Taiwán advierte a China que no cederá a sus presiones de «reunificación»

0
56
Motion blur on busy streets during rush hour at dusk in Taipei's city centre.

Por: Semanario Contexto.

Durante las celebraciones del Día Nacional de Taiwán, la presidenta del país prometió defender la isla de la creciente presión de China, que desde hace décadas busca unir su República Popular con «la provincia». Las declaraciones de la mandataria se produjeron luego de que este sábado Xi Jinping celebrara su propio acto y tras una semana de tensiones, a raíz de la denuncia de incursión de al menos 148 aeronaves chinas en su espacio aéreo.

En una inusual exhibición de la capacidad militar de Taiwán durante las celebraciones de la Fiesta Nacional de la isla autónoma, la presidenta Tsai Ing-wen advirtió a la República Popular China que resistirá a sus amenazas de intervencionismo.

Desde hace años Beijing ha reclamado a Taiwán como parte de su territorio, al que considera una «provincia rebelde». Pero en las últimas semanas su interés por una «reunificación» ha ido in crescendo.

El pasado 5 de octubre, el Gobierno de Tsai denunció incluso la incursión récord de 56 aviones de combate chinos en un solo día y la presencia de al menos 148 aeronaves del vecino país en menos de una semana, en el espacio aéreo internacional de Taiwán.

«Haremos todo lo posible para impedir que el status quo se vea alterado de forma unilateral (…) seguiremos reforzando nuestra defensa nacional y mostrando nuestra determinación de defendernos para asegurarnos de que nadie obligue a Taiwán a seguir el camino que China ha trazado por nosotros», afirmó la mandataria.

ras la muestra de aviones de combate sobre la oficina presidencial y lanzadores de misiles en camiones, la mandataria taiwanesa subrayó que solo el pueblo taiwanés puede decidir sobre su futuro.

«El camino que ha trazado China no nos ofrece ni una forma de vida libre y democrática ni soberanía para nuestros 23 millones de personas», sentenció la gobernante.

China insiste que la unión con Taiwán «debe completarse»

El Gobierno de Beijing, que un día antes protagonizó su propio acto conmemorativo sobre la Revolución de Xinhai de 1911, ha declarado incluso que anexaría a Taiwán a la fuerza en caso de ser necesario. Aunque el sábado el presidente Xi Jinping bajó el tono y se refirió a una «reunificación pacífica», la República no desiste de su ambición, considerada antidemocrática.

«Nadie debe subestimar la firme determinación del pueblo chino, su voluntad y su capacidad de salvaguardar la soberanía nacional y su integridad territorial», apuntó Xi Jinping.

Como parte de sus amenazas, desde septiembre de 2020 las autoridades chinas han enviado hacia Taiwán aviones cazas en más de 800 ocasiones, según Taipéi.

La tensión, que se ha ido incrementando desde este septiembre, despierta las alarmas en la región. Australia y Japón se han declarado preocupados por un riesgo latente de desestabilización y han reforzado sus lazos con la isla.

Además, el mes pasado, Japón, Estados Unidos, Reino Unido, Países Bajos y Canadá efectuaron simulacros conjuntos cerca de Okinawa, en los que utilizaron portaaviones estadounidenses y británicos.

Taiwán ha vivido bajo amenaza de una invasión desde que los nacionalistas del Kuomintang (KMT) huyeran a la isla en 1949, después de perder una guerra civil contra los comunistas. Desde entonces existen voces a favor de la independencia del país como Estado soberano.

Con AP y Reuters

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí