Becas y matrículas terciarias, es el momento

0
479

Por Fitzgerald Cantero Piali *

La transformación digital, que ya era una realidad mundial antes de la aparición del Sars-Cov-2, se ha profundizado de manera acelerada. Los cambios que sabíamos se iban a producir en algunos años, ya están entre nosotros. Repárese en el mundo del teletrabajo, por ejemplo.

Nuestro país tiene que competir en el concierto mundial, con pocas ventajas competitivas.

Si bien en los últimos tiempos se han sumado a las tradicionales materias primas, algunas exportaciones de servicios como el software, aún queda mucho por hacer.
Hemos visto cómo en este rubro, se han importado trabajadores, por no encontrar entre los orientales, profesionales capacitados para esa demanda. Y el sector tiene mucho para expandirse.

Uno de los grandes problemas de América Latina es su falta de desarrollo tecnológico y apuesta a la economía del conocimiento. ¿Seguiremos siendo solamente exportadores de materias primas, que se embarcan sin un solo proceso de industrialización? La pandemia también le ha mostrado al mundo que con inversión, se potencia el conocimiento y se puede llegar a desarrollar una vacuna en poco tiempo, contra una cepa de un virus desconocido. Algo que no se había visto antes con tanta rapidez.

En nuestro país, los trabajos de la Facultad de Ciencias y del Instituto Pasteur, marcan el rumbo en ese sentido.

Una de las últimas conferencias que dictó el Presidente Jorge Batlle, fue una charla TED en Durazno. Luego de hacer un recorrido histórico de cómo se ha desarrollado América Latina y cuál debe ser el futuro de Uruguay -una clase magistral de diez minutos-, concluyó que se necesitan tres profesiones fundamentalmente: docentes, científicos y filósofos.

Comparto plenamente el diagnóstico. Pero me quiero detener en esta oportunidad, en los dos primeros. Dejo para una próxima a los filósofos, no podremos avanzar, si no se comprende el mundo en el que se vive y por qué suceden las cosas.

Nosotros tenemos un sistema de becas a través del Fondo de Solidaridad -gracias a él me recibí y pude comer en el 2002, y ahora pago con gusto el aporte mensual- que beneficia a los estudiantes universitarios de bajos recursos. En el otro extremo, tenemos estudiantes en la Universidad pública, cuyas familias tienen un buen poder adquisitivo, que bien podrían pagar una universidad privada pero, entienden, que la Universidad de la República tiene un buen nivel y por eso la elijen.

Mi propuesta: las becas deberían ir hacia aquellos muchachos que opten por las profesiones que el país más necesita. Que esto sea un incentivo para que más personas se anoten en esas carreras. Por ejemplo, necesitamos que los docentes, de todos los niveles, desarrollen maestrías y para ello no solamente deberían ser remunerados de distinta forma de los que no las realizan, sino que además deberían ser incentivados, con becas, para desarrollar esos estudios de posgrado.

Los científicos a los que aludía Batlle tienen que ser del mundo de la medicina y la tecnología. Incentivar que cada vez más personas se vuelquen a la investigación y cuidado de la salud. Los cuidados a los adultos mayores, por ejemplo, serán cada vez más demandados, en un país que cada vez tendrá ciudadanos en esa franja de edad.

Lo mismo para los ingenieros. Necesitamos más ingenieros, sobre todo de sistemas. Tecnólogos. No necesitamos más abogados, contadores, economistas, sicólogos, sociólogo, politólogos (mi gremio). Para estas carreras, debe establecerse una matrícula de ingreso y con esa recaudación pagar los incentivos para las anteriores.

Cuanto mayor sea el nivel educativo de nuestros docentes, mejor será el futuro de los estudiantes, y por ende, del país.

Cuanto más exportación de conocimiento y no de personas que tienen el conocimiento, mejor será nuestro futuro.

Cuanto más especialistas e investigaciones en el campo de la medicina, mejor preparados vamos a estar para atacar pandemias que se sigan reiterando.

¿Es racional, en momentos de apremios económicos, seguir subsidiando por igual carreras que se necesitan de manera imperiosa, que otras en las que abundan profesionales?

Es momento de fortalecer las becas para tener más y mejor preparados a los profesionales que precisamos y que, vía matrícula, podamos financiarlos con quienes tienen recursos y quieren estudiar carreras superpobladas.

*Fitzgerald Cantero Piali es Licenciado en Ciencia Política, tiene un Máster en Administración, un Posgrado en Dirección de Marketing y un Título Experto en Comunicación Política e Institucional. Ha sido Edil Departamental por Montevideo, Representante Nacional y Director del Banco de Seguros del Estado. Actualmente es el Director Nacional de Energía, en el Ministerio de Industria, Energía y Minería.

Semanario ConTexto, como publicación Plural e Independiente, ha invitado a todos los sectores políticos del Departamento de Maldonado a estar presentes en el mismo, con notas y columnas. La NO presencia de algunos partidos o sectores responde a la decisión expresa de los mismos y no al Semanario.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí