LAS LOCURAS DEL EMPERADOR. Por Marcelo Martín Olivera

0
125

En los últimos días, Durazno ha sido testigo de constantes golpes a la tradición del candombe, y ahora le toca el turno a los trabajadores locales que han contribuido en casa edición al éxito del desfile de las Primeras Llamadas del Interior. Mediante una notificación abrupta de la Intendencia Departamental de Durazno, a pocos días antes del desfile, prohibieron la colocación de puestos de venta de comida en parte del recorrido, específicamente la calle Lavalleja entre Artigas y 18 de Julio.

Durante casi 20 años, esta ubicación ha sido el corazón de la experiencia para aquellos que disfrutan del desfile, brindándoles comodidad con mesas, sillas, comida, bebida y servicios básicos.

La notificación, enviada al propietario del predio donde se armaba la plaza de comidas, plantea interrogantes sobre la comprensión y consideración de la intendencia hacia la importancia cultural y económica de este evento para la comunidad. El desfile de las Primeras Llamadas del Interior no es simplemente una procesión; es un lazo que une a la ciudad, una manifestación de la riqueza cultural duraznense.

El impacto de esta decisión no solo se siente en la tradición, sino también en los trabajadores locales que dependen de este evento para tener un jornal extra. Son personas que han puesto años de esfuerzo y dedicación, y ahora se enfrentan a un cambio abrupto en las reglas de juego debido a una medida que parece desconectar a las autoridades de la realidad de aquellos que dependen económicamente de estas actividades.

Es fundamental cuestionar la lógica detrás de esta decisión, que afecta a quienes no solo hacen posible la oferta de alimentos y bebidas durante el desfile, sino que también generan empleo y participan activamente en la vida económica de Durazno ¿Por qué privar a los trabajadores locales de la oportunidad de ganarse la vida? Esa es la gran pregunta que nos deberíamos hacer, pero nadie se anima a expresar por temor a represalias por parte de un intendente devenido en Emperador y su séquito de incompetentes.

La falta de empatía hacia los trabajadores y la ausencia de consideración hacia la importancia de obtener honestamente un sustento son señales alarmantes. Es momento de que las autoridades reconsideren este tipo de medidas en forma urgente para futuras ediciones y trabajen de la mano con la comunidad y los afectados para encontrar soluciones que  respeten el sustento de quienes han contribuido al éxito de las Primeras Llamadas del Interior durante dos décadas.

Este no es el primer ataque a los ciudadanos, y lamentablemente no parece ser el último. Pero depende de todos nosotros parar estos abusos, el Emperador no puede seguir con sus locuras.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí