ARGENTINA: ¿MASSA O MILEI? Por Marcelo Martín Olivera

0
249

La contienda presidencial argentina se encuentra en su ronda decisiva después de dos elecciones. Los dos candidatos más votados, Sergio Massa y Javier Milei, competirán por liderar un país que enfrenta importantes desafíos económicos y sociales. Massa, un político de centroizquierda y actual ministro de Economía, ha prometido abordar la inflación y la pobreza, mientras que Milei, un economista libertario de derecha, ha propuesto una reforma radical de la economía que incluye la eliminación del Banco Central (BCRA) y la adopción del dólar estadounidense como moneda oficial. Los votantes están preocupados por la situación económica del país y quieren un líder que pueda ofrecer soluciones efectivas y sostenibles.

Aunque no parezca, queda mucha campaña por delante antes de la segunda vuelta el 19 de noviembre, es por eso que me propongo analizarla en base a 5 puntos clave:

1. La contienda sigue estando abierta

Aunque Sergio Massa ganó el domingo, su victoria no está garantizada en la segunda vuelta. Existe un sentimiento antiperonista muy extendido en Argentina tras años de escándalos de corrupción y crisis económicas, y Massa tiene además la limitante de ser ministro de Economía de una economía en problemas, valga la redundancia. Los países no suelen elegir ministros de Economía que gestionan una inflación del 140%.

Pero tampoco suelen elegir a personas como Javier Milei quien parece haber llegado a un límite de votantes que realmente quieren que sea presidente. Ahora debe convencer a los electores “de la casta” para que opten por su visión de un cambio drástico para un país que lleva mucho tiempo resistiéndose al cambio.

Por eso ambos candidatos apelaron a la moderación en sus discursos del domingo por la noche e intentarán abrir sus puertas a los partidos políticos que quedaron eliminados del balotaje.

2. Milei está en una posición más endeble de lo que se esperaba

Si bien Milei ha conseguido mucha atención por sus promesas de transformar de manera radical el gobierno y la economía argentinos, no fue suficiente.

El domingo, Milei partía como claro favorito, y algunos integrantes de su campaña predijeron que podría ganar las elecciones desde la primera vuelta. Sin embargo, esa noche obtuvo casi exactamente el mismo porcentaje de votos que en las elecciones primarias (PASO), y ahora se enfrenta a un contrincante, Massa, que parece mucho más fuerte de lo que se pensaba.

3. La economía sigue siendo el tema central

La inflación, el desempleo y la pobreza son los principales problemas que enfrenta Argentina, y ambos candidatos han presentado planes para abordar estos problemas.

Milei ha prometido una reforma radical de la economía, con un plan para eliminar el BCRA y sustituir el peso argentino por el dólar estadounidense.

Massa, aunque promete cambios, no presenta un plan claro. Además es uno de los responsables de la actual situación económica en el vecino país, en caso de tener alguna “varita mágica”, estando en el gobierno, es el mejor momento de usarla.

Los votantes están preocupados por la situación económica del país y quieren un líder que pueda ofrecer soluciones efectivas y sostenibles.

4. El peronismo se fortaleció

Luego de quedar en tercer lugar en las PASO, la poderosa maquinaria política peronista se desplegó con fuerza el domingo. La participación general fue de un casi el 78% el domingo, y ese aumento pareció beneficiar en gran medida a los peronistas. El peronismo se asustó y jugó mucho más unificado. Todo el mundo hizo lo posible para ganar estas elecciones, y en las provincias donde les había ido muy mal, repuntaron.

Además, Massa, en su papel como ministro de Economía, implementó una serie de políticas destinadas a fortalecer su candidatura. Estas políticas incluyen la devolución del impuesto a las ventas a ciertos trabajadores, la eliminación del impuesto sobre la renta para determinados grupos de contribuyentes o el Plan platita. Este último es un disparo en el pie a sus planes ya que como contrapartida a su éxito electoral, vino acompañado por un preocupante desvío en la meta de déficit fiscal, que según las previsiones, será extremadamente difícil de alcanzar en lo que resta del año 2023.

5. La polarización política sigue siendo un problema

La polarización política sigue siendo un problema en Argentina, y los resultados de las elecciones lo reflejan. Los votantes parecen estar divididos entre dos opciones extremas: una que promete un cambio radical y otra que representa la continuidad del peronismo. Esto hace que sea difícil para los candidatos atraer a los votantes indecisos y construir una coalición amplia.

Además, la polarización política puede llevar a la confrontación y la violencia, lo que es preocupante en un país que ha experimentado episodios de inestabilidad política en el pasado.

Las elecciones en Argentina reflejan la polarización social y la incertidumbre económica en el país. Massa lidera, pero su gestión como ministro genera dudas. Milei no logró un avance significativo y tiene que conquistar a “la casta”. La economía es el tema central, y la contienda sigue abierta. La campaña de la segunda vuelta será crucial en determinar el rumbo que tomará Argentina, y lo que suceda allá va a impactar en nosotros de forma instantánea.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí