“Trabajar, trabajar y jubilarse… para pagar el IASS”

4
697

Por: Verónica Cortabarría Izquierdo.

Arrancaré esta Editorial con una breve reseña de que es el IASS; por si algún distraído aun no lo conoce, y entonces pueda ayudar a que sepa que cuando llegue esa famosa hora del “retirarse y descansar de años de trabajo”, sepa qué sorpresa le espera. Un impuesto más que le tocará el bolsillo: el IASS.

IASS significa: Impuesto a la Asistencia de la Seguridad Social. El mismo fue creado para gravar, jubilaciones, pensiones y prestaciones de similar naturaleza. Así de romántico esta explicado en las bases de la DGI. Claro, de romántico no tiene nada, de agradable tampoco. Porque es un impuesto que las únicas de las opciones anteriormente mencionadas que no tocan son las que están por debajo de las 8BPC (BASE DE PRESTACIONES Y CONTRIBUCIONES). Al 01/01/021 el monto de una BPC es de $ 4.870, es simple sacar la cuenta por la que a partir de que monto jubilatorio a un jubilado le toca empezar a pagar el impuesto.

Pero no voy a detenerme en montos, y sí, voy a sonarle a muchos como facilista y a otros una simple ciudadana que guarda una suerte de lógica. Si trabajé toda mi vida, pagué todos mis impuesto/aportes, que es esa chorrera de deducciones en el recibo de sueldo de cualquier cristiano (donde por supuesto también está nada más y nada menos que el IRPF); llegó la hora de retirarme. Ya fui parte del sistema Solidario de éste país. ¿Por qué tendría que seguir pagando un impuesto, si yo ya lo rendí todo?

Y si tengo una jubilación alta, porque hice carrera, porque me la gané, a sapiencia y puro lomo (insisto, aceptando y pagando todos los impuestos). ¿Porque el Estado, para el que ya la fui productivo, me sigue tocando el bolsillo?

Otro sí, si el IASS ese que hace años llegó para quedarse va a seguir existiendo. (Y aclaro por si alguien aún no se dio cuenta, me estoy poniendo en la piel de los jubilados, por eso el formato de la escritura). Entonces como sigo pagando impuestos sobre lo que me corresponde mensualmente. Cuando estaba en actividad tenía al menos el derecho al aguinaldo. Es decir, tenía, aún pagando, un beneficio que perdí por jubilarme pero sigo sin zafar del Estado Solidario con mi bolsillo, con el de miles de bolsillos.
Estoy retirado, pero sigo teniendo un socio voraz, que solo viene a cobrarme un impuesto. Porque dice que no le alcanza, con todo lo que ya le di a lo largo de la vida.

¿Qué Gobierno, se le animará algún día? Los años que tengo, la experiencia que he adquirido, me dice que ninguno. Porque la ingenuidad es pecado…

4 COMENTARIOS

  1. Lacalle dijo en campaña que era partidario de eliminar el IASS y hoy hay proyectos para ir disminuyendo progresivamente. Si no pasa eso, habrá que pensar bien a quién votar en las próximas elecciones. Ya sabemos que todos los políticos son más o menos iguales y prometen lo que saben que no pueden cumplir. Hay que encontrar la excepción y no la generalidad.

    • Que temita este. Me parece totalmente indignante que te hayas roto el alma toda tu vida, peleando para llegar a fin de mes, lograr lo poco o mucho que hayas logrado y que en el momento de poder descansar, donde tus preocupaciones deberían pasar por otro lado, por tener una vejez digna, acompañado de tus seres queridos y haciendo lo que te hace feliz. Continúes peleándola como toda tu vida, pesito a pesito, manteniendo el ciclo de Administraciones con ineficiencias, una tras otra.

      Comparto plenamente esta visión, el desafío es cómo sostener la Administración de este país con los enormes gastos y la internalización de que las fuentes de ingreso siempre son las mismas. Buscar alternativas de gestión eficientes, donde quizás una parte del gasto pueda distribuirse a inversiones que logren el retorno suficiente para liberar impuestos como este.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí