Uruguay, la Dinamarca de América?

Cdor.MBA Francisco Cortabarría.

5
512

Por Francisco Cortabarría

El Presidente Luis Lacalle Pou tiene en sus manos la facultad de merecerse no el bronce, sino el oro, si logra con su ya reconocida astucia, capitalizar su inédito índice de aprobación a un año de haber ejercido la magistratura de la presidencia, por parte de 2 de cada 3 uruguayos. Recordar que desde el retorno a la democracia en 1985, la aprobación al año de asumido el cargo de los anteriores presidentes nunca llegó ni cerca a semejante adhesión por parte de los uruguayos.

En este año transcurrido ya ha hecho méritos suficientes para merecerse el bronce; vía una sensata y permanente atención a la gestión del Covid 19 junto a sus asesores; apoyar económicamente a los empresarios vía exoneración y flexibilización de tributos; a los uruguayos de a pié, vía la extensión de la cobertura por desempleo; al país, por haber renegociado algunos acuerdos ruines a los intereses del país para convertirlos tanto en ahorro como inversión para las arcas del Estado: USD 80MM de ahorro en la renegociación de condiciones para el tendido de vía férrea UPM2 – puerto de Montevideodeo, esquivarle a un tenebroso juicio por parte de la Empresa de servicios portuarios Katoen Natie por USD 1.500MM a pasar a lograr un compromiso de inversión de USD 540MM, etc, etc.

Y la intuición me hace pensar que Lacalle Pou no es persona de conformarse fácilmente. Todo lo contrario, le considero muy ambicioso en la mejor acepción del término, aplicado a dejar un legado muy positivo al país. Cuáles son los pilares en que baso mi exposición?, acerca de asuntos en los cuales inmiscuirse, para dar ese salto cualitativo, que termine de conformar una concepción de Uruguay país austero y sensato a nivel mundial, como una nación atractiva, tanto por las condiciones económicas que imperen en todo aspecto relevante a un inversionista y/o un empresario a apostar a Uruguay, como por su intachable respeto a las obligaciones que el Estado asume (Uruguay siempre honró sus deudas), así como por un respeto y sustento a la jurisprudencia en todos sus ámbitos.

Basado en lo anterior, este Uruguay que se viene formalizando, tiene la oportunidad, que difícilmente se repita, de dar ese salto cualitativo. La política de talante socialista es un estilo de gobierno probado y fracasado en España, Francia, Alemania (ex RDA), por citar paises del primer mundo con robustas y sanas economías. El pseudo socialismo que impera en Uruguay, es una doctrina que alienta a no ambicionar; muy por el contrario, alienta al ostracismo, en razón a que pretende una quimérica sociedad donde prime la solidaridad, todo amparado en valores y conductas probas, que resultan en ominosos principios que rijen la patria.

Es la oportunidad de terminar con los monopolios de suministro de energía eléctrica, de telefonía fija, de fijar los valores del combustible, del suministro de agua, del ferrocarril, etc, que no hacen mas que alentar a la holgazanería y desidia, lo que induce a precios totalmente prohibitivos y un aparato de Estado elefantiásico a efectos de alentar la inversión en el Uruguay, tanto por parte de extranjeros, así como por parte de propios compatriotas que se van a invertir a Paraguay, por ejemplo. Lo que incito, es a una paulatina y escalonada desmonopolización de todo lo mencionado que el Estado determina, corriéndonos hacia una economía de libre comercio, donde la libertad de oferta y demanda de cada bien o servicio determina el precio justo, el precio equitativo. La experiencia al abrir el mercado de la telefonía móvil, significó para Antel movil atender a ser eficiente con el uso de sus recursos para ser competitiva con Claro y Movistar, redundando en un beneficio para la economía doméstica, fomentando la inversión extranjera y la creación de miles de puestos de trabajo. Resulta difícil ponderar hasta cuánto crecería el PBI uruguayo a raiz de una paulatina y escalonada desmonopolización.

Solo algunas estadísticas para sustentar lo expresado. En el año 1978, tanto Uruguay como Paraguay tenían una población de 2.8MM de habitantes. Hoy día, Paraguay tiene 7.5MM de habitantes, mientras Uruguay no llega a los 3.5MM. El Estado paraguayo lo componen 70.000 funcionarios, el uruguayo, 300.000. Los impuestos en Paraguay son un 10% tanto sobre la ganancia como el IVA (conocido como la regla del 10 + 10). Mientras en Uruguay, esos mismos impuestos gravan la ganancia en un 25% (que se transforma en un 30,25% para las S.A.), mas un 22% de IVA (regla del 30,25 + 22).
Desde que Uruguay retornó a la democracia (1985) al último dato oficial (2019), en ese período de 35 años de tiempo, Uruguay tuvo un incremento del PBI «punta a punta» del 190% habiendo registrado en esos 35 años una retracción máxima del PBI de -7,7% (año 2002) y un incremento máximo de 8,8% (año 1986), registrando en la última década un crecimiento promedio del 3,1%. En ese mismo período de tiempo, los resultados de Paraguay muestran un incremento del PBI «punta a punta» del 245% habiendo registrado en esos 35 años una retracción máxima de PBI de -2,3% (año 2000) y un incremento máximo de 11,1% (año 2010), registrando en la última década un crecimiento promedio del 4,4%.

Considero vital despojarnos de una vez por todas de todo pensamiento naif que aliente el irracional concepto acerca de esperar una ingenua y cordial acogida por parte del primer mundo ni de nuestros vecinos, a que Uruguay logre ese salto cualitativo al que me refiero. No me gusta ser portador de agoreras predicciones acerca de la poco entusiasta acogida con que las potencias del mundo muestren animosidad hacia promover acciones en ese sentido.. Qué interés tendría España, China, USA, por ejemplo, en convertir al Uruguay en un país de primer mundo? En qué se beneficiarían? Desde el descubrimiento de América, el rol que el primer mundo nos asignó es el de ser un mercado que equilibre la balanza para poder satisfacer su necesidad de commodities sin valor agregado (carne, granos, productos de la tierra en general) a cambio de tener una plaza segura ávida de recibir a cambio su producción de tecnología (televisores, ordenadores, vehículos, equipamiento médico, material bélico). En un principio era oro y plata a cambio de espejitos de colores. Con qué animosidad alentarían los paises de primer mundo el surgimiento de, por ejemplo un modelo de Dinamarca en Sudamérica? Sin perjuicio de esto último, como corolario y volviendo al inicio de esta exposición, podemos tomar acciones que están a nuestro alcance para ser un país mas eficiente, atractivo a recibir inversiones extranjeras, con menor disparidad entre acaudalados e indigentes, ambicionando, porque las condiciones están al alcance, a producir bienes con valor agregado, no solo commodities.

Faber est suae quisque fortunae («Cada hombre es el artesano de su propia fortuna»), Apio Claudio, (censor, cónsul dos veces, pretor dos veces, edil dos veces, cuestor, tribuno militar tres veces, del Imperio Romano), dixit.

DATOS.BANCOMUNDIAL.ORG
Crecimiento del PIB (% anual) – Uruguay, Paraguay | Data
Crecimiento del PIB (% anual) – Uruguay, Paraguay from The World Bank: Data​

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí