LA IMPORTANCIA DE LOS JUICIOS POLÍTICOS. Por Marcelo Martín Olivera

1
532

El juicio político es un procedimiento que establece la Constitución para separar del cargo a determinados funcionarios del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Artículo 93 de la Constitución.

En el caso de los Intendentes es presentada por la Junta departamental correspondiente, artículo 296 de la Constitución, y son sometidos al proceso por parte de los miembros de la Cámara de Senadores. Artículos 102 y 103 de la Constitución.

La denuncia debe ser fundamentada y presentada por escrito en la que se acusa al funcionario de haber cometido una falta grave. Es decir, se necesitan pruebas de delitos muy específicos o una violación grave a la Constitución de la República.

Una vez presentada la acusación, se realiza una investigación preliminar para determinar si existen pruebas suficientes para llevar a cabo el juicio político. Si se decide que hay pruebas suficientes, se lleva a cabo un juicio formal en el cual se presentan pruebas y se permite la defensa del acusado.

Al final del juicio, el cuerpo legislativo competente vota para decidir si el funcionario debe ser destituido o no. Es importante destacar que el juicio político no es un proceso judicial, sino un proceso político, ya que es llevado a cabo por el poder legislativo y no por el poder judicial.

¿Juicio político es lo mismo que lawfare?

Cómo vimos el juicio político es un procedimiento legal que se utiliza para destituir a un funcionario público de su cargo si se considera que ha cometido una falta grave. Por lo tanto es un procedimiento formal y riguroso que requiere una carga de la prueba muy alta para llegar a la destitución del acusado.

El lawfare (combinación de las palabras «law» ley y «warfare» guerra) es el uso indebido del derecho y los procesos legales para fines políticos o estratégicos. Si un proceso de juicio político se inicia sin pruebas suficientes o se utiliza para perseguir a un adversario político, podría considerarse lawfare.

En otras palabras, el lawfare es el uso de la ley y los tribunales como herramientas de guerra política para atacar a adversarios políticos, desacreditarlos y debilitarlos, en lugar de utilizar argumentos políticos y democráticos.

Este procedimiento puede ser utilizado tanto por gobiernos como por grupos políticos, y puede ser una amenaza para el Estado de derecho y la democracia. El uso indebido de procesos legales para fines políticos puede erosionar la confianza en las instituciones judiciales y debilitar la legitimidad del sistema político.

En ese sentido, es importante asegurarse de que los procesos de juicio político se lleven a cabo de manera justa y equitativa, y que se basen en pruebas sólidas y no en motivaciones políticas. Si se utilizan procesos de juicio político para fines políticos o estratégicos, en lugar de respetar los principios legales y democráticos, se podría estar cometiendo lawfare.

1 COMENTARIO

  1. Las mayorías requeridas hacen imposible tengan consecuencias reales los juicios políticos, solo tienen un efecto mediático y electoral.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí