“LA PALABRA SIN ACCIÓN ES VACÍA PERO LA ACCIÓN SIN PALABRA ES CIEGA. ¨ Por Arquímedes Cabrera

0
411

El disparador del debate en algunos ámbitos esta semana fue la sorprendente carta del Dtor. Julio Ma Sanguinetti, en sus columnas de ¨Cartas al Lector¨ titulada ¨Militares, jueces y un fiscal¨.

El expresidente de la nación por dos veces y actual líder del partido colorado, ha hecho una aguda critica al sistema judicial uruguayo en el tema de los DDHH, dejando bien clara su oposición ante la burla de la justicia a los principios del derecho y a la jurisprudencia internacional.

Es una clara alerta acerca de la amenaza que esto significa para la convivencia de una sociedad que asiste pasiva, y a veces impotente, a una verdadera inquisición ideológica por parte de la justicia del enemigo, manipulada por quienes en el pasado intentaron usurpar el poder legitimo.

 Tal como lo define Sanguinetti en su carta: ¨La democracia no puede hacerse cómplice de la degradación del derecho y de la justicia¨.

Para quienes no tuvieron oportunidad de leer este testimonio de uno de los principales estadistas que ha dado la república, comentaremos algunos pasajes que comienza haciendo alusión al vergonzoso linchamiento judicial del Teniente General Juan Rebollo como consecuencia de la operación que el partido comunista y su pandilla bautizaron ¨el fusilamiento de las muchachas de abril¨.

Como nuestros lectores deben tener presente, este desgraciado incidente, hace tiempo lo hemos estado denunciando semana tras semana, sin que a ninguna autoridad hasta ahora se le moviera un pelo.

Sin embargo, el otro viernes, el Dtor. Sanguinetti escribió: ¨Murieron tres jovencitas y nada menos que el jefe del grupo militar actuante, Capitán Juan Gutiérrez, resultando también herido el entonces Teniente Rebollo. O sea que se trata de un episodio típicamente militar. ¨
Dice Sanguinetti más adelante, ¨El fiscal reconoce ese hecho fundamental pero luego se contradice en sustancia porque aparte de ignorar hasta la prescripción del delito, reconoce que hubo un “fuerte tiroteo de varios minutos”.

 Luego, continua, ¨el fiscal afirma que las tres jóvenes muertas fueron fusiladas¨… y seguidamente sentencia en forma clara y concisa que las acusaciones del fiscal son ¨Todas presunciones¨, …. ¨ un fiscal solo puede acusar si posee la certeza absoluta de los hechos. ¨

¨Estamos, como se advierte¨, dice el Dtor. Sanguinetti, ¨en un terreno muy peligroso para la vida democrática de un país que construyó un clima de paz luego de la dictadura, sobre la base de una gran magnanimidad…¨

Y termina ese párrafo con una frase fulminante: ¨Tan grave o más que lo jurídico es la doble moral: para unos la amnistía, para los otros la prisión. ¨

Con otros conceptos tan fulminantes como certeros también denuncia Fuerte y Claro: ¨se retuercen los textos jurídicos y hasta se hacen apreciaciones políticas totalmente fuera de lugar¨, sentenciando en forma lapidaria: ¨Desgraciadamente, estos hechos se plantean en términos en que cualquier enfoque que no parta de la condena a priori del militar, provoca la descalificación grosera. Aun a riesgo de ella, y por un deber moral, nos sentimos en la obligación de plantear esta situación. Se ignora la ley de caducidad, ratificada por la ciudadanía y hasta se ha llegado a invocar el Tratado de Roma que, por su propio texto, no es aplicable¨.

¨Lo peor¨, enfatiza el expresidente, ¨ es que se está condenando a militares profesionales serios por hechos de hace 50 años en que su deber les impuso actuar en dificilísimas circunstancias de tensión y enfrentamiento. Son militares que, lo afirmo en nombre de la experiencia personal, ayudaron a la reconstrucción democrática.

Y concluye: ¨El Poder Judicial, al que todos particularmente respetamos, viene incurriendo en excesos de algunos jueces en diversos ámbitos¨.

 Y remata apuntando más fino: ¨Específicamente, están actuando un solo fiscal ¨, refiriéndose claramente al designado ejecutor de esta inquisición, el fiscal Percieballe, ¨ y dos jueces¨, … ¨Nos duele, nos preocupa, nos genera pesar. Una sociedad uruguaya, que fue con justicia ampliamente generosa con los responsables de la violencia política de los años 60 y 70, no debe aceptar que, forzando leyes y tratados, se instale un clima de persecución que bien puede calificarse de revancha, venganza o, aún peor, de explotación demagógica¨.

Hasta aquí un resumen de la carta cuyo contenido, por provenir de quien proviene, uno de los lideres de ¨la salida democrática en paz¨, como el acostumbra a llamar a aquel periodo, debería haber encendido las praderas en el ámbito político.

Quienes venimos batallando contra el silencio austero y el falso relato del marxismo hace tiempo, honestamente lamentamos que un importante actor de la vida política nacional que además es abogado escriba hoy, en el 2023, lo que debió denunciar a voz en cuello hace años. Como que se enteró esta semana de los horrores del desconocimiento de dos llamados populares y que la fiscalía de ¨ lesa humanidad ¨al mando de Percievalle es anticonstitucional.

Pero nos queda claro, que cualesquiera sean las motivaciones, el Dtor. Sanguinetti es el primer líder político de este gobierno de coalición que después de tres años de gobierno, naturalmente con la excepción de Cabildo Abierto, rompe el silencio sobre estos temas y reconoce por escrito la vergonzosa situación de ultraje y prevaricación perpetrada bajo esta administración.

A pesar del silencio del ámbito político, hemos podido apreciar en las redes cartas abiertas como las del Sub Oficial Mayor de la Reserva Mario Álvarez dirigida al Ministro de Defensa Nacional, así como de valientes ciudadanas como Adriana Di Matteo, dirigida a las más altas jerarquías políticas del País, o Isabel Silva a las más altas autoridades militares, que deberían inspirar a más ciudadanos, civiles y militares a romper el silencio y tomar acción para hacer sentir también su voz públicamente.  

Y justamente, la reflexión final que esta carta genera esta semana, es acerca esa triste imagen que proyecta el llamado silencio austero pactado por los militares entre otros con el mismísimo Dtor. Sanguinetti durante la llamada salida democrática de 1985.

Al respecto recordemos que a pesar de que las FFAA ganan día a día prestigio y respeto, tanto dentro como fuera de fronteras, la percepción del comunismo y sus aliados es que el adoctrinamiento ideológico de los militares esta todavía muy lejano. Que a pesar de que los miseros presupuestos, los intentos de infiltración en sus sistemas de enseñanza y la persecución de sus veteranos no han logrado su objetivo, la moral continua alta.

Sin embargo, nada hace percibir que este acoso tenga punto final. Mas bien el horizonte se muestra cada vez menos optimista y no se avizoran cambios favorables.

Entonces, la pregunta es ¿hasta cuándo guardar silencio? ¿Porque, esa aparente actitud de subordinación de algunos militares al silencio cómplice ante las constantes persecuciones a nuestros veteranos? Persecuciones, que, por otra parte, violan la constitución y se dan de bruces con el juramento que tanto se les reclama a nuestros soldados por parte de quienes se autodefinen paladines de la democracia.

Amigos, El presidente Sanguinetti la semana pasada ha roto el silencio. Ha reconocido finalmente que aquel ¨cambio en Paz¨ del que con razón se ha mostrado tan orgulloso, se ha transformado en una cacería de brujas, de odio, de venganza y una fuente lucrativa para ambiciones de todo tipo

Cuál es la razón entonces para que tantos Almirantes, Brigadieres Generales y de todas las jerarquías de La Reserva de la Nación, que conocen bien estos procesos, permanezcan ajenos al drama y no se unan enérgicamente para reclamar con mayor firmeza la justicia para sus camaradas y para La Institución Militar.

Los años no son ningún impedimento para la palabra, por el contrario, brindan sabiduría y lucidez. Así que sería bueno adoptar el ejemplo del viejo caudillo colorado, sin olvidar la frase que dice que “La palabra sin acción es vacía pero La acción sin palabra es ciega. ¨

Entonces, hagamos votos por que cunda el ejemplo antes de que sea demasiado tarde para que las palabras puedan iluminar acciones ponderadas e inteligentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí