¡AMIGA, DATE CUENTA! Por Marcelo Martín Olivera

2
620

Resulta que ahora las mujeres están de moda, por lo tanto son descartables y pasajeras. Que no lo digo yo, un “machirulE” integrante de la Coalición patriarcal que gobierna, esas palabras vienen de un “abuelito inocente” llamado José Alberto Mujica Cordano, ex Presidente de la República.

En una entrevista concedida al periodico El Observador y en referencia a la posible fórmula presidencial para 2024 dijo que Orsi “pega más con lo que es el Uruguay” mientras que Cosse «tiene un don a favor: es mujer, y están de moda«. A nadie debería sorprender este tipo de expresiones, lamentablemente la izquierda vernácula es el nido perfecto para todo tipo de desprecios hacia las mujeres. El caso más icónico es el de Gerardo Nuñez (véase Perdón hermana, le creo al compañero) quien fue hábilmente apañado por las féminas de su propio partido y el caso donde se hace hechos la frase “la piola revienta por el lado más fino” es el lamentable caso del Alcalde de La Floresta, Néstor Erramouspe, quien fue acusado por distintas mujeres de acoso y en algunos casos de realizarles preguntas indiscretas referentes a sus ratos libres. En estos dos casos hay algo más en común, ambos integran las filas del Partido Comunista del Uruguay.

Pero para el caso de La Floresta tenemos una perla en el collar, se va también con una investigación por el desvío de 38 toneladas de comida destinadas a las ollas populares de su localidad. “Tras de cuernos, palo” decía mi abuelita.

¿La respuesta de Cosse? «De Pepe no voy a decir nada, ya lo conocemos y yo lo quiero mucho», podemos ver una respuesta sumisa por parte de la altiva Intendente capitalina ante el atropello del ex Presidente. Respuesta diametralmente opuesta a la de Laura Raffo cuando el ex Presidente dijo que usaba “tacos cafishos” o zapatos de prostíbulo.

En el momento del ataque a Raffo las organizaciones pseudo feministas se llamaron a silencio y ahora con el ataque de Mujica a una mujer también. Pero si pasa algo con algún varón que pueda encuadrar en el relato del patriarcado (de derecha, con poder adquisitivo y un montón de etcéteras) son las primeras en salir al trote. Con el silencio y la indignación selectiva dejan en claro que al «Feminismo de cuarta ola» le sobra la palabra «ola».

Ruidoso silencio, indignación selectiva y sumisión ante el líder.

Amiga, date cuenta.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí