LA APOLOGÍA COMUNISTA. Por Joise Morillo

0
270

Antes de hacer un recuento de algunas características históricas de los pueblos, debo traer a este escenario crítico ideas o conceptos de pensadores más recientes para luego relacionarlos con situaciones locales de momentos actuales. Para ello  debo empezar con el pensamiento filosófico acerca del proceder erróneo del protagonismo político señalado por Friedrich Nietzsche (Alemania 1844-1900) en el aforo 241 respecto a la política en “Más allá del bien y del mal” (pueblos y patrias), criticando a los políticos mediocres como hombres de Estado  que involucren o condenen a sus pueblos a hacer política simplemente, cuando éste hasta entonces tuvo otra cosa mejor que hacer y pensar -ejercer sus ocupaciones- complicando a los mismos en los desafueros litigantes de otras naciones verdaderamente políticas.

El pensador insinúa que quien critique a su pueblo por mantenerse aparte de estos menesteres que ignora. Quien le reproche su transculturizacion e imponga un gusto nacionalista, haciéndole creer a la gente que con esto tendría algún porvenir, está aguijoneando y perturbando la paz de su pueblo. Por ello, Nietzsche afirma que la tranquilidad ciudadana de esos pueblos o patrias (países) se altera, es sacudida por un líder mal preparado y mal dotado (mediocre).

Considerando esta premisa, se debe entender que: ¡la gente con regímenes propiamente democráticos no debe dejarse embaucar por medios líderes «demagogos” que al tomar las riendas del gobierno solo quieren eternizarse en el poder! En este sentido, el filósofo advierte que estos líderes no son grandes sino, locos, locos con poder. Cito:

“Semejante hombre será tres veces fuerte y loco, más nunca grande”

Nelson Mandela (Madiba, 1918–2013), Activista político 1er. Presidente de la reciente Sudafricana anti-apartheid, habla de que la ciudadanía debe contar con la dedicación de su gobierno en cumplir con la responsabilidad que demanda la política máxime en democracia, cito:

«Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas,

La democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento.»

Más reciente un artista sur africano llamado Lucky Dube (1964-2007) ante un público masivo adicto al reggae -que era su estilo de música- emitió un corto discurso previo a una canción que se llama “truth in the world” donde plantea que la gente se deja llevar por el discurso embustero de los líderes, quienes por la mañana le achacan los problemas presentes en sus pueblos a los gobernantes y después del mediodía y por la noche a los líderes políticos opositores. Por ello exhorta a las masas populares, a la ciudadanía, que, en aras de solucionar los problemas del hambre, el racismo y de la miseria de sus pueblos la idea es dejar de ser siempre las víctimas de algo o alguien y empezar a luchar con energía por su libertad.

Analizando los postulados anteriores se puede observar que -sublimemente- los ponentes señalan dos conceptos de los cuales el liderazgo crea su herramienta primordial para el discurso político, el manejo del resentimiento y la ignorancia, a esto el discurso comunista ha sumado un factor importante; rendir culto -endiosar- a líderes fallecidos y sobrevivientes ej.: Lenin en la antigua URSS y a Kim Jong Un en N. Corea, para crear una inspiración ideológica. O sea, rendir culto a la personalidad de alguien que supuestamente fue o es un mesías o héroe que salvó o salvará su pueblo oprimido por otros con intereses ajenos a su interés. También se puede notar que es algo ambiguo al ideario anti dialéctico y teológico del hombre nuevo de K. Marx que se supone debe ser autónomo.


En la época de Aristóteles (Grecia madre de la cultura occidental), la esclavitud era costumbre. La misma, estaba arraigada a una cultura guerrerista, donde uno de los trofeos era adquirir servidumbre proveniente del sometimiento de guerreros o combatientes perdedores en las guerras con naciones enemigas, vecinas o allende las fronteras. Las más de las veces a estos esclavos le castraban para servicio exclusivo de las damas o consorte de oficiales militares y de la nobleza monarca.

Durante el imperio Romano; mientras que, a ciertos animales les asignaban cargos públicos, a los esclavos les consideraban: no personas o algo menos que animales. Calígula (Gaius Caesar Augustus Germanicus, 12 – 41 aC.) durante su gestión como emperador (37-41 aC) nombró Cónsul de Britania a su caballo Incitatus.  En esa época, a los esclavos, si tenían suerte les convertían en gladiadores. O sea, en luchadores cuerpo a cuerpo entre humanos y otras especies; sea, contra felinos, bovinos, plantígrados, etc. Al respecto, la historia de América tiene una anécdota irónica, explicó, Bartolomé de las Casas (fraile Dominico español, 1774-1566) en un halo de filantropía quiso apiadarse de los aborígenes de las tierras americanas, a los cuales, concebía débiles físicamente para cumplir con labores agrícolas. Por tal motivo, a éste, no se le ocurrió mejor idea que importar esclavos (Negros) de África, los cuales vinieron a hacer el trabajo duro en las haciendas de los Ibéricos, y dedicaron a los indios a labores los predios de los conventos y labores de limpieza y cocina en los domicilios a quienes, con campanadas a las doce de la noche se les anunciaba la hora del coito.


A Ezequiel Zamora (Venezuela, 1817-1860) el comunismo chavista, le hace apología como adalid de la libertad y gran revolucionario. Sin embargo, este individuo en el mandato de José Gregorio Monagas 1854 se hizo rico con indemnizaciones como propietario de esclavos. Para liberarlos recibió 5.000.000 pesos oro. Pregunto, ¿Si era tan comunista, como es que no los liberó sin recibir indemnización, luego que se decretara  liberar la esclavitud (S. Bolívar) en 1816-1819? 

Empero, quien crea que esto ha terminado y que no existe en las eras actuales está equivocado

Recientemente en el 2017 viajó hacia Cuba una delegación DDHH de la ONU que investigaba denuncias contra el régimen de los Castro que lo acusaba de trata de blancas -tráfico de personas- lo cual negaron y dijeron ser grandes luchadores contra ese flagelo. No obstante, el régimen cubano, maneja una forma de “trato cooperativo” mandando misioneros a trabajar a países que –supuestamente- necesitan profesionales.

El caso es que el régimen cubano cobra por cada enviado (misionero) y les retribuye miserias como remuneración, no a ellos, sino a los familiares que quedan en Cuba como modo de evitar constantes deserciones. Entonces ¿Cómo se llamaría a esto?

En este menester, los halagadores de oficio rinden tributo a quienes durante su existencia en los poderes y el manejo de la cosa pública (políticos) han hecho o convertido a sus pueblos y naciones miserables y sumisos a sus ínfulas de mandamás, haciendo que el pueblo permanezca siempre sufriendo una bota oprimiendo sus cabezas. Mientras ellos, ganando indulgencia con escapulario ajeno disfrutan del nepotismo que los déspotas le otorgan por acólitos incondicionales y artífices -adláteres- de todo trabajo sucio.

Si, ¡existe un hombre nuevo! Diferente al emprendedor, libre y autónomo; creado por el socialismo y representado por un ser sumiso -padeciendo el síndrome de Estocolmo- y dependiente de la miseria que un mandamás o una élite gobernante, déspota, ¡le otorga para sobrevivir rodeado de calamidades y sufriendo la vida miserable que Víctor Hugo descubrió y denunció como impronta de la revolución francesa! Se pueden encontrar en Cuba, Nicaragua, Venezuela, Norcorea, etc.

Para la apología socialista comunista la máxima goebbeliana imputada al florentino Maquiavelo «el fin justifica los medios» es la musa para rebasar los límites de lo absurdo, la burla y el sarcasmo. Actualmente, su representación en Venezuela es protagonizada por el usurpador de Miraflores Nicolás Maduro, quien con sus desafuero patológicos de narcisista dañino ha emprendido una campaña propagandística lanzando al público canciones para apologizar su ego, aunadas a un cómic  televisado llamado  «súper bigote» con ello la distribución de un muñeco -La Guaira, Venezuela el 27 de diciembre 2022- con la imagen del usurpador, quién, tal que la obra de Jerry Siegel y Joe Shuster -Superman- funge de super hombre. De igual forma una muñeca con la imagen de Cilia Flores quién es la anfitriona de este teatro patético digno del pan y circo romano del psicópata histórico Nerón.  Del mismo tenor se presenta Rafael Lacava Gobernador del Edo. Carabobo quien apologiza su personalidad de forma macabra con la leyenda de Vlad III el empalador (el conde Drácula el vampiro de Transilvania). Dizque para exorcizar al pueblo de los demonios imperialistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí