituyen una minoría en nuestro país, aunque peligrosa.

Por ello, la policía está firmemente dispuesta a desbaratar las actividades de los “Tupamaros” y para ello ya se montó todo un equipo de funcionarios de las Direcciones de Seguridad e Investigaciones, al mando de los Inspectores Fernández Regueiro y Guillermo Copello, respectivamente.

FUSILES CON BAYONETAS PRESTADOS A UN TEATRO

DOS JOVENES SON LOS ASALTANTES

Dos jóvenes sujetos, armados a pistola, asaltaron hoy la carpa de la Federación Uruguaya d Teatros Independientes (FUTI), ubicada en Hocquart y Sierra, y después de maniatar al sereno, robaron 10 fusiles “Mauser” y 18 uniformes militares. Los efectos hurtados eran parte fundamental de la utilería que emplea Club de teatro actualmente, para representar la obra “Papas fritas con todo”, del dramaturgo británico Arnold Wesker. Habían sido cedidos en préstamo por la Fuerza Aérea Uruguaya desde el momento mismo en que, hace unas tres semanas, comenzó a representarse la pieza.

El hecho obedecería, aparentemente, a una finalidad político-propagandística. Los autores del insólito atraco dejaron entre las graderías gran cantidad de volantes, con manifiestos políticos y firmados por los “Tupamaros”. La seccional 14ª procura dejar las cosas en claro, mediante intensas pesquisas que realizan el Comisario encargado Lugo Aguiar, el Subcomisario Raúl Benítez y el Oficial Juan Carlos García.

INESPERADOS VISITANTES

Esta mañana, el sereno Romeo Antonio Amoedo Bugatti (oriental, casado, de 56 años, domiciliado en Vázque 1075) relevó a un compañero suyo, Asunción Dornel, en las tareas de vigilancia dentro de la carpa.

Alrededor de las 9 horas, mientras estaba tomando mate a solas, Amoedo recibió una visita inesperada. Dos sujetos jóvenes, bien vestidos, le pidieron entrar al local, para buscar -según dijeron- una billetera que habían perdido en la función de anoche.

El sereno les franqueó el paso y, casi de inmediato, uno de los desconocidos le colocó una pistola en la espalda, mientras el otro lo reducía. Acto seguido, diciéndole que no se asustara porque no pensaban hacerle daño, los individuos lo ataron a una silla con una cuerda de “nylon” de las que se utilizan para tender ropa y lo amordazaron con un lienzo.

Ya maniatado, Amoedo fue dejado por los delincuentes dentro de un camarín. Mientras tanto, escuchaba extraños ruidos producidos por los atracadores al cometer el hurto.

ROBAN ARMAS Y UNIFORMES

Los dos hombres actuaron con presteza y se apropiaron de diez fusiles “Mauser” modelo 1908, sin percutores, pero con sus respectivas bayonetas. Estas armas, prestadas por la Fuerza Aérea a Club de Teatro, estaban en el escenario, en una especie de armero improvisado. Los asaltantes robaron 18 uniformes de fajina (17 de las alas uruguayas y otro auténtico de la Royal Air Force británica) que quitaron de tres diferentes camarines, y otras tantas boinas militares de tipo inglés.

Según pudo establecerse más tarde, cargaron todos esos objetos en una camioneta que habían dejado estacionada sobre la calle Hocquart, a pocos metros de la carpa, y se dieron rápidamente a la fuga.

Mientras tanto, el sereno había conseguido desligarse de sus ataduras y, nerviosamente, se asomaba fuera de la carpa, pidiendo ayuda a un transeúnte.

Con la colaboración de este particular, muy pronto se dio aviso a la Comisaría 14ª y al poco rato las autoridades llegaban al lugar del hecho.

Se comprobó entonces que los ladrones habíanse llevado solamente las armas y uniformes. Por lo demás, no tocaron nada; ni las ropas de civiles de los actores que intervienen en la obra, ni tampoco un grabador que había en la cabina de efectos sonoros. Debe consignarse también que no causaron destrozos.

DEJAN VOLANTES POLITICOS

Los investigadores hallaron tirados en el suelo varios volantes que dicen: “El pueblo confisca para sí estos instrumentos, como única garantía de que sus derechos sean respetados. La tierra sigue en manos de 500 familias; estafadores de bancos y financieras en libertad; artículo 383, vigente; el costo de vida aumentó, en un año, el 90 % … y sigue aumentando; garrote y cárcel para los trabajadores, cuando sólo piden seguir ganando lo mismo; los EE.UU. se llevaron el oro y ahora se sientan en el Banco república”.

Al pie del volante, escrita con gruesos caracteres, aparece la palabra TUPAMAROS.

SIGUEN ALGUNAS PISTAS

Investigaciones, el Comisario Pablo Fontana y los oficiales Reyes y Tellechea (pertenecientes a Inteligencia y Enlace) explotaban esta tarde algunas pistas interesantes en torno al vehículo que utilizaron los atracadores para llevarse el producto de su audaz golpe.

Asimismo, se contaba con importantes testimonios y varios indicios muy sugestivos.

Sin embargo, existía gran cautela en la marcha de las pesquisas. Los delincuentes que protagonizaron este hecho no son vulgares asaltantes; la policía tiene la impresión de hallarse frente a delincuentes de tipo intelectual y, por ello, más sagaces y escurridizos que los ladrones comunes.

Pero, de cualquier manera, los investigadores expresaban esta tarde su optimismo en aclarar el atraco y detener a sus responsables. Trascendió que se haría una redada entre los sujetos “fichados” como activistas de izquierda y, principalmente, se buscaría a determinados miembros (o supuestos miembros) de la organización clandestina Tupamaros, para interrogarles en la Jefatura.

CAMIONETA IDENTIFICADA

A última hora trascendió que estaban perfectamente determinadas la matrícula y características de la camioneta que utilizaron los asaltantes. Se trata de un vehículo pintado de color amarillo (sus demás datos los reserva la policía) que, según pistas, se dirigiría al Norte del país, en estos momentos. Las autoridades lanzaron su pedido de captura a todos los departamentos y de ello ha tomado buena nota la Policía Caminera principalmente.

Fecha: 19 de Febrero de 1966 – Diario “El Día” – Pág. 7

ROBARON DE UN TEATRO UNIFORMES Y 10 ARMAS

Un atraco desacostumbrado en nuestro medio acaecido ayer a las 10, en la carpa del teatro independiente ubicada en Sierra y Hocquart, propiedad de FUTI.

En el expresado lugar se viene representando la obra “Papas fritas con todo” de Wesker, con la dirección de Antonio Larreta. La escena -como es de conocimiento público- se desarrolla en un campamento de adiestramiento de reclutas de la “Royal Air Force” británica. Nuestra Fuerza Aérea, con la única finalidad de cooperar con el movimiento de divulgación cultural que significa la pieza teatral, dio en préstamo dieciocho uniformes militares y diez fusiles “Mauser” con bayonetas, a los cuales les falta el percutor.

La señalada unidad militar no colocó ni solicitó vigilancia para la carpa, mientras durase el préstamo. A las 10 de ayer, dos individuos jóvenes cuyas edades oscilarían entre 20 y 25 años llegaron hasta el teatro y al enfrentarse al sereno Romeo Antonio Anuedo Ugati, le manifestaron que en la noche antes suponían haber perdido una billetera y pidieron autorización para penetrar al recinto, con la sola finalidad de buscar lo extraviado.

Apenas traspuesto el umbral los desconocidos arremetieron contra el sereno, reduciéndolo y atándolo en una silla, cuidándose de no lastimarlo. Inmovilizado el atribulado Anuedo, los atracadores se dirigieron directamente al sector donde se guardaban armas y uniformes procediendo a cargarlos en una camioneta que habían estacionado frente a la carpa y cuyo número de matrícula obra en poder de las autoridades. Antes de retirarse los originales ladrones esparcieron por las butacas del teatro numerosos panfletos firmados con la sigla “Tupamaros”. Entre otras cosas podía leerse en los referidos volantes: “El pueblo confisca para sí estos instrumentos como única garantía de que sus derechos sean respetados.”

La policía de la 14ª a órdenes del comisario Lugo Aguiar Islas asumió el procedimiento dándose intervención inmediata al Departamento de Inteligencia y Enlace de la Jefatura.

Las autoridades en general suponen que el atraco llevó como finalidad la de producir conmoción deliberada y no atribuyen algún fin inconfesable a todo, tal un supuesto golpe armado, etc. Empero, no se descarta hipótesis alguna pues aún faltándole el percutor a los fusiles, es cosa que puede subsanarse con relativa facilidad si los que se apoderaron de dichas armas se lo propusieran.

Las filiaciones de los ladrones responde a los siguientes datos: uno es alto, de cutis blanco, cabellos castaños, de 22 años y vestía saco azul y pantalón gris. El restante es de cutis morocho, de 25 años, usando campera gris.

Hasta la medianoche, no se habían registrado novedades reseñables en la pesquisa que sigue la policía. El sereno resultó ileso y sus declaraciones a los funcionarios que lo interrogaron, concuerdan con lo expresado en la nota.

Fecha: 20 de Febrero de 1966 – Diario “El Día” – Pág. 6

LOCALIZADA LA CAMIONETA USADA POR LOS “TUPAMAROS”

En jurisdicción de la 23ª se encontró abandonada ayer la camioneta utilizada por los “Tupamaros” en el extraño atraco a la carpa del teatro independiente de Futi.

El rodado de referencia había sido hurtado el 16 del Cte. En Pocitos, y su matrícula responde al número O. 4773. Los delincuentes para utilizarla adulteraron la cifra, pintándole en la misma chapa el número 7345 manteniendo la misma característica que la identificaba empadronada en Florida.

Una huella dactilar que logró la Policía técnica, hace alentar esperanzas mayores para llegar a una pronta dilucidación del caso, que conmoviera por sus desusadas características a nuestra población.

(Copia fiel de los originales)

Fuente: www.pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”.

Nota de la Próxima Semana:  SE CREÓ UN “PLAN CÓNDOR” DE IZQUIERDAS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí