BASTA DE VENDER HUMO. por Pluma Blanca

0
375

Hay una manera de vivir providente, basada en el esfuerzo. Se trata de generar resultados apreciados por el mercado de trabajo y a cambio recibir una remuneración acorde. Casi todos nosotros estamos en este sistema. Hay quienes trabajan voluntariamente, es decir que hacen cosas que no son remuneradas por diversos motivos desde la auto gratificación, la solidaridad o algunas otras altruistas razones. Pero hay finalmente quienes no aportan valor alguno y pretender ser sostenidos por el erario. Estamos hastiados de ellos y ya no resistimos el peso que implican a nuestros bolsillos, vía impuestos o descuentos variados más o menos impuestos por ley o por compulsiones diversas.

Hablo por ejemplo de los estudiantes eternos que viven de nuestros fondos de solidaridad y alteran el curso normal de las clases al ocupar un asiento inútilmente, solo para agitar el ambiente estudiantil con consignas de clase, o de los que nos hacen perder jornales valiosos a los obreros por huelgas innominadas en las que utilizan cualquier excusa para hacer política y sin embargo hace veinte años que están rentados como líderes sindicales sin ir a trabajar[1] y encima pregonan a voz en cuello que construyen sus casas sin pagar aportes del BPS.[2] Se trata de los autodenominados revolucionarios, que en muchos casos han vivido muchos años del robo y el atentado, del secuestro y del pillaje[3], pero que cuando se ponen viejos y no tienen jubilaciones a la vista por falta de aportes, apuestan a las pensiones reparatorias y heredables, obtenidas a como dé lugar. Intentaré analizar más a fondo estas situaciones por unos minutos, no más de cinco. Espero ayude a meditar a los que, trabajando de sol a sol para criar una familia, no tienen tiempo de investigar estos asuntos, pues son ellos después de todo, los que financian la fiesta.

El banco de previsión social, BPS, fue creado en 1967 por aplicación del artículo 195 de la nueva Constitución aprobada por el soberano con las elecciones de 1966. Desde ese año hasta 2005, su funcionamiento se rigió por 25 leyes y tres decretos. Desde 2005 a 2020, el frente amplio necesitó 42 leyes y dos decretos para ampliar su cobertura con un sinnúmero de pensiones reparatorias que cuestan al estado buena parte del déficit que hoy presenta en BPS. Seiscientos millones de dólares anuales[4]. Se ha tratado de prestaciones sin aportes previos, votadas usando las mayorías absolutas de las que disfrutó el frente amplio por 15 años. Veamos de qué hablamos.

La ley 18033 autorizó reparaciones pecuniarias por valor de 470 millones de dólares americanos, a los funcionarios de empresas privadas que hubieran estado detenidos o en la clandestinidad, aun fuera del país desde 1973 a 1985, siempre que retornasen antes de 1995.

La ley 19859 de fecha 23 de diciembre de 2019, asegura que el Sistema Nacional Integrado de Salud de la prestación gratuita y vitalicia a las ¨víctimas del terrorismo de Estado¨, comprendiendo a hijos, nietos, biológicos o adoptivos.

La ley 15737 reparó a los funcionarios públicos destituidos, invirtiendo en ellos la suma de 338 millones de dólares. Esa ley alcanzó a 18000 personas.

La ley 18596 repara a grupos de personas no consideradas en las leyes anteriores, como por ejemplo los detenidos en el exterior. Por ese grupo se ha erogado hasta el presente unos doce millones de dólares.

La ley 18310 sancionada el 18 de junio de 2008 incluye a los trabajadores de la Industria frigorífica que hayan sido cesados en esa actividad por motivos políticos. Esta ley fue interpretada en su aplicación por el BPS y por ella se han sufragado cinco millones de dólares hasta el presente.

La ley 17949 ampara a los funcionarios militares que hubieran sido destituidos, desvinculados, dados de baja, o pasado a situación de reforma o similares, por motivos políticos o ideológicos, desde 1968 en adelante. Por aplicación de esta norma el Estado ha pagado 3 millones de dólares.

Como se ve solo hemos analizado solo seis de 42 leyes, en ellas se da cuenta de un costo de 890 millones de dólares en pensiones reparatorias. El periodista Álvaro Alfonso, entrevistado por Ruben Muyano en el programa ¨Mirá en donde estamos¨, estimó que el costo total  de las indemnizaciones es ya superior a los mil millones de dólares.  El link de esa entrevista va al pie[5].

Puede parecer injusto decir que los perseguidos y presos viven del humo, pero si consideramos que actuaron contra el ordenamiento legal vigente y fueron considerados culpables de delitos contra la nación, si consideramos que robaron y mataron, más allá que hayan sido amnistiados y sobre todo si entendemos que no han aportado nada al sistema jubilatorio porque no han trabajado ni un día algunos de ellos y que sus pensiones son hereditarias e implican atención médica gratuita también hereditaria, en algunos casos, se entenderá el alcance real de nuestra aseveración. Sus delitos han sido borrados de sus antecedentes, han sido amnistiados. Eso lo respetamos, pero no significa que no podamos expresar nuestra discrepancia por muchas razones que exceden esta columna y porque lo pagamos entre todos. Este gobierno ha sido mesurado en el gasto y en adquirir deudas, creemos que aquí hay un área para analizar. Parece francamente excedida de toda lógica y proporción.

Hay que revisar la industria de las pensiones reparatorias porque lo pagamos entre todos, pero además el sistema montado durante los años nefastos, está financiando indirectamente a la coalición de izquierdas. Podría aceptarse que se den beneficios sin la correspondiente contraprestación, como es costumbre de la izquierda, pero hacerlo sin financiación es un acto de irresponsabilidad política contrario al espíritu de la coalición republicana. Este sistema se ha constituido en un acto de virtual peculado y nepotismo y está financiando indirectamente a un espacio político enemigo de la democracia. Es hora de ponerle coto.

Cuando la ley 18596 fija el 13 de junio de 1968 para comenzar a computar los casos dignos de indemnización, justifica el adelanto en lo que la izquierda y buena parte de la academia denominan ¨EL PACHECATO¨. Se considera que esa fecha marca el inicio de las detenciones por motivos políticos. Fue de hecho la primera vez que el gobierno aplicó medidas prontas de seguridad, que eran una medida legítima y constitucional.  Por otra parte, según consigna Alfonso, el destacado diplomático Uruguayo Felipe Iriar, relata que el departamento de estado de los Estados Unidos hizo saber al gobierno uruguayo que, si no aplicaba medidas prontas de seguridad, no se le daría más crédito a Uruguay. Esta revelación nos coloca en el contexto de la guerra fría donde los tupamaros y otros grupos de izquierda revolucionaria actuaban financiados por la URSS, vía La Habana, con cursos de entrenamiento revolucionario y coordinación Internacional. Era un verdadero cartel de crimen transnacional, como los actuales de la droga. El fijar esa fecha sirve, más allá de justificaciones, para ampliar el conjunto de personas pasibles de recibir pensiones y como están comprendidos por otra parte, otros beneficios también heredables, es una medida que sirve al sistema de votantes dependientes de prebendas que tiene el frente amplio y del cual ha hecho partícipe al actual gobierno por inacción de éste. Recordemos que, en junio del 73, toda la cúpula del MLN estaba ya presa y que si no fuera por este artilugio no les correspondería pensión reparatoria alguna, porque atentaron contra la democracia y por tanto fueron meros criminales.

El golpe de gracia final al BPS se lo dio Tabaré Vázquez, en enero y febrero de 2020, cuando a días de dejar el gobierno autorizó llamados de 6000 pasantes en UTE, OSE y ANTEL y además decretó las pensiones hereditarias para los Tupamaros y sus familias alcanzando a Hijos y Nietos. Estas acciones van en concordancia por lo dicho por la exsenadora Tupamara Lucía Topolansky, en el sentido que entregarían el gobierno, pero no el poder.

La historiografía sostiene que la versión oficial de la historia la cuenta el vencedor y que generalmente la misma está teñida de parcialidad. También es cierto que en términos históricos la verdad se abre paso, aunque a veces de una manera demasiado parsimoniosa en términos de la vida humana.

Es hora de prender los motores del Uruguay y ponerlo en marcha hacia el futuro y para lograrlo es necesario poner las cosas en su lugar y soltar ciertos lastres que nada ayudan. Necesitamos verdadera unión y los que piensen en términos de grieta no ayudan. Necesitamos educar para el trabajo y para ser personas de bien y de provecho y no vasos discriminadores siempre rebosantes de odio.


[1] https://www.telam.com.ar/notas/202111/573962-lider-sindicalista-uruguay-sindicato-cargo-postulacion-candidato-presidencia-frente-amplio.html

[2] https://www.subrayado.com.uy/bps-analiza-situacion-del-senador-andrade-denunciado-construir-su-casa-hacer-aportes-n780415

[3] https://www.elobservador.com.uy/nota/ante-versiones-de-que-el-mpp-robo-en-los-90-zabalza-reconocio-que-usaron-formas-alternativas-para-financiarse-201742510500

[4] https://www.elobservador.com.uy/nota/el-deficit-del-bps-bajo-8-y-se-ubico-en-us-562-millones-al-cierre-del-ano-pasado–20224518210

[5] https://www.youtube.com/watch?v=K6aSEwE_YSc&ab_channel=Mir%C3%A1EnDondeEstamos

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí