¿Qué es un partido político?

0
1179

La definición más práctica sobre qué es un partido político, como explica el catalán Josep Vallès, radica en entender su esencia misma. Un partido político es una colectividad humana de integración voluntaria que tiene como finalidad ejercer el poder institucional del Estado y ocupar los espacios en los procesos de toma de decisiones obligatorias para todos. Para lograr dicho objetivo, los partidos políticos deben participar (y en lo posible ganar) en elecciones libres, justas y periódicamente establecidas.

Si definir qué son los partidos políticos resulta desafiante, más aún lo es tratar de entender o proyectar hacia dónde se dirigen y cuál es su incierto futuro en las democracias del mundo pospandémico. Cambios más drásticos, más rápidos y cada vez más inesperados, todos síntomas de una sociedad líquida, todo esto en un contexto de revolución científica, tecnológica y comunicativa. Hoy estamos a treinta segundos de Marte.

Tal vez la única certeza, es que son una parte fundamental e indispensable del sistema democrático. Una democracia de partidos fue, es y seguirá siendo, la garantía máxima del éxito en la representación política de diferentes ideas, opiniones y perspectivas en una sociedad cada día más abierta y más diversa.

Los partidos políticos siempre han tenido el desafío de adaptarse a los grandes cambios sociales (rara vez han logrado adelantarse).Generalmente es el partido que mejor lee, interpreta o mejor entiende estas nuevas realidades o sentires de la sociedad el que posee una ventaja trascendental en la competencia por ganar elecciones y lograr así el objetivo de ejercer el poder institucional del Estado. Aquellos partidos que no logran adaptarse o cuyas propuestas no se adaptan a lo que la sociedad espera o pretende formarán si parte de las estructuras de gobierno, pero lo harán desde el rol opositor. Rol fundamental para la democracia y el sistema republicano.

La Ley de Urgente Consideración es esa lectura de la realidad social, por parte de una coalición de partidos, llevada a un marco normativo que habilita la realización de los cambios que la sociedad reclamaba.

En definitiva, los partidos políticos pueden interpretar la sociedad, mirar hacia el futuro y concebir una nueva realidad o simplemente mantenerse en su base ideológica y tratar con todas sus fuerzas de que nada fuera de esa línea sea realizado.

Actualmente existe una carrera, transformada y materializada en un referéndum, por un lado hay una coalición de gobierno que encuentra en el instrumento de una ley, una nueva libertad que brinda nuevas herramientas no solo para el gobierno, sino también para los ciudadanos en su vida individual y en la convivencia social. Eso es en definitiva la LUC, una herramienta de libertad.

Por el otro lado, existe una coalición opositora (con el agregado de su brazo sindical) que de inmediato quieren cerrar esos nuevos espacios de libertad y volver a lo de antes. No se sabe con certeza volver a qué, pero a lo de antes. El futuro no es el objetivo, el objetivo es el antes, el volver a atrás.

De cara a la decisión que tomará el soberano, las esperanzas de la ciudadanía toda participan en ella y lo que debe quedar en claro por sobre todas las cosas es que la LUC no es un fin en sí misma, es un medio para la realización de un proyecto país, respaldado por las urnas en octubre y en noviembre de 2019.

Del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí