CINCUENTA AÑOS DESPUÉS DEL GOLPE, la opinión de los expresidentes Batlle Ibáñez y Lacalle Herrera. Por Pluma Blanca

0
4047

En esta segunda entrega empiezo resumiendo para dar contexto. El golpe de Estado del 73 fue producto de la concepción política de Juan María Bordaberry, del accionar del MLN tupamaros al amparo de la OLAS, de la posición del partido comunista y del movimiento sindical, que esperaban ambos, que los militares uruguayos se plegaran a la izquierda en sus reclamos, lo cual hizo que se mantuvieran expectantes  e incluso manifestaran su apoyo en algunas etapas anteriores del proceso, estos dos grupos ideológicos marxistas jugaron con la posibilidad de que el golpe los favoreciera. Fue importante que Erro se pasara al comunismo y abandonara al partido nacional y que el partido nacional haya tenido una actitud excesivamente principista y poco pragmática que lo hizo no votar el desafuero de ese legislador, sospechado de colaborar con la guerrilla e izquierda. Eso visto desde acá, en 2023, desde ahora, por este interlocutor, solitario y válido como cualquiera. Otra causa sin duda fue que los mandos de las fuerzas armadas estaban empeñados en destruir el sistema subversivo en su totalidad, tal como se les había encomendado, es como cuando se persigue a un cartel narco, de nada sirve neutralizar una boca de distribución, hay que llegar a los cabecillas y para esto se requiere inteligencia, la cual debe ser oportuna. Esta breve enumeración no pretende ser exhaustiva, sino que busca remarcar el hecho que las responsabilidades están repartidas y que, durante estos cincuenta años, los diferentes actores se han empeñado en soslayar algunas culpas y enfatizar otras. La historia irá poniendo las cosas en su lugar, como viene sucediendo. Cierto es que cada corriente defiende su discurso y que la izquierda no solo tiene un discurso sino toda una explicación sistémica que pretende imponer de forma preponderante.

En esta segunda entrega tomaré los dichos de dos de los tres expresidentes de los partidos tradicionales. Analizaré sus dichos en una ocasión anterior a este cincuentenario, más precisamente ante los cuarenta años del Golpe del 73. La ocasión del cincuentenario, parece haber sido tomada por las fuerzas de izquierda como el hito definitivo que sellará su versión como la única valedera. La subversión, según la opinión que intentan percutir en las mentes de todo distraído,  fue un arrebato juvenil de un puñado de muchachos contra los intentos autoritarios de Pacheco Areco y de Bordaberry. Las fuerzas armadas aprovecharon para asaltar el poder y sojuzgaron a todo el pueblo que moría de miedo frente a la insania criminal de los militares. Allá ellos y quien les quiera creer, pero el tema es más complejo y para desentrañarlo hay que investigar en todas las fuentes. La aparición de Cabildo Abierto en la escena política, por ejemplo, ha obligado a ajustar discursos y creo que nos ayuda a todos a tener una mirada más ecléctica sobre estos asuntos relativos al golpe del 73. Ahora nos damos cuenta de que estábamos todos cómodos con el cuentito de los dos demonios, por ejemplo, era simple, fácil de entender, recargaba las tintar en Tirios y Troyanos y dejaba a muchos actores fuera del foco de análisis y a salvo del juicio de la historia.  Muchas personas desde todas las tiendas hacen salir a luz nuevos documentos y análisis. La izquierda pretende acallarlos, pero es difícil dominar la correntada. Hay sed de verdad. Bienvenida sea.

Buscando y hurgando aquí y allá, encontré una conferencia en la ORT de los tres expresidentes, no frenteamplistas, en 2013, durante la presidencia de José Mujica Cordano. La Conferencia dura algo más de una hora, razón que nos obliga a comentar ideas o reflexiones que cada uno expresó, motivados por la ocasión. La referencia, como siempre, queda al pie.[i]

El primero en tomar la palabra fue el Dr. Jorge Batlle Ibáñez, salvador de la república en 2002, un hombre de una portentosa cultura de la que supo extraer la sapiencia que la hora exigía en aquel año de crisis financiera. Jorge Batlle tenía entre otras grandes virtudes, una gran capacidad de convicción y su valentía era refrendada por el famoso: Te canta la justa, que prendió en la gente y lo llevó a la presidencia en el 2000. En esta conferencia manifestó su duda sobre la conveniencia de hablar del asunto golpe del 73:

¨ya que hace 40 años que se habla de ello y es tiempo de dejar que los historiadores lo hagan¨.

 Aclara entonces que dirá cosas no dichas hasta ahora. A partir de allí dedica su exposición a explicar el contexto internacional en que se da el golpe de estado del 73. Nada sucede porque sucede acá, todo sucede porque sucede en el mundo, dice Don Jorge. A modo de ejemplo agrega que, si Napoleón no hubiera invadido España, quizá no habría existido el levantamiento de 1810. Recuerda que en 1963. Durante el segundo Consejo Nacional de Gobierno, acompañó a Wilson Ferreira Aldunate, por entonces ministro de Ganadería, a vender carne a Europa y no pudieron vender ni un kilo y entendieron que el futuro sería muy malo para los uruguayos. Hoy China es el gran comprador de todas las cosas, asegura. Hoy le vendemos a China no solo carne, sino soja, celulosa, la madera, las exportaciones se han diversificado también. En una palabra, las cosas suceden en el mundo y por eso también en el Uruguay. (Min 7 del video referenciado). Porque hubo guerra fría, hubo OLAS y hubo Golpe, porque cayó el muro, hubo salida en el 85. Claro que somos nuestros propios agentes, dentro de ciertos parámetros. Al vivir en un mundo abierto, los que tienen más potestades hacen que las cosas sucedan y esas decisiones nos afectan. La opción de vivir en un mundo cerrado, como Brasil y Argentina, no es opción para un mercado de 3 millones y medio con un enorme potencial. Y cada vez es menos posible para cualquiera.

Brézhnev impuso la política que ningún país integrante del Pacto de Varsovia se podía ir del mismo, esta decisión produjo la invasión de Polonia por las tropas rusas y la construcción del Muro de Berlín. Batlle sostiene que luego de invadir Polonia, cuando se invadió Checoeslovaquia y Hungría y se empezó a concebir como algo normal generar revoluciones para imponer un comunismo sin libertades, como el de Rusia, se organizaron revoluciones en África, Asia y América. Ochoa, héroe de la revolución cubana, por ejemplo, ayudó a los revolucionarios en Eritrea, en Somalia y en Angola y con Luben Petkoff, llevó la revolución comunista en Venezuela. Como todo régimen autoritario, el cubano era intolerante y cuando el mandamás sintió desafiada su autoridad magnánima, mando fusilar a Ochoa, su general más condecorado, en 1989. Batlle nos dice que Leonid Brézhnev es el padre ideológico de Castro, vencida la idea de Nikita Kruschev , más parecida a Gramsci y a la Escuela de Frankfort.

También nos explica Batlle que la guerrilla fue el método elegido porque allí influyeron las ideas de Mao, el líder comunista chino, gran dictador, el mayor asesino de la historia, que decía que a la historia había que acelerarla y que la forma de hacerlo era con un movimiento armado. La violencia como motor del cambio, algo tan manido por nuestro MLN y nuestro partido comunista y nuestros líderes sindicales, que incitan el odio de clases un día sí y otro también.

La primera conferencia de los partidos socialistas de Asia, África y América Latina comenzó en La Habana, capital de Cuba en 1966, se llamó ¨Conferencia Tricontinental de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina¨. Jorge Batlle nos cuenta cuál fue su declaración final que dice a texto expreso:

¨…el derecho de los pueblos a obtener su liberación política, económica y social, por las vías que estime necesarias, incluyendo la lucha armada para conquistar tal objetivo, para los pueblos subyugados de Asia, África y América Latina, no hay tarea más importante… la conferencia proclama el derecho de los pueblos a oponer a la violencia imperialista la violencia revolucionaria para proteger en tales circunstancias la soberanía y la independencia nacional¨(minuto 16 del video de referencia)

Reflexiona Batlle que todos los regímenes de izquierda en la región llegaron por el voto y si algún día se van se van a ir, será por el voto, cosa que él no llegó a ver en Uruguay pero que felizmente pasó. Después comparte Batlle la declaración de la OLAS que se forma a partir de la tricontinental y cuya declaración es mucho más radical nos dice. Lo que nos enseña Batlle es que la coordinación de las guerrillas sudamericanas fue fruto de la guerra fría y una injerencia directa de la URSS en la región. No fue producto solamente de la crisis interna, sino que fue expoliada desde el exterior con dinero y apoyos de toda índole.

El siguiente expositor fue Luis Alberto Lacalle Herrera, padre de nuestro actual presidente. El presenta un punto de vista mucho más centrado en lo nacional interno y recarga las tintas sobre el MLN y sobre los militares. Dice Lacalle que en historia la causalidad es infinita, pero dice, no les quepa duda de que el país desde el 63 al 84 fue prisionero de dos modalidades minoritarias de querer ejercer el poder.(Minuto 30). La soberbia de las minorías siempre ha sido un factor de sangre y de destrucción. Dice el expresidente que estas dos minorías fueron fundamentalmente antinacionales. No había condiciones objetivas para la revolución en Uruguay, fundamentalmente porque había libertades amplias y acceso a la información y a la expresión política. El país de los sesenta era un país de legitimidad democrática. Fidel Castro fue el hombre más importante de la segunda mitad del siglo XX en América Latina, para mal, pero fue influyente. En Uruguay no hubo campesinado sino paisanada que se llevaba bien con los patrones y no hubo indígenas, luego no había condiciones para la revolución. En el afán de hacer la revolución en MLN llegó a la ridiculez de acampar en Rivera para sublevar a una estancia de dos peones, único objetivo visible que había varias leguas a la redonda. Citó Lacalle a la Universidad como responsable del desvarío y al semanario Marcha y su siembra de escepticismo como corresponsable de esta insania. Se hizo un arduo trabajo de licuación de valores dice el expresidente. Explica que un factor desencadenante fue un poder ejecutivo excesivamente débil, como lo era el consejo nacional de gobierno. Cuando vinieron a la ciudad y empezaron a robar y a matar, la sociedad tuvo que reaccionar. Los guerrilleros mataron a inocentes, hubo pocos muertos en enfrentamientos. Los tupamaros torturaron civiles, yo estuve en esas celdas, dice Lacalle con énfasis. Medí el ancho y el largo de las celdas y vi las paredes de greda rezumando agua podrida, agrega luego. Allí estaban los presos de los tupamaros, enjuiciados por tener un alto cargo público o ser un embajador extranjero, por ser un enviado de un gobierno extranjero a apoyar el esfuerzo por controlar el movimiento guerrillero, por ser un empresario medianamente exitoso. Los jueces eran simples guerrilleros sin garantías del debido proceso, cómo sabemos.[ii] Me permito ejemplificar con algunos nombres de secuestrados, algunos incluso han escrito libros al respecto, Aloyssio Días Gomide, cónsul y primer secretario de la embajada de  Brasil; Dan Antoni Mitrione, ajusticiado por Beatriz y Cultelli por encargo de Héctor Amodio Pérez, Geoffrey Jackson[iii], embajador del Reino Unido, nueve meses preso antes de ser liberado, Ulises Pereira Reverbell, ex diputado colorado, ex director de UTE, dos veces secuestrado, más de un año preso,  de relevante actividad política,[iv] Gordon Jones, secretario de la embajada de USA, Mario Berembau, Ricardo Ferrés Terra[v], 288 días preso, entre muchos otros.[vi] Dejo las referencias de sus libros al pie, ya que implican fuertes lecciones de vida que es bueno no perder.

Lacalle explica que la gente apoyaba lo que hacía el gobierno en esa época, hubo dos elecciones la del 66 y la del 71 y se adoptaron medidas jurídicas legítimas que llegaron a decretar el Estado de Guerra Interno, apoyado por el parlamento legítimamente electo. Agrega que en mayo de 1972 la guerra había terminado, según palabras del subsecretario del ministerio del Interior, coronel Néstor J. Bolentini, quién le dijo textualmente, refiere el expresidente, ¨Señor diputado la guerra ha terminado¨ Es en ese momento, para Lacalle, cuando entra la otra minoría soberbia que creyó que sabía más que la gente votando, un grupo de oficiales asalta el parlamento en febrero del 73, desconociendo al ministro de Defensa designado por el poder ejecutivo. Ese es el agravio que yo siento por mi país y mi manera de ser, por la lucha de nuestros mayores, dice textualmente Lacalle Herrera. Para él estos oficiales estuvieron impregnados con las ideas de Velazco Alvarado en el Perú, reforma agraria, reparto de la tierra, nacionalizaciones. Agrega luego que el gobierno en esa época, una vez disuelto el parlamento, no tuvo líder y fue a los bandazos. Recalca el concepto que fue una minoría que quiso creer que podía hacer las cosas más rápido, mejor, que las autoridades electas.

¨La cirugía le abrió la barriga al país y se la cerró sin haber curado ni extirpado nada¨ ¨Las minorías cuando se creen que saben más que la gente no llevan a buen puerto¨

Para Lacalle Herrera el voto es el que legitima la acción de gobierno y reconoce que el error es haber banalizado el poder del voto y aclara que estas minorías soberbias ayudaron a banalizarlo.

Las libertades formales, finalizó diciendo Lacalle, y el voto ciudadano, son nuestro método y no hay que banalizarlo ni creer que lo vamos a hacer mejor irrespetándolos.

El presidente Julio María Sanguinetti, por su parte, nos cuenta que la salida no fue fácil y que la negociación con los militares fue una condición necesaria, sin la cual no habría habido salida. Esa reseña la dejo para una tercera entrega , ya que esta ya ha agotado su espacio por hoy.

Pluma Blanca


[i] https://www.youtube.com/watch?v=c7a0pJTXoAY&t=3091s&ab_channel=AsuntosP%C3%BAblicos

[ii] https://www.youtube.com/watch?v=-4UA9HRep_U&ab_channel=EduardoCicutto

[iii] https://articulo.mercadolibre.com.uy/MLU-647808586-secuestrado-por-el-pueblo-sir-geoffrey-jackson-_JM#position=2&search_layout=grid&type=item&tracking_id=48016858-5866-4d48-8f95-ba62149d52ca

[iv] https://pmb.parlamento.gub.uy/pmb/opac_css/index.php?lvl=notice_display&id=30140

[v] https://www.elobservador.com.uy/nota/el-poder-del-perdon-2017514500

[vi] http://www.pasadoreciente.com/acciones/03Secuestros/Secuestros04.html

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí