HISTORIAS DEL FUTURO

0
435

Por: Daniel García.

“El miedo a la guerra, es peor que la guerra misma”, sentenció Séneca, nacido allá por el año 4 antes de Cristo.

Desde siempre el ser humano ha guerreado, por diferentes razones, habiendo perfeccionado, no solo las armas, sino que también los métodos. 

En esta nota retomamos el tema de las guerras que padecimos en el continente en los años 60, 70, 80, con transformaciones que alcanzan la actualidad.

Consecuencia de la llamada Guerra Fría entre EEUU y la ex URSS, nuestro continente se convirtió en el espacio de enfrentamiento, que ambas potencias evitaron en forma directa, por la cual diferentes movimientos guerrilleros pretendían emular la Revolución Cubana, como modelo a imitar. Pero una premisa importante,guiaba a todos esos movimientos, tomar el poder por la lucha armada. Ninguna consigna democrática como se ve.

Los Estados, debieron reaccionar ante estos ataques armados, financiados, promovidos, desde el exterior, para salvaguardar la propia existencia de las Naciones y sus Instituciones.

Las guerras llamadas irregulares, antisubversivas, sucias, sorprendieron generalmente a las FFAA de todos los países, preparadas y adiestradas para librar guerras de tipo convencional, donde se combate contra las fuerzas de otros países, con un uniforme, vehículos, barcos o aviones que se pueden identificar.

Este tipo de guerras, distintas en esencia, propósitos y métodos, alteran el accionar de quienes deben asumir su enfrentamiento.

Como guerras con un claro componente ideológico, las emociones y pasiones de los hombres se potencian, un cierto mesianismo, parece alimentar conductas, cuando sus integrantes pasan a creerse iluminados y portadores de verdades reveladas y eso es un componente altamente explosivo.

A partir de la intervención de las FFAA por disposición del Parlamento, cuando éste votó el Estado de Guerra Interno, el movimiento guerrillero fue siendo desmantelado y derrotado militarmente, buena parte de sus integrantes fueron juzgados y posteriormente recluidos.

Es frecuente, escuchar y leer que en el año 1972, cuando acontece esto, el problema estaba terminado, ya que los guerrilleros estaban detenidos y entonces las demás acciones posteriores como la disolución del Parlamento y la instalación de un gobierno cívico militar no tuvieron sentido y solo podían obedecer a ambiciones militares.

Esto no es más que una excusa y distracción, cuando no un negligente desconocimiento de la historia, no escuchar a quienes advirtieron por su profesión, estudio y análisis, que los movimientos subversivos seguían reorganizándose a pesar de su derrota militar.

Se olvidan que no todos los guerrilleros fueron detenidos, que cuando una dirigencia cae, otra estará pronta para tomar el mando, que nuestros vecinos tenían varios grupos operando, con un desarrollado movimiento, donde Montoneros, ERP y demás, todavía no habían incursionado con su mayor vigor destructivo.

Pocos nombran la Junta Coordinadora Revolucionaria, organismo obviamente clandestino e ilegal, llamemos a las cosas como son, que coordinaba acciones de todo tipo, robos, secuestros, muertes, apoyo y encubrimiento entre los grupos guerrilleros que la integraban, similar a lo que vemos hoy en día con el accionar del narcotráfico internacional.

En cambio, se nombra hasta hoy en día, el famoso Plan Cóndor, sin que muchos sepan que era.

Lo mismo que puede hacer la policía a nivel internacional, para colaborar en el combate al delito, que hoy no tiene fronteras, aquel coordinaba operaciones entre FFAA y gobiernos, como forma de obtener información de los movimientos guerrilleros, coordinar operativos de seguridad, como de represión. 

En Argentina especialmente, grupos como el PVP (Partido por la Victoria del Pueblo), se funda en 1975 en Buenos Aires, de raíces anárquicas, de ahí sus colores negroy rojo, integrante hoy del Frente Amplio, uno de los grupos más activos y violentos en esos momentos, intentaba por todos los medios volver a la lucha armada.

Para ello preparan una serie de atentados en la zona este del país, que fracasan en su ejecución, pensaban asesinar altos oficiales de las FFAA así como notorias figuras políticas.

Grupo que se nutrió de millones de dólares producto de secuestros extorsivos, con los que financiarían sus fechorías, además de lo que estos robos reportaban individualmente a los aprovechadores.

Para agregar algunos hechos relevantes más, cabe recordar que en el año 1976 caen más de 60 “berretines”, término usado para definir escondites secretos de armas, pertenecientes al Partido Comunista.

Partido, nada democrático como se deduce claramente, quien tenía un aparato armado clandestino y secreto, formado por centurias, con un alto poder de fuego de armas, explosivos, con capacidad de llevar adelante acciones militares.

El mismo se había comenzado a formar allá por el año 1964, cuyo conocimiento estaba reservado solo a algunos notorios y altos dirigentes.

Negado sistemáticamente sobre su existencia, finalmente descubierto y públicamente exhibido a la ciudadanía, para que no quedaran dudas sobre quien faltaba a la verdad y una evidente demostración de poco apego a lo democrático.

Años más tarde Jaime Pérez, alto dirigente del Partido lo reconoció en un libro, lo que le valió la caída en desgracia con su partido. Esteban Valenti, otro connotado integrante del Partido Comunista, lo ha declarado públicamente, reconociendo no solo su existencia, sino que también sus objetivos.

Para que no queden dudas que las cosas no terminaron en el año 1972, cuando cae el grueso del MLN, los grupos con intenciones de tomar el poder o continuar la lucha armada estaban bien activos, la coordinación y el apoyo internacional continuaba teniendo presencia, nuestros vecinos estaban en plena y feroz guerra, lo que trae a tierra los argumentos que pretenden enfriar la situación haciendo creer que no había nada de qué preocuparse.

Sabemos hoy, que en los años 90, el MLN continuaba pertrechándose, los operativos y hechos del Hospital Filtro son una clara demostración de su capacidad de organización, cuando quiso impedir la extradición de tres etarras.

Más acá en el tiempo, el descubrimiento de un cuantioso arsenal al Sr. Feldman, nunca terminado de aclarar, ni investigar debidamente, solo son muestras de algo que más bien se parece a un gran iceberg cuya dimensión es sospechosamente incalculable.

El diputado Núñez del Partido Comunista, pidiendo que las armas, no solo las tengan las FFAA, el órgano natural y lógico al que cualquier estado le da ese poder, pretendiendo establecer otro ejército en manos del “pueblo”.

No condenar estas cosas, dejarlas pasar desapercibidas y no dar importancia, son similitudes con nuestro pasado, que unos se ocuparon de ignorar, otros de sacar partido, para volver como si aquí no hubiera pasado nada, nos deja la sensación de ser Historias del Futuro!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí