ROBAN LA ARMERÍA ”EL CAZADOR”

0
330

EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA (19)

Fecha: 27 de Noviembre de 1966 – Diario “Acción” – en Portada

ROBAN ARMAS POR UN MILLÓN DE PESOS Y UNIFORMES POLICIALES, DEJAN DINERO. CUMPLIERON UN PLAN CIENTÍFICO ¿QUÉ PASARÁ?

Abrieron un Boquete en una Pared Lindera con la Policía

Audaces sujetos, en forma tal que parece una verdadera burla a la Policía, cometieron, en hora no precisada de anoche, un robo de armas por valor, nada menos, que de un millón de pesos. Los detalles del caso, que el lector hallará seguidamente, muestran que se trata de elementos muy hábiles en esa clase de delitos, habiendo obrado en tal manera que hace pensar que estudiaron el golpe por buen tiempo, llegando a tener acceso incluso a una importante dependencia policial.

* EMPIEZA LA SERIAL

Verdaderamente que corresponde este subtítulo, ya que el robo es digno de una de esas seriales policiales que a diario nos brinda la TV.

En la Avda. Uruguay hay una casa de propiedad horizontal, cuyo apartamento del segundo piso -al frente- es un amplio salón para oficinas comerciales, desocupado. La puerta de calle de la finca es de hierro y bronce con un gran cristal, bastante grueso, cerrando con una cerradura tipo Yale.

Anoche, a hora que se estima fue de la madrugada, los delincuentes trabajaron la cerradura de la puerta de calle, mediante el uso del artefacto llamado “pico de loro”, que tiene fama de que no hay cerradura que se le resista, ya que arranca el tambor en que gira la llave y deja vacía la cerradura.

Sin embargo, en este caso, al parecer los ladrones no manejaron bien la llave, como lo demuestra que quedara la parte interior del tambor torcida, pero no violada. Ante esta dificultad, los desconocidos del caso optaron por romper el cristal. Y llama la atención de que ello no haya provocado una alarma, aunque en esa cuadra solamente haya comercios y oficinas, posiblemente ninguna de ellas con sereno.

* MEDIANTE BOQUETE

Los delincuentes con una precisión digna de ………  ………… un boquete de unos cincuenta centímetros de diámetro, en la pared Oeste del ……… es de un respetable grosor, lo que debe haberles demandado largo rato de trabajo, yendo a salir justamente al costado de una estantería de la Sección Ropería de la Intendencia General de Policía, cuyo edificio tiene frente a la calle Andes 1478, lindando los fondos con el apartamento mencionado.

Una vez en la Intendencia de Policía -en la que no queda guardia nocturna- pasaron a un patio de la misma, cuyo “vidrio patín” -destinado a permitir el paso de alguna luz a la planta baja- levantaron en dos de sus vidrios, de unos cincuenta centímetros, o menos cuadrados. Luego, con género destinado a los forros de los uniformes que en la Intendencia se guardan, hicieron una cuerda enrollada y se descolgaron al piso bajo, que era el local de la vieja “Armería El Cazador” de la firma Laventure y Cía. S.A., con frente a la Avda. Uruguay 868, es decir, pared por medio con la casa de apartamentos por la cual entraron.

Ya en laa armería, tomaron una escalera y la adosaron para salir de allí por el mismo camino, es decir, por el vidrio quitado en el piso superior.

* BUSCABAN SOLO ARMAS

 En varios viajes, los delincuentes se llevaron las armas largas y cortas que fueron encontrando en las vitrinas y hasta en una caja en la que se guardaban armas compuestas para clientes de la casa.

Esta mañana nos decía un principal de la firma que llamaba la atención el hecho de que los delincuentes habían despreciado buenas sumas de dinero que estuvieron en sus manos. Varias decenas de miles de pesos -entre las que se contaban dólares y otras monedas extranjeras- fueron encontradas por los visitantes en su recorrida. Las dejaron a la vista como para demostrar que no les interesaba el dinero y sí las armas, así como las municiones para las mismas.

A los fondos, como si hubieran operado con toda calma, los delincuentes revisaron numerosos cajones cerrados que contenían otras mercaderías y depreciaron cuchillos grandes -de $ 400 cada uno- por un valor superior a los $ 250.000-

* ALGO CURIOSO

Y, lo más curioso es que, cuando salían debieron pasar por la Intendencia de Policía, de cuya ropería se llevaron un uniforme para oficial, dos para cadetes policiales y uno para agente de seguridad, como si ello formara parte de un plan de futuro que resulta inquietante.

Ya en el apartamento, los ladrones salieron a la Avda. Uruguay, donde, con toda seguridad tenían un vehículo estacionado, en el que cargaron las armas y municiones, yéndose sin que nadie los viera.

Otro elemento que les resultó de interés a los ladrones fueron quince linternas de las llamadas balizas de luz intermitente, sumado todo lo cual se estima el botín logrado en un millón de pesos al precio de venta al público.

El portavoz de la finca nos dijo esta mañana que tenían seguro contra incendio, pero no contra robo, por lo que la pérdida si no se recupera algo, es total.

* OTRA INTENTONA

Antes de edificarse la casa de apartamentos horizontales, hubo allí un baldío de grandes proporciones, desde el cual se hizo una vez un boquete a la armería. Pero, al parecer los ladrones fueron avisados de alguna proximidad policial o de cualquier otro peligro y no llegaron a robar, luego de tener franca la entrada al comercio.

Desde entonces hasta que se hizo la casa de apartamientos, pusieron un sereno que retiraron al terminarse el edificio lindero.

Fecha: 28 de Noviembre 1966 – Diario “El Día” – Pág. 12

BOQUETEROS HURTARON AYER ARMAS Y UNIFORMES

En las primeras horas de la mañana de ayer las autoridades de la 3ª y del Departamento de Hurtos y Rapiñas de Investigaciones tuvieron conocimiento de que ladrones habían penetrado en el edificio de la Avda. Uruguay 872.

Al concurrir al lugar descubrieron que, mediante el uso de “pico de loro”, habían penetrado al interior del local de apartamentos, comenzando a recorrer los mismos, hasta que al llegar al Nº 201, que se encuentra desocupado, hallaron en el living un boquete de unos 30 cms. de diámetro.

Al seguir el recorrido efectuado por los asaltantes, la Policía llegó hasta un local de la Inspección General de Policía, con entrada por Andes 1478. Se trata del salón donde trabajan los sastres, confeccionando los uniformes policiales: al hacer un recuento, se comprobó que faltaban uno de Oficial, dos de cadete y uno de agente.

SEGUNDO ASALTO

Los delincuentes intentaron seguir revisando la sede de la Inspección, pero, los candados y cerraduras les impidieron continuar su trabajo.

Grande fue la sorpresa de los investigadores al hallar un segundo boquete, esta vez producido al retirarse unos patines de vidrio que recuadran el piso de la sastrería.

Desde allí llegaron hasta la armería “El Cazador” de la Avda. Uruguay 868, descolgándose por una escala hecha con tiras de géneros y anudadas a una distancia prudencial.

En la armería eligieron armas y proyectiles, sustrayendo 30 pistolas calibres 22, 6.35 y 7.65. casi en su mayoría marca “Beretta”. De otro lugar 20 carabinas calibre 22 de repetición y automáticas marca “Brno” y “Browning”, 2.000 cajas de proyectiles calibre 6.35 y 7.65 de fabricación extranjera.

Llama la atención que los maleantes despreciaron valiosos cuchillos, balines, equipos completos de pesca y otros implementos, así como la suma de $ 200.000 en dólares y moneda nacional.

ARMAN ESCALERAS

La vuelta al local de la sastrería policial se les hizo dificultosa a los ladrones, máxime con la pesada carga de armas que debían transportar, ingeniándose entonces para armar dos escaleras, llegando a la Inspección, y de allí, por el boquete, hasta el apartamento desocupado, y a la calle.

Sin embargo, la fuga se les complicó, ya que se encontraron con la puerta trancada, procurando entonces volver a forzar la cerradura, en lo que fracasaron.

Ante la perspectiva de quedar encerrados o que algún vecino advirtiese, los asaltantes rompieron el cristal de la entrada, escapando por allí hasta un vehículo que posiblemente les estaba aguardando.

ALGO EXTRAÑO

Los comisarios Víctor Casas Fernández y oficial Walter Stratta, de Hurtos y Rapiñas, y comisario Libre Sánchez Grecco y subcomisario Antonio Postiglioni Cóppola, de la 3ª. encuentran sumamente extraño los hurtos, presumiendo que pudiera existir un “entregador”, pues los pasos de los delincuentes fueron muy seguros, como si ya conocieran perfectamente los lugares en que operaron.

Fecha: 28 de Noviembre de 1966 – Diario “El Popular” – Pág. 11

ROBARON UNIFORMES Y ARMAS POR $ 800.000

Mediante boquetes penetraron en la Inspección General de Policía y en la Armería “El Cazador”

Un parte emitido ayer por la comisaría 3ª informa que “desconocidos”, mediante la práctica de un boquete en el apartamento 201 del segundo piso del edificio sito en Uruguay 872, penetraron al local de la Inspección general de Policía, Andes 1478, de donde al parecer hurtaron un uniforme para oficial, dos para cadetes y uno de agente, practicando luego otro boquete en una pared que daba a la armería de Uruguay 868 (Armería “El Gaucho”) de donde hurtaron 50 armas largas y cortas, 2.000 proyectiles y 15 linternas, todo lo que se avaluó en $ 800.000-

(Copia fiel de los originales)

Fuente: www.pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”.

Nota de la Próxima Semana:  MUERE UN TUPAMARO EN TIROTEO CON LA POLICÍA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí