COMUNISMO Y FASCISMO. Por Hilario Castro Trezza

0
59

Los militantes de izquierda en general y los marxistas en particular suelen motejar de fascistas a los que frontalmente se les oponen. Es una forma de descalificar al adversario político, que en la mayoría de los casos repudian dicha ideología, como es el caso de los liberales o los libertarios.

Para comprender el surgimiento del socialismo nacional (fascismo) o nacional socialismo (nazismo), en inglés como en alemán el adjetivo precede al sustantivo a diferencia del italiano o el español, y sí se diferencia tanto del comunismo, debemos sumergirnos en la historia contemporánea.

Con la Revolución Rusa de 1917, bajo el liderazgo de Lenin y en base a la ideología marxista, se construye el primer Estado comunista del mundo. Dicho acontecimiento fue fruto de que Alemania, para derrotar a su enemiga Rusia, financia el viaje de Lenin a dicho país para promover la revolución y con ello cerrar el frente oriental, cosa que logra con el Tratado de Brest- Litovsk, no obstante los alemanes son derrotados en el frente occidental. Los bolcheviques en base al terror, llevado a la máxima potencia, instauran un Estado totalitario cuyas características fueron: partido único, sindicatos verticales, supresión de todas las libertades, culto al líder supremo, adoctrinamiento y propaganda sin parangón, policía política, tormentos sistemáticos, ejecuciones masivas, campos de concentración, etc.

En lo económico colectivización de los medios de producción, planificación imperativa y desarticulación de los mercados y de la iniciativa privada, una barbaridad mayúscula que debió ser enmendada, por breve tiempo, ante la hambruna generalizada. Este Estado terrorista, aquí sí cabe el calificativo hoy día tan manido, fue profundizado, luego de muerte de Lenin en 1924, por Stalin.

Los vencedores de la Gran Guerra (1914-1918) EE.UU, Gran Bretaña y en especial Francia, Tratado de Versalles mediante, desmembraron territorialmente y humillaron moralmente a Alemania, con desbastadoras consecuencias económicas, advertidas lúcidamente por Keynes en su obra “Consecuencias económicas de la Paz”. Italia, que se había alistado en el campo vencedor, fue marginada y perjudicada por el imperialismo británico y francés. Como consecuencia de todo ello surge primero en Italia y luego en Alemania un sentimiento de redención nacional, que contará con gran apoyo popular, en ese marco nace el fascismo y el nazismo y el liderazgo de Mussolini y de Hitler quienes acceden al poder por medios democráticos de los que luego adjuraran, para instaurar, copiando el modelo soviético, Estados totalitarios  pero con una impronta socialista nacional, de ahí su lucha contra el socialismo internacional representado por el comunismo.

Aplicaron la metodología del terrorismo de Estado de los soviéticos, agregando, en modo superlativo, el componente racista y antisemita que, en menor medida, también estuvo presente en la U.R.S.S. Alemania se sentía agraviada por el Tratado de Versalles y la Unión Soviética por el Tratado de Brest Litovsk, por ello convinieron secretamente en el pacto germano- soviético de 22 de agosto de 1939, que Alemania recuperara  Prusia Oriental y la Unión Soviética el este polaco, como consecuencia de ello el 1 de setiembre de 1939 Alemania invade Polonia y en pocas semanas es repartida entre alemanes y soviéticos.

Gran Bretaña y Francia le declaran la guerra a Alemania, ambas potencias occidentales optan por enfrentar al expansionismo y totalitarismo alemán y no al expansionismo y totalitarismo soviético. Esa decisión es la que determina el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, dado que Alemania en una guerra relámpago, con el beneplácito de la U.R.S.S, arrolla a Francia y conquista todo el occidente continental, con excepción de Portugal y España. A su vez los soviéticos anexan Lituania, Letonia y Estonia y partes territoriales de Polonia, Finlandia, Rumania, Hungría y Bulgaria.

Hitler y Stalin festejaron el nuevo orden que enterraba a los Tratados de Versalles y de Brest Litovsk, el Reich Alemán y el Imperio Ruso habían sido en los hechos reconstruidos. Pero no podían coexistir, el 22 de junio de 1941 Alemania invade la Unión Soviética, algunos historiadores afirman que Hitler se adelantó a los planes de Stalin de invadir Alemania, otros afirman que la U.R.S.S fue tomada de sorpresa y que sus planes necesitaban por lo menos un año para llevarse a cabo. La resultancia de la guerra fue una contundente victoria del Ejército Rojo, la U.R.S.S emergió en 1945 como la gran vencedora, con un esfuerzo bélico sin parangón en la historia y la victoria de británicos y norteamericanos en el frente occidental.

Concluida la guerra se descubren, en toda su magnitud, los horrores del nazismo, sus ominosos campos de concentración y el exterminio de millones de judíos, algunos de los principales responsables de aquella barbarie son juzgados como criminales de guerra en Núremberg. Pero quedan bajo un velo los horrores, las masacres y la violación de millones de mujeres alemanas, llevadas a cabo por los soviéticos en su país y en los territorios ocupados que incluyeron media Europa, media Alemania y medio Berlín, los criminales no tendrán ni juicio ni castigo.

El fascismo quedó reducido a grupos marginales, en cuanto al comunismo se expandió por todos los Continentes, desde China a Corea del Norte, de Vietnam a Camboya y de Cuba a Angola, etc.

Friedrich Hayek, quien fuese uno de los más grandes economistas y filósofos del siglo XX, condenó al nazismo ya en 1933 y exiliado en Londres escribe en 1940 y publica en 1944 su magna obra: Camino de Servidumbre, donde denuncia los errores del socialismo, la imposibilidad de la planificación estatal y a su vez concluye que entre el comunismo y el nazismo hay semejanza de métodos e ideas socialistas, sólo ocultadas por la fraseología y la simbología. Ambas tienen como enemigo común al liberalismo, odian  la economía de mercado  y aman  la omnipotencia del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí