COGOBIERNOS Y UTOPIAS…

1
407

Buscando un Caribe sin K para Uruguay

Uruguay tiene playas extensas de blancas arena y muy saludables que serían la envidia de los caribeños si duraran un poco más en el año. Pero que está pasando en este agosto sureño en el Uruguay.

Estos días se discute en el parlamento Nacional la Rendición de Cuentas y balance de Ejecución Presupuestal, por la cual el Estado muestra y define como aplicó los recursos previstos en el presupuesto quinquenal para satisfacer las diferentes necesidades producto de sus responsabilidades y cómo se propone corregir rumbos y aplicar los recursos disponibles hoy en día.

Es una instancia larga de discusión, de negociación, en la cual gobierno y oposición intentan lograr acuerdos en la asignación de recursos. También hay demandas intra-coalición que son objeto de coordinación interna.

No siempre se llega a buen puerto, entre lo que propone quien tiene la responsabilidad de gobernar y quien ejerce la función de oposición.

A esos actores, debemos sumar todos los grupos de interés vinculados a esos recursos a asignar, destinados al funcionamiento de las instituciones, algunos legítimos y otros no tanto.

Como sabemos, uno de los principales actores en este sentido, son los sindicatos de los diferentes rubros, que buscan naturalmente, influenciar o presionar en esa distribución de recursos, sin tener legalmente voto, aunque sí voz, como la tiene todo ciudadano, normalmente agrupado en algún tipo de colectivo.

Es así como somos testigos, de marchas, paros, pancartas, declaraciones, reclamos, ocupaciones, de estos actores sindicales que son verdaderos expertos en ejercer esta especie de “gimnasia sindical”, con calendario de paros previsto con anticipación y cuya razón se dibuja según la conveniencia del momento.

Se diría que hay un calendario de paros del PIT CNT. Se conoce la fecha, pero no la razón. Siempre que hay una fecha patria, habrá movilizaciones varias ese día o los inmediatamente anteriores, como para borrar nuestra identidad nacional o preparando el camino de una reforma constitucional a la chilena.

Esa gimnasia sindical tiene un costo y no dejan de producir distorsiones, afectando inclusive a quienes no tienen arte ni parte en el asunto.

Es así, como hemos visto gremios de docentes y estudiantes que han ocupado una y otra vez las instalaciones de edificios públicos, por ejemplo, cuya existencia tiene claros fines educativos, en notoria violación a las normas vigentes con un claro desafío hacia las autoridades.

En una medida notoriamente ilegal, para quienes tienen la responsabilidad de transmitir conocimientos, ser ejemplo de comportamiento, así como de racionalidad, poniéndose al frente de movimientos no sólo, violatorios de normas, sino que también, anárquicos, al promover una desobediencia generalizada.

Amigo lector, si usted recorre cualquier facultad, podrá comprender y comprobar, como hay instalada una hegemonía ideológica de izquierda, donde la cartelería gremial estudiantil, responde a un solo signo.

Otro tanto, hacen los profesores y muchas veces hasta los programas y la libertad de cátedra, que no es más que un pretexto para ejercer libremente un radicalismo marxista que impregna la bibliografía, el análisis y hasta las líneas de investigación de una manera vergonzante para el concepto de Universidad.

Como siempre la izquierda corrompe y bastardea lo que gobierna y la educación es un claro ejemplo, ya que allí se forman los dirigentes del mañana.

Los militantes políticos, cuando no verdaderos profesionales de la agitación, dedican su precioso tiempo de estudiante, a promover las consignas o reclamos según el tema en discusión que la agenda política instala.

En estos días profesores de mi conocimiento han reconocido compañeros de hace veinte años reclamando en calidad de estudiantes en los centros de formación, o famosos personajes de la televisión aplaudiendo las consignas e insultos acordados, cuya notoria cabellera identifica, menos como estudiante.

La izquierda sueña y nos habla permanentemente de la cogestión o cogobierno, el que hemos visto cuando han gobernado, a que puertos fuimos arribando, cuando de “prenderle velas al socialismo” se pregonaba.

Sólo se trata de pensamiento único, disfrazado de mesianismo cuando gobiernan y de queja victimizada y airada, cuando son oposición.

Los resultados desastrosos siempre, nunca constructivos.

En el plano económico y empresarial, asimismo, una larga lista de fracasos, como ¨Envidrio¨, ¨Alas U¨, ¨Urutransfor¨, por nombrar algunos ejemplos paradigmáticos donde el delirio de la utopía generó negocios con pérdidas millonarias, que debió y debe aún, seguirse pagando por el erario en su colapso ruinoso.

Estos son los resultados de esa gimnasia sindical que pretendiendo defender al obrero, cierra industrias, ahuyenta inversores, afecta la imagen país y en definitiva nos empobrece a todos, no solo a los obreros que son verdaderos rehenes, perdiendo antigüedad, puestos y experiencia que brindaría la continuidad laboral.

La utopía consiste en reeditar la experiencia de los soviets, donde los trabajadores eran los administradores y gestores de los negocios, estando al frente de las decisiones y de la marcha de estos.

Nunca funcionó. Así han quedado FUNSA, Porcelana Olmos y tantos otros tristes ejemplos, sin olvidar la central de ciclo combinado que llevó adelante HYUNDAI y que costó 250 millones de dólares al estado, ante el abandono de la empresa acosada por un sindicato implacable y cruel en la zona de Juan Lacaze y aledaños.

Una experiencia que ha fracasado en donde se quiso aplicar, siendo un caso paradigmático la ex Yugoeslavia bajo el gobierno del ex mariscal Tito, donde estas experiencias de cogestión fueron calamitosas.

Sin embargo, la izquierda insiste en promoverlas, fogonearlas y tratar de vendernos como una solución mágica de buena gestión y funcionamiento.

El sindicalismo no puede tener partido político, la ideología no es su órbita de acción, hay demasiados ejemplos.

Volviendo a la Universidad, que tanto preocupa a la izquierda históricamente, la misma tiene en su seno, un tumor que no se percibe, pero que es causante de los problemas que vemos hoy en día y que golpean una y otra vez.

Por algo Mujica dijo “educación, educación y educación” y ahora podemos comprender a qué se refería. La UdelaR fue la gran aliada del Castrismo, por algo el Che Guevara dio su conferencia en el paraninfo de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Si bien ha formado profesionales destacados en las variadas ramas de su actividad, no podemos soslayar, lo que para nosotros representa el principal causante de un sistema que solo engulle y tritura millones de dólares, sin que los resultados sean satisfactorios y cuya solución solo propone la asignación de más y más recursos sin incidencia en los resultados.

Desde el año 1958 la Ley Orgánica estableció autonomía y cogobierno para la Universidad de la República.

La misma determina que será gobernada por tres órdenes, docentes, egresados y estudiantes.

Por lo que nos preguntamos, ¿cuál es la razón por la que el que va a estudiar debe dirigir y tomar decisiones?

Ese es el principio por el cual es imposible dirigir una Institución de la magnitud e importancia que tiene la Universidad.

Entendemos, que hay como un mito que nadie se atreve a cuestionar o plantear, esos asuntos que la izquierda instala como temas sin discusión, que debemos asumir como incuestionables, quedando quien lo hace, con el estigma de meterse con una “vaca sagrada”, pasible de quedar en un limbo.

Nadie admitiría que un arquitecto cuando diseña una obra vaya a convocar a los obreros para que opinen y decidan sobre los planos, diseños, materiales, etc., aquellos estarán encargados de ejecutar la obra y así es como funcionan adecuadamente las cosas.

El que está estudiando debe dedicarse a eso, cuando obtenga su título, oficio, destreza, podrá pasar a tomar decisiones, dirigir, gobernar o lo que fuere.

Para gestionar se precisan diez a veinte años de experiencia y estudios de posgrado, pensar otra cosa es ignorancia.

Ese delirio marxista del cogobierno es el que ha sido utilizado para convertir a la educación en su campo de batalla cultural, donde sus cuadros bien preparados y formados ideológicamente, se han instalado en los órganos de decisión.

De la misma forma, que a través de la LUC se le ha quitado poder a los sindicatos para participar en órganos delicados de la toma de decisiones, este cogobierno de la Universidad debería ser revisado y actualizado.

La despolitización de la Universidad debe ser un objetivo, ya vimos en el pasado adonde se llegó cuando las facultades, al igual que el resto de los centros de enseñanza, fueron copados por los activistas y agitadores políticos.

Eran centros de adoctrinamiento, depósitos de propaganda política, centros de reclutamiento de la subversión y lugares donde se llegaron a fabricar bombas como lo atestiguan víctimas de sus propias explosiones.

Un informe de los años 70, firmado por el propio Gral. Seregni, daba cuenta de la triste realidad que se vivía en el ambiente universitario, en clima de hostilidad.

Para colmo, hemos visto como estos gremios en la ciudad de Florida, el día del aniversario de nuestra Independencia, han insultado públicamente al presidente de la República, en un acto incalificable por parte de individuos que están vinculados a la educación, el país lo vio, qué más podemos decir.

Como muestra de lo que pregonan y de las formas que se valen, alcanza, para que las autoridades, legisladores, encaren soluciones, tomen medidas, que permitan desarrollar Instituciones fuertes y modernas que estén en sintonía con los objetivos de modificar la realidad de nuestro sistema educativo.

El principio de autoridad debe ser revitalizado, las utopías y el cogobierno a la papelera de reciclaje o tan lejos como el Caribe, sin K…

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí