ORGANIZACION LATINOAMERICANA DE SOLIDARIDAD (OLAS) EN LA HABANA, CUBA

0
536

EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA

Fecha: 11 de Agosto de 1967 – Diario “El Popular” – Pág. 3

OLAS: PROPICIAR E IMPULSAR LA UIDAD DEL MOVIMIENTO Y ORGANIZACIONES ANTIIMPERIALISTAS.

Apoyar por Todos los Medios a los Pueblos de A. Latina en Lucha, Especialmente a los que se Encuentran en Lucha Armada

Coordinar la acción contra el imperialismo norteamericano para lograr una respuesta conjunta de los pueblos, impulsar la solidaridad con los movimientos de liberación nacional de Asia y África y con los movimientos progresistas de todo el mundo.-

LA HABANA. 10. (ANSA).- Las finalidades y objetivos que persiguen la Organización Latinoamericana de Solidaridad -OLAS-, cuya primera conferencia finaliza esta noche aquí, está claramente establecidos en los cinco puntos de que consta la resolución final aprobada por la cuarta comisión encargada del proyecto de Estatuto del organismo.

La resolución establece: “Son finalidades de la Organización Latinoamericana de Solidaridad, OLAS, propiciar e impulsar la unidad del movimiento y organizaciones antimperialistas e el seno de cada uno de los países de América Latina, propiciar e impulsar la unidad de los movimientos y organizaciones antimperialistas de todos los pueblos del continente. Apoyar por todos los medios a su alcance a los pueblos de América Latina en lucha contra el imperialismo y el colonialismo, especialmente a los que se encuentran en lucha armada; coordinar la lucha contra el imperialismo norteamericano para lograr una respuesta conjunta de los pueblos latinoamericanos a su estrategia continental, impulsar la solidaridad de los pueblos latinoamericanos con los movimientos de liberación nacional de Asia y África y con los movimientos progresistas de todo el mundo.

*  TEXTO DE LA RESOLUCION

LA HABANA, 10. (PL).- La Comisión Nº 1 de la 1ª Conferencia  de la Organización Latinoamericana de Solidaridad -OLAS-, dio a conocer anoche el texto de la siguiente resolución conjunta:

En vísperas de la clausura de la 1ª Conferencia Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) se adelantan para conocimiento público los textos de las resoluciones generales aprobadas en las cuatro comisiones de trabajo en que se dividió el estudio de los problemas continentales planteados a esta Conferencia trascendental celebrada en La Habana.

“Para nosotros la Patria es América”: con ese lema, un pensamiento de Bolívar, comienzan los enunciados de la resolución general de la Comisión Nº 1 que en su texto de once carillas quedan expresados de modo cabal estos seis conceptos:

– La lucha armada es la línea fundamental;

– Las formas no armadas deben ayudar y no entorpecer a la lucha armada;

– Es necesario unificar la dirección política y militar en la guerra revolucionaria;

– En la mayoría de los países de América organizar, iniciar y desarrollar la guerra revolucionaria es la tarea inmediata más importante;

– Nadie puede proclamarse de por sí vanguardia.

En síntesis, esos conceptos quedan definidos en la resolución general de la Comisión Nº 1 en la siguiente forma:

* LA LUCHA ARMADA ES LA LINEA FUNDAMENTAL

“Nos encontramos -plantea la resolución- ante una coyuntura histórica favorable para las fuerzas revolucionarias y negativa a la política imperialista, tanto interna como externamente, preparada por todo el curso de la historia continental y que se alcanza por el poder catalizador de la Revolución Cubana”.

Este párrafo va precedido de un sólido análisis de carácter histórico de nuestro continente que parte de la liberación de Haití y prosigue con la historia de la lucha contra el colonialismo europeo y el imperialismo yanqui.

Resumiendo la argumentación justa sobre la posición agresiva de los explotadores la resolución en cuestión señala: “Los exploradores saben que marchan contra la historia, no pudiendo detenerla se prestan a intentar demorarla. No dudan entre contemporanizar y reprimir, para ellos no hay dudas en el camino a elegir y hacen lo que han hecho todos los explotadores a lo largo de la historia: ejercer la violencia”.

“Estas condiciones determinan el contenido que debemos dar a las tareas del movimiento revolucionario en todo el continente. En conjunto y como dirección fundamental, todas ellas deben responder a la estrategia política de carácter común: la de alcanzar las formas más agudas de la lucha de clases y mediante ellas la liberación. En unos países se traduce en el desarrollo e impulso de la guerra revolucionaria ya iniciada, en otros casos minoritarios, lo que se plantea en forma inmediata es la ayuda consecuente, irrestricta, firma y decidida en favor de los que luchan ya, que es también una manera de incorporarse a las formas fundamentales de luchas: la violencia armada y preparar el movimiento revolucionario en el propio país para adoptar, de acuerdo con el desarrollo de los acontecimientos, el paso a la lucha armada como consecuencia inevitable de su desarrollo en el resto de los países”.

Las formas no armadas deben ayudar y no entorpecer la lucha armada.

En otra parte la resolución general de la Comisión Nº 1 deja expreso: “La Conferencia ha dejado esclarecido que siendo la lucha armada la vía fundamental es igualmente necesario emplear otras formas de lucha, siempre que se encuentren subordinadas o tengan por objetivo ayudar a desarrollar la que se estima principal”.

“Las formas de lucha no armada tendrán un valor revolucionario en la medida en que contribuyan al desarrollo hacia las formas más altas de la lucha de clases y esté dirigidas a crear conciencia acerca de la inevitable confrontación revolucionaria en todo el continente”.

* UNIFICAR LA DIRECCION POLITICA Y MILITAR EN LA GUERRA REVOLUCIONARIA

La resolución general de la Comisión Nº 1 desglosa este concepto en la forma siguiente:

“En los países donde el camino de la lucha armada se inicia a través de la guerrilla, germen del ejército del pueblo, la unificación del mando político y militar se convierte en una necesidad del movimiento revolucionario y se producirá como consecuencia de que la vanguardia en tales países, a la vez de poseer la más alta conciencia revolucionaria, propia de cualquier vanguardia, adquiere la capacidad necesaria para cumplir las tareas de la guerra, alcanzar los objetivos y ganarse, asimismo, el respeto y la estimación de las masas”.

Esta vanguardia expresada en la guerrilla debe realizar un intenso trabajo político con la población rural”.

“Ha de defender y facilitar al mismo tiempo la unidad de todos los trabajadores alrededor de los objetivos fundamentales de la guerra de liberación, ha de tener capacidad política y militar para dirigir la revolución, conocer los aspectos teóricos y prácticos, de la lucha”.

“Esto lo demuestra el caso concreto de la primera Revolución Socialista del continente, donde esa vanguardia la constituyó un núcleo guerrillero, que asumiendo la dirección política y militar de la guerra fue capaz de unir a las fuerzas revolucionarias surgidas del pueblo, y en medio de la lucha, supo organizar y desarrollar un ejército revolucionario que derrotó a las fuerzas armadas profesionales al servicio de la tiranía y el imperialismo, alcanzó el poder, cumplió con las tareas inmediatas de la revolución e inició la construcción del Socialismo”.

Después de hacer mención a nuestros próceres, inspiradores de esta lucha, como son: Bolívar, Hidalgo, O`Higgins, Sucre, Sarmiento, San Martín, Desaaline, Morazán, la resolución concluye afirmando que “los pueblos de nuestra América se disponen a desarrollar, impulsar y levar hasta su término victorioso la guerra revolucionaria por la segunda independencia”.

La resolución deja sentado en base de argumentos muy sólidos que en la mayoría de los países de América organizar, iniciar y desarrollar la guerra revolucionaria es la tarea inmediata más importante”.

Fecha: 27 de Agosto de 1967 – Diario “El Popular” – Pág. 4

“CALIDA RECEPCIÓN TUVIERON AYER ARISMENDI, BRUERA Y J.J. MARTINEZ”

Llegaron procedentes de La Habana y Moscú

– Una entusiasta multitud los recibió en el Aeropuerto

– Caravanas desde diversos locales del P Comunista

– Presentes caracterizados dirigentes del FIdeL

– Se realizó un acto en la Casa del Partido

– Reafirmó la solidaridad del Partido y de la izquierda unitaria uruguaya junto a la revolución cubana

– En el viaje se renovaron los lazos de fraternal amistad con el PCUS

¿Partido Comunista! ¡Partido Comunista! … Gritos de la entusiasta y combativa columna que desde las terrazas del Aeropuerto, recibió a Rodney Arismendi y Leopoldo Bruera, quienes conjuntamente con José Jorge Martínez, llegaron procedentes de La Habana y Moscú en el vuelo de Alitalia que aterrizó sobre la hora 14 del día de ayer.

Junto a las banderas uruguayas, flameante estaba la roja bandera de la hoz y el martillo en manos de jóvenes comunistas, de camaradas de la clase obrera, quienes enronquecieron en el saludo. Este se centraba principalmente en la persona del Primer Secretario del Partido Comunista, Diputado Rodney Arismendi cuyo nombre fue coreado cuando abandonó las dependencias del Aeropuerto en medio de los abrazos y apretones de manos de tantos y tantas hombres y mujeres de nuestro pueblo.

En el Aeropuerto -hasta el cual había llegado una larga caravana de vehículos salidos desde diversos locales del Partido Comunista, estaban presentes el Presidente del frente Izquierda de Liberación, Diputado Luis Pedro Bonavita, el vicepresidente del mismo, Dr. Edmundo Soares Netto, los miembros de la dirección del Partido, el Senador Enrique Rodríguez, Eduardo Viera, Alberto Suárez, Jaime Pérez, el Diputado José L. Massera, Enrique Pastorino, Walter Sanseviero, Alberto Altesor, César Reyes Daglio, Julio Arévalo, las dirigentes del Movimiento Popular Unitario, Dr. Alberto Caymaris, Rafael Bega y Oscar Cabrera. También estaban presentes prestigiosos dirigentes sindicales, dirigentes del movimiento estudiantil, etc.

Tras los primeros saludos, los viajeros expresaron su emoción por el recibimiento, su satisfacción por encontrarse nuevamente junto al pueblo uruguayo y junto a quienes así testimoniaban su reconocimiento por lo actuado en el trascendente encuentro de La Habana, la Primera Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad.

* EL ACTO EN LA CASA DEL PARTIDO

Una vez terminadas las gestiones aduaneras, los viajeros fueron acompañados por la caravana popular hasta la casa del Partido, colmada de compañeros, donde tuvo lugar un acto de recibimiento.

Nuevamente resonó el grito de “¡Parido Comunista!2, como también al ya tradicional de “¡Aquí está la Juventud!, ¡Al Partido salud!”, que remarcaba la presencia de la combativa UJC en la Casa del Partido.

Y el grito de “F.I.deL., F.I.deL.” que acompañó la expresión de la decisión unitaria de los comunistas, su apoyo constante al Frente Izquierda de Liberación.

Enrique Rodríguez fue el encargado de decir ls primeras palabras de saludo. Expresó que a los camaradas Arismendi y Bruera, como al compañero José Jorge Martínez, se las brindaba este “recibimiento inicial”, por la importancia de la misión que terminaban de cumplir para que “cuando llegaran a su patria sintieran esta calidez política, esta solidaridad política”.

Nos alegra mucho –dijo Enrique Rodríguez- que estén junto a nosotros los dirigentes del frente Izquierda de Liberación, su Presidente, Luis P. Bonavita, su vicepresidente, Dr. Soares Netto. Una prolongada ovación y luego el grito de F.I.de L., F.I. de L., rubricó las palabras de Enrique Rodríguez quien ofreció luego el micrófono a Arismendi y Bruera, tras decir que “el Partido está más firme que nunca en su línea de unidad, esa línea que dio nacimiento al frente Izquierda de Liberación”.

* LA PALABRA DE ARISMENDI

Creo que podemos decir -comenzó expresando Arismendi-, junto con Bruera y Martínez, de la gran emoción de encontrarnos como siempre con a fuerza del Partido, de la Juventud y de nuestros firmes aliados del frente Izquierda. Trasmitió de inmediato la afirmación de que la izquierda uruguaya unida es una fuerza que importa en el continente, para el proceso de la liberación, para la unidad de las fuerzas revolucionarias, para la unidad del socialismo.

Dijo que no era la de ayer la hora de analizar lo que significa ese gran acontecimiento, ¡jalón histórico en el proceso de la revolución latinoamericana, que fue la Conferencia de OLAS. Ya lo haremos -afirmó Arismendi-, refiriéndose a su declaración final, su texto fundamental, en el cual nuestra delegación trabajó, “haciéndolo mano a mano con nuestros queridos compañeros del Partido Comunista de Cuba”.

La Conferencia ha estado en el centro de la opinión mundial -afirmó luego- y en torno a ella el imperialismo y sus aliados trataron de impedirla, y en todo caso dividirla.

“Fracasaron -enfatizó Arismendi-, como fracasaron los perros falderos del imperialismo en todas partes”.

Luego dijo que el discurso de la delegación uruguaya, que le tocó pronunciar como presidente de la misma, respondió a lo que sienten las verdaderas fuerzas unitarias, los que están al frente de la lucha por llevar al pueblo uruguayo a la victoria y en la solidaridad con los que luchan con las armas en la mano, en la clandestinidad, con todos aquellos que marchan al rescate de sus patrias respectivas.

La elección de un uruguayo para una Vicepresidencia de la Conferencia, estaba subrayando el carácter de la lucha de nuestro pueblo, el valor de nuestra solidaridad con Cuba, avanzada del proceso revolucionaria de América Latina “junto a la cual estamos, antes, ahora y en cualquier instante en que el imperialismo intente levantar su mano contra Cuba”.

Una ovación saludó estas palabras de Arismendi quien de inmediato se refirió a su viaje a la URSS. Dijo que con motivo de su visita junto a Bruera a la capital soviética, fueron invitados a conversar con la dirección del partido Comunista de la Unión Soviética.

En la declaración conjunta está expresada la comprensión mutua en una causa común, por la unidad del movimiento revolucionario.

* LA OLAS NO SE DIVIDIRA

Después afirmó que todo lo que contribuye a la unidad, ayuda a la revolución en tanto que la que divide aleja el momento del triunfo revolucionario.

Sabemos que hay presurosos voceros de la división. Los conocemos dijo. “A esa triste tarea han estado dedicando toda su vida. No cuentan. La OLAS no se dividirá. Son tristes aulladores a la luna”.

La Delegación uruguaya, firmemente solidaria con la resolución fundamental, que es notorio se votó por unanimidad en otros puntos emitió votos que fueron distintos a los de la mayoría. Pero ello es el juego normal, democrático, en un debate entre las fuerzas revolucionarias.

No es ello lo más importante. Para algunos lo más importante es el pequeño margen de diferencias. Para nosotros lo más importante es la fuerza de unidad que allí se gestó y a la que contribuimos. Un fuerte aplauso saludó estas palabras de Arismendi.

Terminó su breve intervención agradeciendo la presencia de los compañeros del frente Izquierda, Bonavita, Soarez Netto, Caymaris, etc. y diciendo que el Partido firme, unido, indestructible, gana títulos en la lucha, marchando hacia la liberación con hechos y no con palabras.

Una prolongada ovación selló las palabras pronunciadas por Arismendi, junto con el grito de “Partido Comunista”.

* EL SALUDO DEL FRENTE IZQUIERDA

Luis pedro Bonavita quedó luego ante el micrófono, para decir que no podían estar ausentes los integrantes del frente Izquierda que desde hace cinco años aprendemos la gran lección unitaria, al trabajar junto a los compañeros comunistas, para dar la bienvenida a los compañeros. No es oportunidad de discursos, dijo. “Quiero decir simplemente que estamos orgullosos de la actividad de las fuerzas unitarias uruguayas que actuaron en la OLAS, que estamos orgullosos de que Rodney Arismendi haya sido Vicepresidente y uno de los factores determinantes de que la Conferencia se haya realizado y de lo que ella significa frente a los intentos divisionistas.

“Queridos compañeros -concluyó- los que no somos comunistas, pero que peleamos junto a ustedes, les decimos hoy: aquí estamos los amigos de ayer, de hoy y, lo que es más importante, los amigos de mañana”.

También las palabras de Bonavita fueron saludados por un cerrado y prolongado aplauso que fue acompañado por el grito de “F.I. de L. F.I. de L.”

Edmudo Soares Netto, dio fin al acto expresando su honda emoción por estar en la casa del Partido, la misma que había sentido en la Conferencia actuando codo con codo con compañeros que tienen la causa revolucionaria como centro de su vida.

Afirmó también la importancia de la unidad y saludó al Partido, cuyos títulos los ha ganado en la lucha revolucionaria.

Durante largos minutos más, Arismendi y Bruera, recibieron en el local del Partido, los saludos de innumerable cantidad de camaradas y amigos antes de reintegrarse a quienes esperaban también con ansiedad su regreso: los respectivos hogares

(Copia fiel de los originales)

Fuente: www.pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí