Diego Delgrossi: “La victoria tiene varios padres, pero la derrota es huérfana”

5
69

Por: Redacción Contexto

CE.- Si bien conocemos, y reconocemos que muchos ciudadanos saben quién es Diego Delgrossi, cuéntenos y cuénteles, ¿Quién es Diego Delgrossi? (Orígenes, familia y formación).

DD-¡Desde luego! El ciudadano Diego Hernán Delgrossi Casal (Alias “Diego Delgrossi”) es un Actor Comediante y Docente de Historia, uruguayo. Tiene 49 años de edad, hasta el próximo miércoles 13 de octubre del corriente que ingresará al mediocampo de siglo. Casado en primeras nupcias y con dos hijos adolescentes, mellizos de 13 años, que son el orgullo de su madre, abuelos paternos y abuelo materno, así como desvelo (literal) de su padre. Inició estudios terciarios y artísticos en 1990 y a la fecha posee el título de Profesor de Historia de los Conflictos Armados, lleva realizadas más de 40 obras de Teatro, así como 9 programas de TV y 3 largometrajes, entre otros pormenores artísticos. Forma hoy parte del programa “La Culpa es de Colón” que se emite por Canal 12 de Montevideo.

CE- ¿Cómo y por qué llega a simpatizar por una determinada fuerza política? ¿Por cuál?

DD-En una República, como es nuestro Uruguay, considero que es derecho y deber de los ciudadanos el estar al corriente de las acciones que sus Gobernantes de turno llevan a cabo para procurar un mejor nivel de vida de los habitantes del país. Es así, que luego de analizar nuestra Historia política, económica y social, así como vivencial, me decanté por ser adherente al Batllismo del Partido Colorado.
La elección se nutrió de datos no menores: Se trata de una fuerza a la cual considero renovadora del Estado, garante de la República y la Democracia, con valores humanistas, de conciliación, respeto a las minorías y verdadero Progresismo con base Social Demócrata a la Europea, de carácter Universal, que son, entre otras, la base de nuestra jurisprudencia criolla.

CE- ¿Cree que la pandemia dejará una lección en nuestra sociedad? Y si así fuera, ¿qué cree usted que dejará en el colectivo ciudadano?

DD-Las grandes crisis, las situaciones límites o complejas son las que a lo largo de la Historia han puesto a prueba al ser humano. Éste, como ser imperfecto, pero perfectible, ha dejado brotar de sí en estos quiebres, sus más latentes sentimientos, algunos buenos y otros lisa y llanamente malos.
En la guerra hay quienes ayudan al enemigo herido y hay quienes lo rematan de un disparo en el piso. Muchas veces ambas acciones las realiza la misma persona en diferentes vicisitudes. Esos son, de forma cruda, ejemplo de los sentimientos más equidistantes en las crisis.
¿Estamos en una crisis? Vaya que sí.
¿Hay casos similares al del ejemplo mencionado? Tal vez no tan crudos, pero sí con ese grado de entrega o maledicencia según las circunstancias.
Que deje un efecto residual positivo, lección a aprender o reflexión dependerá de cada uno, ya no como Sociedad, sino de manera individual, tal vez familiar o de un círculo no muy extenso de seres humanos. No creo en los “mensajes” providenciales que sin campañas publicitarias mediante, sean leídos e interpretados (mucho menos obedecidos o asimilados) por un gran número de personas.
Será lo que será acorde a nuestros valores y las diferentes situaciones vividas o sufridas. Desde luego que el deseo es siempre positivo y los augurios a futuro guardan mucha esperanza.

CE- ¿Cuál es el desafío más importante que le ha tocado transitar en la vida, y qué le dejó de experiencia?

DD-Hubo muchos que podrían entrar en la categoría de “importantes”. Me detengo en uno que además fue y es fundamental para mí y mi entorno.
Cuando a finales de 1990, con 18 años cumplidos hacía un par de meses, comienzo a trabajar en “Telecataplum” (Programa de humor nacional, que desde principios de la década de los 60´se emitía por Teledoce. Se realizó un concurso de humor y fui premiado con 3 meses de actuación en el mismo) Eso, que parecía una experiencia profunda para mí, aunque efímera para ese gran programa y su elenco, fue el inicio de una Profesión que me ha sostenido desde entonces hasta hoy.
La experiencia la sigo viviendo día a día. El gran Actor Alberto Candeau decía “Cada función es un estreno”. Parafraseando a ese grande, agregaría yo “… y cada día es una función”.

CE- ¿Cuáles entiende usted que son sus fortalezas? (Personales/Profesionales)

DD-Tal vez, producto de las dificultades del medio en el cual nos movemos todos los Artistas en Uruguay, una fortaleza sea lo camaleónico. Cantar, bailar, declamar, improvisación, música… es una capacitación integral que me ha dado la experiencia, lo cual ha servido para adaptarme a los requerimientos no sólo actorales, sino docentes a lo largo del tiempo.

CE- ¿Cuáles entiende usted que son sus debilidades?

DD-Una de ellas es escuchar la sopladora de mi vecino, un sábado a las 8 de la mañana. Me enloquece. Se me van todos los valores de tolerancia y calma tibetana y desearía una lluvia de meteoritos indiscriminada.

CE- ¿Ha tenido la sensación del fracaso alguna vez? De ser así, ¿cómo ha moldeado ello su vida?

DD-¡Si existe la persona de casi 50 años que nunca tuvo sensación de fracaso, preséntemela, que la quiero conocer!
Desde luego que hubo de esos momentos y estoy seguro que seguirá habiendo.
Se toma al fracaso como lo que es en realidad: Una meta no alcanzada. Dentro de nuestra falibilidad está ese porcentaje real de fracasos.
Sirven para evaluar procedimientos, medir frustraciones, contrarrestar efectos y ser resiliente (Además de ver, en tu entorno, con quiénes puedes contar y en qué circunstancias. “La victoria tienen varios padres, pero la derrota es huérfana”)

CE- ¿Cuáles son los ejes que considera principales para mejorar la calidad de vida de los uruguayos?

DD-Hoy es la salud. En medio de una pandemia global lo primordial es mantener a la gente sana, con vida y dar los cuidados necesarios a los que tienen en riesgo la suya.
Luego de asegurar la salud, es el alimento y nivel de vida por medio de la justa remuneración laboral. Conjuntamente con esto, velar y cuidar la Democracia Representativa y sus Instituciones como medio de convivencia, interacción y avance de nuestra sociedad, garantizando la mayor Libertad posible, “en toda su extensión imaginable”, al decir de José Artigas en sus Instrucciones del Año XIII.
En base a salud, trabajo digno, alimento, un techo y Libertad en Democracia, todo mal puede atenuarse o suprimirse y ninguna meta es inalcanzable.

CE- ¿Es usted lector? ¿Qué tipo de lectura recomienda y por qué?

DD-Soy lector.
Por deformación profesional (y gusto personal) las lecturas de carácter histórico son las más habituales en mis ratos libres. Desde libros de texto que describen los procesos, hasta memorias de los protagonistas de los mismos, crónicas, investigaciones y diferentes puntos de vista de esos períodos.
Para aprender, toda lectura es buena. Para formar también, aunque con supervisión de ellas por parte de un Docente calificado.
Para exponer, es necesario una suficiente cantidad de sentido crítico que permita observar lo que leemos desde la perspectiva analítica cotejando varias fuentes a la vez.

CE- ¿Qué es el Éxito para usted?

DD– El término “Éxito” ha sido bastardeado últimamente, pues se lo relaciona con demasía a lo material (Negocio exitoso, hombre y mujer exitosa, empresario exitoso, etc.) Va más allá de eso y depende de los índices de medida que cada uno utilice.
Para mí es un “Éxito” llegar a fin de mes trabajando de lo que me gusta y disfruto. Que cuando vuelvo al hogar estén mis hijos y mi esposa esperándome, mis padres con salud y con su nivel de vida asegurado, amigos que aconsejan, familia que acompaña. ¿Acaso puedo tildar a eso de “Vida exitosa”? Yo sostengo que sí.

CE- ¿Cuáles son las fortalezas de Uruguay en el contexto mundial?

DD– Primeramente: Su estabilidad institucional y sus reglas claras. En Uruguay, lo que se promete, generalmente se cumple y en líneas generales no estamos a los vaivenes político-partidarios ocasionales.
Somos pocos habitantes, eso nos hace recuperar más rápido en los momentos críticos. Poseemos los recursos para producir de manera intensiva y con calidad. En el concierto internacional nos caracterizamos por ser respetuosos del Derecho y usos mayormente aceptados.
Todas estas características nos dan ventaja… pero hay que saber aprovecharla.
Irónicamente, sus fortalezas son también parte de sus debilidades.

CE- ¿Cuáles son las debilidades de Uruguay, que dificultan una mayor prosperidad como Nación?

DD– Vamos por la némesis: Somos pocos, por más que se produzca o consuma, no somos un “mercado tentador” (Capital Federal y Prov. de Bs. As. en Argentina tiene casi 4 veces más población que Uruguay) rodeados por dos potencias que nos impiden avanzar hacia tratados bilaterales de comercio, cooperación e intercambio. Nos acostumbramos a producir a la sudamericana y consumir a la europea, lo que implica un alto nivel de frustración y cobrar al grito de “¡Crisis!” cualquier fault que nos hace la vida internacional. Noto con preocupación, un alto nivel de partidización incondicional y patotera, que viene desde el exterior y Uruguay, lamentablemente, no puede ser ajeno. Los “unos” contra los “otros”. Se le llama “grieta”, aunque tengo esperanzas que no se afinque dentro de fronteras. Esa tendencia ciega la capacidad crítica, lumpeniza la discusión e intercambio de ideas y hace decaer el necesario valor de la convivencia en paz y respeto.

CE- ¿Cree que hay una decadencia de valores en la sociedad?

DD-Hay, sin duda alguna, un cambio de valores que es consecuencia inevitable de la mutación de paradigma de Sociedad en momentos de la pos-globalización. No los califico. Tal vez personalmente algunos me agraden, otros no tanto y los restantes el rechazo. El desafío no es criticar lisa y llanamente. El verdadero logro será analizarlos en profundidad, rescatar lo que para la inmensa mayoría es bueno o positivo y sacar el oxigeno a lo que se ha adoptado naturalmente, pero no colabora, ni aporta a la convivencia dentro y fuera de los límites del país.

CE- ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

DD– No. Pero hubo mucho y bueno, que es descalificado y borrado del mapa por el simple y natural hecho de que es “viejo”.

CE- ¿Qué mensaje desea dejar a la ciudadanía como referente en su especialidad?

DD-Lo de “referente” corre por vuestra parte:)
Mensaje, no sé. Tal vez el saludo a toda la gente que en estos tiempos convulsos ha tenido que renunciar a cosas… cosas afectivas, materiales, proyectos y esperanzas.
Decirle que la paz volverá, que esto será un mal trago a recordar, del cual algo aprender y que por sobre todas las cosas, por más compleja que es la vida, en su extenso y variado menú de experiencias, vale la pena vivirla.

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí