BREVES DE FILOSOFÍA DE LA POLÍTICA Y EL EFECTO CONTRARIO. Por Joise Morillo

0
239

Según Platón la política es el más hermoso concepto que ha concebido la inteligencia humana pues, su espíritu contempla asociar un cúmulo de innumerables elementos que aportan bien de carácter público y, si es bueno, es bello.
Etimológicamente, según el griego antiguo deriva de polis (ciudad) en politiké o politeia (arte de gobernar la ciudad).
La misma ha trascendido de lo que ha generado a la cultura como acto de conocer la naturaleza, tanto humana como lo que constituye el ambiente que habita (ecología). Por ende, contiene el saber administrar todos esos elementos indispensables para la salud tanto material como espiritual de las sociedades que conforman pueblos y naciones.
El sabio, en su República o el Estado (término que es la traducción latina de la obra griega denominada Politeia) y en las Leyes, intenta definir cómo debe ser la «polis» (ciudad) ideal. En la obra “el Timeo”, lo relaciona con el conjunto del cosmos. O sea, lo concibe como el orden de lo que se conoce como mundo. También Aristóteles se ocupó de este «bello» concepto, tanto en la Ética a Nicómaco, como en su Política. Otro libro bueno para interpretar las leyes y su aplicación en el campo político es el espíritu de las leyes de Montesquieu. Por otro lado, tenemos a la filosofía del derecho de Fichte, El contrato social de J.J. Rousseau. El Leviatán de Hobbes. No se puede descartar al «Príncipe y Discurso de la primera Década de Tito Livio» de Maquiavelo, Y, para tener un conocimiento de lo que concierne al totalitarismo, como se origina, cómo se comporta y quienes lo practican o han puesto las bases para su desarrollo, tenemos a Hannah Arendt con Orígenes del Totalitarismo y a Carlo Altini con La fábrica de la soberanía.  Por último, os recomiendo uno importante para discernir de cómo se comporta la masa -el gregarismo- respecto a la anarquía y el liderazgo populista propio de los políticos «siniestros» y oportunistas que Platón determina como holgazanes con aguijón, leeros «La rebelión de las masas» de Ortega y Gasset.
Otro tanto contiene, Civitas Dei de Agustín de Hipona y Utopía del célebre mártir de la satrapía de Henry VIII, Tomas Moro. La voluntad de estos pensadores es postular justicia social, entonces, es de cierto modo filantropía. Es amor al prójimo, es, por tanto, bello.
En tal sentido, poder político es la concentración de obligaciones y de responsabilidades que otorga el soberano -Padre- a un gobierno -Hijo- con la pretensión de que se manejen de la mejor forma. En democracia se otorga a un poder ejecutivo, éste a su vez está sometido a regulaciones por otro, legislativo y ambos supervisados por uno más, Judicial.
Solo hay Cuatro tipos de sistemas políticos, son: Oligarquía, Monarquía Democracia y Tiranía, todas menos la democracia tiene derivaciones. Sin embargo, la democracia que debería -según Platón- ser perfecta, puede ser Real o imperfecta como la determina Ángel Lombardi (Venezuela), politólogo, Exrector y Ex decano de Historia de la universidad del Zulia (LUZ) y Ex rector de la Universidad católica Cecilio Acosta (UNICA). En las que no son democracias el poder político es déspota. 1) de sesgo arcaico y contenido parricida -traición al ente que le dio el ser, el soberano o pueblo- en el caso de las tiranías. 2) En las oligarquías el despotismo es plurivalente pues se maneja el poder en mano de los ricos de una nación. 3) En las monarquías, el despotismo es patriarcal, concebido por la violencia y el poder del más fuerte. El capitalismo y el socialismo no son sistemas políticos. Son sistemas de producción y mercadeo el primero; el segundo es una herramienta de la política para sufragar ciertas necesidades que el ciudadano común por algún motivo no puede solventar, entre ellas la salud y el hambre, puede ser aplicado por cualquier modelo político con mejor resultado en el democrático.
Todo lo contrario, al espíritu de la política fue lo que declaró con evidente descaro, ironía y un discurso absurdo ante la opinión pública del pueblo venezolano, el ministro Padrino López con tal declaración demostró un sublime escarnio y el estigma de su ignorancia de civismo y política, cito parafraseando:
«Nuestro presidente Nicolás Maduro Moros, está pariendo para conseguir el dinero necesario para honrar los sueldos de los militares y los maestros del país»
Esto, es algo propio de la perversidad de gente siniestra, es indignante, considerando la asimetría salarial que existe entre las decenas de miles de dólares que ganan los militares de alto rango y los seis dólares que ganan como sueldo básico un maestro con grado académico en Venezuela. El problema radica en la praxis del sistema castro comunista para someter a los pueblos con miseria donde accede a poner sus garras. Es una directriz que contempla hacer un presupuesto anual de acuerdo con la población, donde la relación se disminuye a un 40% del presupuesto calculado, lo demás se “quema” -con sus propias palabras- se despilfarra de diferentes formas, entre ellos, malversación de fondos del erario nacional. El método es destruir el aparato productivo, público y privado al presente y reasignarlo a entes del estado, principalmente a sátrapas y nepotes. Es corrupción en grado superlativo, robo, traición al soberano, parricidio según Platón.
Lo anterior expuesto es un ejemplo de lo que representa el efecto contrario al que debe el desempeño de una política saludable, es el espíritu de la praxis de tiranías con socialismo, solapada como “Despotismo del Proletariado” marxista y, como sistema político que erradamente se aplica en diversos pueblos de la esfera terráquea. En nuestras latitudes está sucediendo en Cuba, Nicaragua y Venezuela de facto; potencialmente en Argentina, Ecuador y Chile. Brasil, aunque tiene actualmente un gobierno socialista tiene una concepción del socialismo muy diferente. Los protagonistas de tal desarrollo déspota en Venezuela se afanan en pronunciar discursos y propagandas -Histeria Huxleyana- denunciando una supuesta traición a la patria por parte de la oposición y de quienes huyen despavoridos por el hambre y la miseria que estos siniestros   provocan dizque aupada por entes externos que ellos inventas como enemigos y culpables del caos que existe en sus países. Es un patrón macabro, anacrónico, cuyo alter ego es la desaparecida URSS -por algo sería- cuyo guion anacrónico es un supuesto bloqueo económico, lo curioso es que siempre aparece después de creado el caos y no antes. Es una verdadera ofensa a la inteligencia, inmoral.
Vladimir Padrino López (titular del ministerio de la defensa de Venezuela) en otrora rodilla en pie, postrado como un miserable acólito ante el difunto tirano  narcisista dañino y esclavista del pueblo cubano, Fidel Castro, y ahora servil  a los sucesores de ese gobierno cruel; es actualmente, el Único traidor de verdad en Venezuela y a quienes apoya son los títeres del imperio originario del organismo terrorista y esclavizador más grande de los siglos XX y XXI en América latina, el «Foro de Sao Paulo y sus protagonistas».
Nicolás Maduro es una pantomima de un teatro perverso, ignorante de todo conocimiento de civismo y política, es la combinación del chico bullying, pródigo, oportunista -la escoria de la politiquería- que para desgracia de Venezuela recibió del Soberano (padre) su apoyo por insinuación de otro pródigo asesinado por sus propios mentores, el auto apodado arañero de Sabaneta, el difunto Hugo Chávez. ¡Más traidor aún de la soberanía Nacional! Ambos, han sido -filosóficamente- «parricidas platónicos», pues, con sus acciones infames en contra de la nación, matan al pueblo, al Soberano, que les dio con su elección el ser como gobierno.

Joise MORILLO
[email protected]
Venezuela-USA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí