¿OTRA VEZ? Por Alfredo Oliú

0
545

Nuevamente nos encontramos con un actor político uruguayo, en este caso un alto dirigente sindical, que muy suelto de cuerpo sostiene que en Cuba hay democracia. Parece que estuviera impulsado por el afán de repetir mil veces una mentira con la finalidad de transformarla en verdad. Y agrega luego que en el Uruguay la libertad está limitada porque no se puede manejar habiendo ingerido alcohol. Curioso ejemplo ¿por qué un alto dirigente sindical habrá elegido ese ejemplo? Bueno, casi es de detalle el ejemplo elegido. Creo que una vez más nos quieren sumergir en esas discusiones inconducentes y estériles donde de antemano uno ya sabe que la otra parte no va a reconocer jamás su error. Pero la oportunidad sí es buena para comentar al menos de qué trata la democracia.

La Democracia es una concepción del mundo y de la vida que reposa en la idea de igualdad. Es también una forma de gobierno cuyo contenido ha ido variando con el correr de los tiempos. Debemos su nombre a la antigua Grecia y tuvo su esplendor con Pericles. El significado de la palabra democracia es el gobierno del pueblo. Hoy el concepto de democracia ha variado sustancialmente pero se mantiene el objetivo: la democracia es el gobierno del pueblo. Aún cuando ha evolucionado como forma de gobierno, existen algunos caracteres que resultan indispensables en lo que es una democracia moderna. En primer lugar el estado que pretenda calificarse como democrático debe tener una Constitución en la cúspide de su pirámide jurídica. En dicha carta fundamental debe estar consagrado el voto secreto de los ciudadanos a través del cual expresan su voluntad. Debe también tener claramente protegida la separación de poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. Debe tener un sólido sistema de partidos políticos. Debe también reconocer y proteger íntegramente el goce de la totalidad de derechos humanos. Someramente de ello se trata una democracia en el mundo de hoy. A partir de allí podremos hablar de si tal o cual ejemplo de gobierno democrático es mejor o, también referir a la “calidad democrática” de algunos gobiernos. Pero sin todas las características mencionadas, no hay democracia.

Pero hay más aún. Los primeros gobiernos democráticos que surgen producto de las nuevas ideas, estaban inspirados principalmente en valores liberales. Con el tiempo, surgieron correctivos y si bien las democracias continúan con una expresión liberal al poner la libertad como un valor fundamental, se agregan objetivos sociales para asegurar esa libertad precisamente.

Nada de ello vemos en Cuba. O si lo vemos, no cumple la función democrática. Se me podrá decir que tiene una Constitución, y es verdad, pero no asegura ninguno de los principios básicos de una democracia. Cuba tiene un régimen basado en un partido único que es el Partido Comunista. No tiene separación de poderes y sí tiene una gran cantidad de presos políticos a quienes llamaba “contrarrevolucionarios”. Cuba ostenta el triste record de ser la dictadura más antigua en este momento.

Queda claro que Cuba no es  una democracia. Tan claro como que van a seguir repitiendo los dirigentes políticos del Frente Amplio PIT-CNT que si es una democracia porque por suerte viven en un país en el cual se tutela y protege la libertad de expresión. Que lo sepan. Y aunque suene grandilocuente también sepan que  en esta tierra soberana habita un pueblo libre del cual siempre habrá quien salga al cruce de tamaño disparate. Porque Uruguay exhibe con legítimo orgullo su condición de país democrático.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí