La vida nos da sorpresas. Por Alfredo Oliú

0
138

Es así nomás, como hace años cantaba Ruben Blades: la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. Pero no por ello debemos dejar todo lo que tenemos por delante.

El martes de esta semana llegan casi en el mismo momento dos noticias que de alguna manera habían acaparado la atención del público: la vuelta a Uruguay de Luis Suarez para jugar en Nacional y la Sentencia del Tribunal de Apelaciones que deja sin efecto el fallo judicial del Dr. Recarey en el cual prohibía la vacunación a niños menores de 13 años. Estas dos noticias fueron portada de todos los medios de difusión y, por distintos motivos, conmocionaron a la opinión pública. En el primer caso, la vuelta de Suarez, como hincha que soy de Nacional comprenderán la alegría que me provoca. Pero también como uruguayo porque  nuevamente despierta el interés del mundo futbolero que pone sus ojos en nuestro país. En lo referido a la sentencia, se confirmó lo que casi todos pensábamos y nuevamente los ojos del mundo se dirigen a nuestro país como ejemplo en cuanto al manejo de la pandemia pero también como estado de derecho. Debo confesar que ambas noticias me llegaron casi al mismo momento y por mi mente pasó la canción de Ruben Blades. Podríamos hacer múltiples reflexiones sobre la convergencia de dos caminos tan dispares pero que provocaron conmoción en el mismo momento, pero ello excede totalmente el sentido de este artículo de opinión.

Quiero sí señalar que la sentencia del Tribunal de Apelaciones me pareció muy completa y, a la vez muy clara. Invito a quién tenga interés a leerla pues creo yo que el lenguaje utilizado aunque jurídico puede ser comprendido. Deja muchas cosas en claro, y creo que desalienta eventuales “aventuras judiciales” de algunos colegas. La contracara a mi gusto amarga de la situación es que desprestigia el Proceso de Amparo que es una garantía clave para la protección de los Derechos Humanos. Me explico porque digo esto: cuando se promulga la ley de amparo recién volvíamos a la democracia. Hubo una gran cantidad de solicitudes en los juzgados que fueron rechazadas por carecer de alguno de los requisitos legales para un procedimiento garantista y de excepción. En mi opinión ello desalentó aventuras judiciales y pasó un tiempo para que todo nuestro sistema jurídico incorporara en profundidad el sentido y objetivo del amparo. Hubo al respecto un gran trabajo de la doctrina y la jurisprudencia que fueron avanzando en el buen uso del Amparo. Si tuviera que citar un ejemplo no tengo dudas: los llamados amparos médicos. Dieron tranquilidad a muchas personas que se les iba la vida y, de esa forma, accedieron a la medicación. Confío por tanto que este episodio judicial relativo a las vacunas no vaya en detrimento de la importancia del Amparo como instrumento garantista.

Mientras tanto el mundo sigue su curso, y por suerte nuestro país también. Esta semana se dio un nuevo impulso al tratado de libre comercio con China. Podemos decir que se inicia propiamente el largo camino de la negociación. Creo que otra grata sorpresa que por lo menos en lo que se refiere a mí se produjo es que la oposición bajó el tono de las críticas lo cual da un paso importante hacia el entendimiento. El reclamo se centra en ir con el MERCOSUR, posiblemente sería muy bueno sí. El problema es que Argentina ingresa en una etapa casi desesperante de su crisis y pone un nuevo Ministro de Economía sustituyendo a la anterior que llevaba pocos días en su cargo y volvía de Estados Unidos. Argentina además que sigue abrazada a un proteccionismo extremo no creo que se encuentre en las mejores condiciones para negociar un tratado de libre comercio.

Y en este mundo que no se detiene nuestro país tampoco y el Presidente convoca a las fuerzas que integran la Coalición de Gobierno y la oposición a estudiar su iniciativa relativa a la reforma de la Seguridad Social. No es un tema que de por sí genere adhesiones pero no tengo la menor duda: es indispensable ir encontrando consensos porque las proyecciones son por demás elocuentes.

En todo caso lo que realmente me alegra es que el gobierno no claudica en seguir adelante con sus proyectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí