AFGANISTAN – El escrutinio de las elecciones parlamentarias

0
27

La tarea del Observador Militar es básicamente «observar e informar»,perose hacen otras en diferentes rubros y zonas geográficas: mediación, negociación,ayuda humanitaria,patrullasterrestres y aéreas, trabajo en estadosmayores,etc.Para algunas se tiene preparación previa, pero para otras no.

Participé como supervisor de una comisión durante las elecciones parlamentarias realizadas en 2006 y latarea me resultó complicada. No tenía experiencia y el lugar de trabajo estaba en Ghost, población ubicada en la frontera entre Afganistán y Paquistán, en las zonas tribales denominada «santuario Talibán». El movimiento teníaallí sus campos de entrenamiento y todala población es de etnia Pashtún.

Los afganos me alertaron: » Ni se le ocurra hacer la vida social que hace en Maimana. Esa es la región más peligrosa de Afganistán y de toda Asia Central «.

Mi traductor fue mucho más explícito:» Por si acaso escriba un email y redacteuna despedida a su familia».

Pasé allí unos veinte días.Presento elrelato sin cambiar nada,tal como lo escribí hace más de una década.

Hoy es 12 de octubre de 1384.Finalizó el escrutinio y comenzó el Ramadán.Pude participar en el trabajo de la Comisión Electoral Provincial,encargada de recibir y tramitar las quejas de los candidatos.Se integró con Peer SayedShah como presidente, Meerza Ali como secretario y una mujer llamada Rashida como vocal. Los dos hombres eran cincuentones y con mediano nivel de educación,de accionar lento pero seguro,a veces por demás demorado.La mujer era una joven afgana que participaba activamente del proceso.

Diariamente se recibían protestas. Estaban escritas en «pashtun» y registraban el nombre de quien presentaba la queja,contra quién o contra que reclamaba y que era lo que reclamaba.Respecto a algunas quejas la comisión no pudo determinar cuál era verdadera, o, mejor dicho, cuál era menos mentirosa.

Muchas fueron a la papelera por infundadas,disparatadas y escandalosas. Tal el caso de una que, al decir del peticionante,en cierto circuito habían votado mujeres en sustitución de hombres.Los miembros de la comisión se exprimieron el cerebro pensando como habría podido ocurrir tal irregularidad,dado que aquí las mujeres se diferencian sobremanera de los hombres.” ¿Es posible que ciertos hombres se hubiesen vestido de mujeres, usando burkhas?” –preguntó el secretario- “Es posible” –aseveró el presidente. Recordó un caso ocurrido unos meses atrás,cuando un terrorista suicida portaba sobre si quince quilos de explosivos y lo ocultaba vistiendo una burkha. La policía lo detuvo y pudo abortar el atentado y de paso le enterraron tal paliza que por mucho tiempo ese tipo no tendría ganas de meterse en líos,al decir del presidente. Pero la protesta fue rechazada por “disparatada” e “infundada”.

Otro documento alegaba que se habían confeccionado “tarjetas de votación falsas”,pero la evidencia presentada era solo dos de aquellos documentos. Bien podían haber sido confeccionados por quien se quejaba.La comisión no encontró en el alegato algo que mereciera labor y asídecidía,en forma categórica,que el papel acompañara a los ya depositados en la papelera.

Leída otra queja, alguien protestaba porque un candidato había obsequiado unas vacas a cierto número de votantes con obvia intención de ganarse su simpatía.La protesta cayó por “inconsistente”,porque regalar vacas no era contrario a la ley electoral.El presidente dijo: “Que se cierre el caso y permanezca el documento en los archivos, por ser la muestra de un hábilpolítico procurador de votos,a pesar de sacrificar su ganado.”

Un doctor afgano de nombre Farida alegó:” Un tal Gul Habib Shah había traído ciudadanos del cercano Paquistán para que votaran a su favor”.La comisiónentrevistó al peticionante-en mi presencia,por ser yo un representante de la comunidad internacional- y le fueron exigidos testigos para fundamentar su “insólita protesta”.El doctor Farida dijo no tenerlos,y la comisión se expidió al punto: “Que se rechace el petitorio por falta de evidencia y se tome nota de esta supuesta intromisión.¡¡¡¡Que Allah misericordioso nos acompañe en este proceso electoral y cesen las intromisiones de los hermanos paquistanies!!!!”.” ¡¡¡¡Y que Allah misericordioso también los acampane a ellos!!!!,dijo el secretario.” Por supuesto,dijo el presidente,porque también son nuestros hermanos musulmanes.”

Fue analizado otro caso,también presentado por el doctor Farida. Citaba hechos de “mala conducta” de una mujer que resultó ser la esposa del tal Gul Habib Shah.El presidente dijo: “Farida está dando mucho trabajo,no por la cantidad de quejas traídas (había otra en la que reclamaba por expedición de tarjetas de votación falsas),sino por su inconsistencia”.La comisión no encontró asidero para definir la mala conducta de la susodicha y de paso resolvió el dilema citando la ley electoral, donde no figuraba algún artículo que definiera la «conducta impropia».El documento,escrito con una letra florida y refinada,marchó al canasto a engrosar la lista de las protestas condenadas.

Otro candidato de nombre Bakhmalealegaba: “Un hombre llamado Hashim,funcionario participante en el proceso de escrutinio,había invitado a otro candidato llamado Assel Khan a permanecer dentro del local mientras se contaban los votos.Iniciada la lectura del documento,los miembros ya asumieron de por sí que aquello tenía la figura de una “irregularidad” que ofendía la ley electoral,pero el segundo párrafo aquietó los ánimos.El peticionante decía “…pero siendo que me ha sido difícil estructurar este caso y como estoy en falta de testigos,dejo sin efecto mi propuesta y pido que se anule,confiando en que el buen criterio de esa comisión así lo determine.” “Criterioso es este hombre y buen musulmán de paso,ya que confía plenamente en los poderes electorales que nos han sido confiados.” -dijo el presidente- “.Que el caso pase ya mismo a la papelera y ocupémonos de otro.Se viene la hora de la oración del mediodía y el tiempo urge.”

Luego del almuerzo la comisión tornó a reunirse,pero el inicio de la sesión se demoró por la ausencia de uno de sus miembros.  Llovía torrencialmente,pero antes había caído una granizada como yo nunca había visto,unas piedras enormes.Esa lluvia era consecuencia de la ubicación geográfica de Ghost, próxima a Paquistán y la India,donde la influencia del Monzón se hace sentir.

Constituída la comisión,se trató un caso de uso de la fuerza para “animar” a personas a votar por un candidato.La protesta era presentada por Ameen contra la “familia de NaemJam.” “Pues atentamente veamos el caso –dijo el presidente-y consideremos que el que a hierro mata,a hierro muere.Conozco a esta familia y es de muy mal traer.Han apaleado a más de uno y no solo por razones electorales.Demos trámite a la denuncia,pero ante la policía,que apalear gente no va contra la ley electoral,pero si contra la vida pacifica de los ciudadanos.Demos parte al superior gobierno y no dudemos que contaremos con su apoyo.”

Leído otro documento,se supo:Un tal Azar Khan denunciaba a Mohammed Arif, dado que este había hecho votar varias veces a algunas mujeres.” Nuestra constitución establece la igualdad entre hombres y mujeres”- dijo Rashida-pero eso no da derecho a que las mujeres voten más de una vez” “Yo misma fui al centro de votación para mujeres ahí citado-dijo señalando el documento- y entrevisté a todas.Ellas dijeron haber votado una sola vez “. “Caso cerrado y a la papelera,dijo el presidente y esperemos que el siguiente asunto sea más sustancioso.”

Así los casos siguieron en escalada.Al principio los candidatos reclamaron unos contra otros.Después reclamaron contra los funcionarios de los centros de cómputos y por último contra todos los organizadores.Pasaron dos meses y los reclamos continuaron.

Así el relato en su momento, el año afgano de 1384.Conservo hasta el presente una carpeta con unos cuarenta y cinco casos, pero nunca supe como terminaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí