MAPA CONCEPTUAL DE SEGURIDAD PARA ZONAS DE CONTEXTO CRITICO. Por Gustavo Sánchez Paleo

0
268

Algunas puntualizaciones previas y necesarias:

A) Esta, nuestra visión, es una opinión de buena fe y tratando de sumar a lo que debería ser una política de Estado sustentable, de cierta manera atemporal y mixta en cuanto al paradigma de actuación. A saber, por un lado reactivo y circunstancial y por el otro proactivo, preventivo y con una planificación detallada y en distintos niveles.

B) Nuestra óptica se basa en la experiencia en territorio y en el conocimiento profundo y cercano de la Institución, así como el contacto tangible con la realidad fáctica de muchos años y tanto en la formación adecuada como en la experiencia comprobable.

C) No obstante lo dicho, entendemos que al no estar actualizados en el conocimiento – al día – de la información e inteligencia, que por razones estratégicas y de la  lógica reserva que debe usar el Ministerio del Interior no se divulga, a pesar de lo que igualmente creemos oportuno dar nuestro aporte en aras de contribuir a una solución.

Intentamos evitar que la opinión pública tenga una percepción preñada de incapacidad, incompetencia y enormes falencias a la hora de más que ver, observar los hechos, las consecuencias y los efectos colaterales de la gestión del Estado en materia de Seguridad Pública. En términos coloquiales diremos que no puede ser que de manera tan notoria como escandalosa, ciertas zonas en algunos barrios como Villa Española, Marconi, Casavalle, 40 Semanas, Tres Ombúes, La Teja, Nuevo Paris, Cerro Norte, La Paloma, Sayago y Casabó, entre otros, sean algo así como gomones a los que a medida que son atacados y dañados por la balacera, se les van poniendo parches, reparando los orificios provocados por los tiroteos y bien graficamente  “emparchando”, dado que cuando no le atinan a uno, le pegan a otro y así sucesivamente y sin aparente paradero.

Dicho esto, nos atrevemos a describir un mapa conceptual, que a esta altura de los acontecimientos deberían tener muy claro todos los actores y aún más los que aún con un desconocimiento e ignorancia tan supina, vuelven a esgrimir recetas e ideas al parecer “novedosas” que por lo general ya han sido aplicadas en décadas pasadas, o bien son exportadas desde otras culturas y realidades, se plantean y defienden acaloradamente y sin el menor análisis de riesgo.

Ahora bien enumeramos a grandes rasgos lo necesario:

1) Estrategias con base en el lineamiento político:

El logro de consensos, la inversión mancomunada en políticas sociales, la interinstitucionalidad hecha con la debida transversalidad; definiendo en el territorio, sectores que contribuyan a mejorar el dominio de cada zona, no solo desde el punto de vista operativo sino en forma multidireccional e intentando recomponer el tejido social.

2) Estrategias operativas:

Creación de Unidades de Contexto Critico aplicando:

La Observación, la Información e Inteligencia, la Disuación, la Prevención, la Prevento- Represión, la Represión Especifica del Delito y la Vigilancia posterior de control centinela de efectos colaterales.

3) Técnicas y tácticas de Intervención:

La Vigilancia por medios tecnológicos y mediante personal, el patrullaje variado en calidad y cantidad, acorde a las características del área de operaciones, las inspecciones múltiples en la vía pública, los eventuales allanamientos  y detenciones entre otras acciones.-

La tarea es posible pero se deben alinear varios factores, en lo político Nacional y Departamental, en los barrios y poblaciones, en los enlaces y coordinaciones con diversos organismos e instituciones estatales y privados.

Con mucha frecuencia solemos utilizar comparaciones, parábolas e incluso alegorías para facilitar la comprensión de todos los ciudadanos y habitantes en general.

En efecto, el Uruguay es un paciente enfermo, pero bastante grave, tiene algunos órganos comprometidos, pero no está aún en “etapa terminal”. Probablemente la Zona Metropolitana – Montevideo y Canelones –  son los más afectados, hay partes o zonas que notoriamente resaltan porque la “sintomatología” (hechos violentos y sicariato) rompe los ojos, el “neoplasma” es el Crimen Organizado Transnacional (narcotráfico incluido), pero además hay otras afecciones derivadas como ser las bandas criminales y los grupos mafiosos en desarrollo, que agravan y perjudican el funcionamiento sano y normal del cuerpo social.

Podría decirse que el Estado como Director y los  Gerentes “del nosocomio”, da lineamientos a los profesionales “de la salud” (Ministerios del Interior, Economía y Finanzas, Defensa Nacional, Desarrollo Social, Salud Pública, Educación y Cultura, etcétera) ya han utilizado muy diversos tratamientos con “antivirales, antibióticos, aplicaciones de quimio e incluso radioterapia” pero no pueden revertir los efectos del “cáncer” que avanza imparable. Los profesionales y técnicos, a pesar de ser especialistas, no han podido, ni pueden todavía lograr avances firmes, profundos y seguros. Son los que luchan denodadamente para salvar “al paciente” pero rara vez son escuchados, y la mayor parte de las veces o bien son ignorados totalmente o bien carecen de líneas de acción claramente definidas y sostenidas en el tiempo, en cuanto a su actuación. Ergo, no han curado, ni podrán curar nunca esta maldita enfermedad del C.O.T.

Es tiempo de darse cuenta, tomar nota y hacer conciencia, dejándose de dar vueltas tal como el burro atados a una noria y dando vueltas. Es imposible lograr un éxito total y ni siquiera alcanzar algunas victorias haciendo lo mismo que se ha venido haciendo desde hace varios lustros. Si realmente queremos “extirpar” esta maldita enfermedad que nos afecta, es insoslayable empeñarse de verdad, en serio y bregar para que la inmundicia no se propague ya que estamos por pasar a una fase en la que puede llegar a ser imposible volver atrás. Ya basta de cháchara y de colocar “opinólogos” aprovechadores, en lugar de profesionales. Hay que poner el hombro y todos manos a la obra. A nadie honesto y bien intencionado le pueden caber prendas no?

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí