EL ESPÍRITU. Por Joise Morillo

0
116

El fin de esta síntesis es plantear un fundamento desapasionado y crítico de que deberíamos conocer como espíritu y su concepción en varios tópicos.

Lo que se conoce de la cosa que ha trascendido en la historia tiene un efecto prodigioso. Ese efecto tiene la virtud de establecer conductas tanto de orden individual como de orden colectivo; de modo que, su existencia metafísica prevalece en el ambiente donde se desarrollan las actividades del ser que conoce de la cosa y su esencia. Por ende, las características de su conducta. Cabe indicar –destacar – que, toda subjetividad tiene que luchar agresivamente para enajenar la consistencia del efecto que la cosa y el conjunto que la empodera producen.

Considerando lo anterior, observamos, de principio o impronta, como objeto a definir un estado de consciencia que deprime u optimiza el hacer cotidiano del ser y su existencia. Sea de efecto individual o colectivo esta gama de prodigios define lo que es el espíritu.

El individuo como persona demuestra mayor grado humanitario que el ser antisocial, por cuanto obedece a condiciones que no altera la libre actividad en función de lo que se determina como normal a otros. En este sentido debemos aceptar que el efecto de la cosa ha tenido triunfo en el sentimiento común.

La alegría, el esplendor, la limpieza el orden generan un espíritu que inunda el ambiente en la ciudad. Igualmente, lo lúgubre, la tristeza, la poca higiene, el desorden genera un espíritu diferente al mencionado anteriormente. En este marco de apreciación se debe sostener que existen estéticas contrarias que definen modos de vida. Sin embargo, debemos observar que existe un desconocimiento profundo de cómo se establece vivir en el primer ejemplo con respecto al segundo y viceversa.

Del mismo modo sucede en la conducta individual, aun cuando haya un sentido común el espíritu es independiente. La idea es, establecer en el hábitat un modelo de convivencia en función de la economía ecológica determinada por el bien y para el bien colectivo, sin detrimento de las expectativas individuales. En este sentido, el espíritu desarrollado produce un efecto cordial, ameno, humanitario.

Lo contrario a lo anterior explicado es el espíritu nefasto, algo de una estética desincorporado de lo humanitario o filantrópico, ajeno al bien común. Ante esto se debe concebir un grado espiritual que difiere con el orden y la armonía. O sea, es la cosa de estética perversa fatídica. Aun cuando en la teoría del pensamiento exista la idea de ir más allá del bien y del mal y que se piense que lo que es bueno para unos puede ser malo para otros. Lo que debe imperar es volumen de comunión respecto al bien contra el mal. En este punto la discriminación se descarta por improcedente.

Para combatir a este elemento fatídico en algunas conductas es que trasciende el espíritu de las leyes. Pues, las mismas deben ir a la vanguardia del desarrollo del bien universal. Que define otro aspecto de la conducta humana y que tiene que ver con lo que debe ser antes de lo que se desea hacer. Por ende, ética.

Localmente, el modo de existencia es exclusivo y se contempla según diversas índoles, característica que defiende el interculturalismo, en función de respetar el modo de vida de otros pueblos o naciones. Sea, por motivos antropológicos genuinos de cada nación debe haber tolerancia entre culturas. En este sentido la contingencia por el resguardo de la felicidad peculiar es necesaria. Por tanto, la seguridad es importante.

El Espíritu de las cárceles

La cárcel en la cultura occidental de influencia cristiano-judaica y, derivada del advenimiento de las ciudades de refugio de Números en la biblia, tiene un fundamento filantrópico, no es para menos aceptar que: “Estas seis ciudades servirán de refugio, para que huya allá cualquiera que, sin intención, hiera mortalmente a un alma.” (NÚMEROS 35:15.). Este verso bíblico contiene espíritu de solidaridad y justicia para quien, según los tiempos y leyes post modernas hayan cometido homicidios culposos.

Esta frase terminal, “hiera mortalmente a un alma”, encierra un sentido más allá del simple hecho de haber matado un ser, no es solamente culpa haber desaparecido físicamente un ser sino también por haber ocasionado un perjuicio de tal forma que haya acabado con la tranquilidad espiritual de otro u otros.

Tiene el mismo espíritu del código de Hammurabi y correlacionable con la ley del Talión. Empero, determinar un concepto de justicia apologética lógica y circunstancial le hace diferente. Por ser, la contingencia que deriva de la previa decisión por parte de un jurado, con tres testigos neutrales en un juicio incoado a quien ha cometido un acto de violencia de la forma: cualquiera que, sin intención, hiera mortalmente un alma.

Aquel que hallado culpable de la forma esta señalada, tenía derecho a refugiarse en tales ciudades para evitar el ataque de quienes heridos en el alma por el dolor causado de haber perdido un ser querido decidiera tomar justicia con reclamo de sangre. El culpable, demostrado que había actuado con alevosía, ventaja y saña, era condenado a morir a manos del pariente. No obstante, respecto al primer caso, en el alma de los parientes podría quedar un resentimiento y voluntad de venganza por la pérdida de quien le han herido mortalmente el alma. Esta situación causa persecución contra el homicida culposos cuya salvación es contingencia de las ciudades de refugio.

Sin embargo, la libertad del penado quedaría restringida de por vida en la medida de la longevidad del magistrado o juez que será el sumo sacerdote de la iglesia de los Levitas de cada nación o ciudad. Otra solución era ser expulsado de la ciudad y no volver jamás hasta también la muerte del juez que le profiere la condena.

De esta medida de justicia se supone posteriormente -permítanme especularque la decisión de recluir a culpables de herir el alma mortalmente involucra también a quien comete estafa, extorsiona, hurta, roba en atraco, tima, viola sexualmente, maltrata física y mentalmente, etc. Tal decisión es contemplada por la evolución conceptual del espíritu de las leyes y el avance de las civilizaciones. Donde las costumbres, las necesidades y el fundamento ecológico de las naciones han engendrado nuevas formas del ejercicio de las leyes y con ellas su imperio. Los jueces para Platón no deben tener relación que le perturbe el alma con la actividad de la delincuencia, ni maldad, para determinar un juicio imparcial y que se ajuste íntegramente al ejercicio de la justicia absoluta. En cambio, Dostoyesvqui, contemplaba que para ser juez imparcial se debía haber conocido las esferas del confinamiento en las cárceles y el imperio de la delincuencia.

El espíritu del socialismo

Para empezar, el socialismo –igual que el capitalismo y el comunismo- no es un sistema político y menos económico. El socialismo proviene de sociedad, ésta, del latín “societas” (comunidad de personas) y a la vez de “Socius” (compañero) con el sufijo “dad” que determina la capacidad de asociarse.

Socialismo es el intento de promover un sistema antropológico donde se apliquen soluciones contra la precariedad de sectores de la sociedad que, por algún motivo, no pueden sufragar necesidades —alimentación, salud etc.— primordiales y, las que desarrolló la civilización para desenvolverse en armonía y urbanismo. Puede ser utilizado, por cualquier sistema político que según los padres de la política Platón y Aristóteles, son: Oligarquía, Aristocracia, Monarquía, Democracia y Tiranía. Donde el más perfecto pero débil, según Bolívar y el mismo Aristóteles es la democracia, mientras que el más bello – irónicamente- pero perverso es la Tiranía.

Sin embargo, a lo que actualmente se llama socialismo, es lo que Arturo Uslar Pietri –mencionando a Marx- define como “una revolución doctrinaria de una filosofía materialista dialéctica que supuestamente se reinventa de utópica a científica (…)

La misma deviene de un eclecticismo compilado de la ontología hegeliana y las tesis económicas de David Ricardo y Adam Smith. (…)

Es la ideología concebida por Marx como sistema que habrá de sustituir al comunismo antiguo -prehistórico- donde en la medida de cristalizar su objetivo, inspirado en igualdad, libertad y fraternidad desparecerá el estado previamente haber sido abolida las diferencias de clases sociales. El proceso debe iniciarse con un gobierno déspota -emulo de la cultura agraria del antiguo mundo persa, para evitar adjetivación de tiranía platónica- con la figura o denominada: dictadura del proletariado.

(…) Según sus deducciones –dizque científicas de Marx- debió ejercer grandes cambios sociales en los países de gran industrialización. Empero, su desarrollo más emblemático se ha producido en países en otrora agrícolas y atrasados respecto a Europa y Asia como es el caso de Rusia y China a principios del S. XX.”

A.U.P concluye que: “más bien ha sido una bandera del fracaso del socialismo en los países subdesarrollados”

En América, su patrón ha sido la usurpación de los poderes por parte de líderes estalinistas para instaurar sistemas populistas de corte feudal ej.: Cuba, Chile de Allende, y ahora –desafortunadamente- Venezuela y Colombia.

¿Sinopsis espiritual del Socialismo en Venezuela?

El socialismo en Venezuela ha penetrado desde sus inicios de forma inesperada y a cuentagotas. Ha sido un proceso de descomposición del status político ya deteriorado antropológicamente, enmarcado en un constante desapercibimiento de la geopolítica internacional derivado de dos factores importantes y conceptualizados en el mal desarrollo del proceso cultural.

El primero es la poca capacidad por falta de instrucción en los medios educativos, bien sea de carácter oficial o de carácter privado y, agravado con una incipiente información y diseminación de la propaganda en función de conocimientos político, aunado al desapego a principios de civismo. De modo que, el más del común del poblado venezolano vivió alrededor de 130 años sumergido entre anarquías y dictaduras previos a caudillismos y luego en un proceso político retaliativo y elites partidistas –democracia imperfecta según Ángel Lombardi- comparado con la anarquía, de lo cual nunca tuvo conocimiento.

El Segundo factor, sumado al primero, se caracteriza por este proceso político retaliativo y de elitismo comparado con la anarquía. Que se contempla en el estigma de un subdesarrollo político que se ha dado como resultado de intereses mezquinos de las elites de poder preformadas en las gestas emancipadoras. Los cuales desarrollaron una suerte de lucha por el reclamo de derechos y privilegios que sus actividades guerreristas libertarias, se suponía, les había dado mérito – pase de factura- a obtener; opuestos, a otra elite que ancestralmente había sido heredera de la estirpe europea. Y, por la obtención de bienes mercantilistas, abolengo y prestigio profesional. O sea, la lucha de Liberales contra conservadores.

El caso es que; fue, una macula estigmatizada por la ignorancia del pueblo y la ambición de poder de las oligarquías europeas y las mantuanas. La pingue información que llegaba de los sucesos políticos de la Europa del siglo XIX se condensaba –en la mayoría de los casos- en personas de medio nivel cultural que había tenido la oportunidad de viajar al exterior, principalmente a España, Francia, Inglaterra e Italia, siendo esto un condimento para el caldo primigenio que fue dando origen a una especie cuasi bohemia en las universidades y en los sectores populares de clase media, con el tema de la revolución francesa, sus causas, consecuencias y el advenimiento de un sistema donde supuestamente se vindican los derechos del pueblo y se defiende la clase trabajadora, que – supuestamente- ha sido utilizada, mancillada, robada.

Este sistema desconocido del común de esta época en Venezuela es «el socialismo» fruto de una especie de bohemios resentidos y revolucionarios de la desesperación como le llamaban los lideres de la derecha alemana y francesa a los partidarios de la gleba comunista en franco crecimiento de la época -tibia- del comunismo europeo. Un fuego atizado por la literatura encendida de Proudhon, Bakunin y Marx. Cada uno en sus espacios y momentos de desarrollo en contra de la propiedad privada, del enriquecimiento de un sector que había aprovechado el boom de la industrialización y la opulencia del capital que estos invertían y los intereses que les reproducían. Aparte, la desconfianza entre mismos partidarios de toldas políticas de derecha, y la envidia que ocasionaba los privilegiados políticos a los no privilegiados, tipificado en política de Aristóteles como uno de los más poderosos factores de las revoluciones.

¡El termino socialismo, su significado y utilidad como desarrollo socioeconómico ha sido tergiversado y mal utilizado, incluso por los acérrimos promotores, profetas y líderes “dizque socialista” de la historia política del mundo! Especialmente por aquellos que: políticos de oficio –politiqueros- ni siquiera saben definir que es política, menos el verdadero concepto de socialismo.

En Venezuela se desconocía totalmente el socialismo y sus postulados; con más razón, mucho más, lo que Karl Marx planteaba, como lo siguiente, cito:

«¿Educación popular igual? ¿Qué se entiende por esto? ¿Se cree que en esta sociedad actual (…) la educación puede ser igual para todas las clases? ¿O lo que se exige es que también las clases altas sean obligadas por la fuerza a conformarse con la modesta educación de la escuela pública? (…) Eso de educación popular a cargo del Estado es absolutamente inadmisible (…) Lejos de esto lo que hay que hacer es substraer la escuela a toda influencia por parte del Gobierno y de la Iglesia» (Marx y Engels, 1974, libertad del Estado, 22)

En Latinoamérica el proyecto creado por el liderazgo castro comunista se ha tergiversado esta máxima al punto de que además que el estado no ha desaparecido, en vez se ha fortalecido más en sus bastiones. Este ha tomado y secuestrado la educación del niño, el adolescente y hasta universitario para enajenar con su doctrina la mente en pro del socialismo amputando cualquier posible deseo de acceder a otro distinto Horizontes.

El avance comunista del siglo XIX en Venezuela fue impulsado por el advenimiento del Ezequiel Zamora en la política y por el espíritu revolucionario de los federales contra conservadores, tal acontecimiento tiene como patrón el haber adquirido mediante la indemnización de dinero por la liberación de esclavos en 1854 patrocinada por José Tadeo Monagas, con lo cual, de simple pulpero paso a formar parte de la sociedad acaudalada de su Cúa (Estado Miranda) casándose el 4 de julio de1856, con Estefanía Falcón Zavarce, hermana del militar y político Juan Crisóstomo Falcón, con quienes inician posteriormente una suerte de gesta emancipadora de los derechos ciudadanos. Derivada o inspirada del constante bombardeo de ideas revolucionarias de la doctrina marxista que había traído un hermano de su esposa de la Europa contaminada por la propaganda comunista como bandera del liderazgo socialista hasta el siglo XIX.

A este hombre –un zángano con aguijón platónico- la parte opositora lo define como de enemigo visceral de quienes tenían tierras, ganado de “quienes supieran leer y escribir –tal que Pol Pot en Camboya-, de cuatrero y traficante de indios y esclavos. En general, un supuesto mesías quien encabezó el ejército liberal que aspiraba sacar a los oligarcas o godos del poder y desarrollar una reforma agraria para repartir haciendas, hatos y fundos entre los pobres. Fue asesinado en el sitio a San Carlos el 10 de enero de 1860, con un tiro en un ojo. su muerte es un enigma policial, pues, había quien le odiaba por sanguinario, dizque pedófilo y mujeriego, no se sabe de cuál bando salió la bala que lo mató, si del liberalismo o del conservadorismo.

De esa forma se ha distinguido la historia del socialismo previo al chavismo en Venezuela, la intriga y el deseo de poder, gloria e imagen han mellado toda posibilidad de concertar un carácter verdaderamente filantrópico, su liderazgo puede catalogarse como utópico, romántico o sencillamente como el deseo de la desesperación por entrar con honores en la historia. El caso de los revolucionarios comunistas del siglo XX es la piedra de tranca para los comunistas recalcitrantes de la doctrina estalinista. Antes de Chávez, Rómulo Betancourt, Gallegos, Jóvito Villalba, previamente los positivistas, tuvieron un claro entorno de la importancia de la empresa privada para contener un estado democrático con inspiración socialista, el constante impulso del Castro comunismo desde los años sesenta hasta 1998 fue neutralizado por un nacionalismo fuerte. Las gestiones de Betancourt, Raúl Leoni, Carlos A. Pérez etc., incluyendo las de los social cristianos, fueron asediadas por el castro comunismo sin tregua.

Una visión desapasionada concibe la politología contemporánea identificando, precisamente la historia del socialismo en Venezuela con poca diferencia del resto del mundo, excepto por lo retrograda que ha resultado en el campo del progreso civilizado. Irónicamente, de parte de los ahora llamados progresistas de S. XXI, cito:

«Esta falta de actitud crítica y de análisis profundo de la realidad es notable en gran parte de la izquierda y determinó su incapacidad para comprender y denunciar lo que sucedía en los países en donde estuvieron vigentes modos de orden político y social conocidos con la fórmula de los socialismos realmente existentes, fórmula que concede –en la práctica– el hecho incontrovertible de la existencia de una enorme brecha entre las aspiraciones universales a la justicia contenidas en los ideales del socialismo y las características esenciales de estas experiencias históricas.» (Rodolfo Magallanes Pro. MG. PHD politólogo UCV)

Como apéndice traigo a Uds., una apreciación de lo que ha faltado en el conocimiento de la Venezuela ignorante de política y civismo que no quería -le repugnaba- Bolívar.

Joise Morillo

[email protected]

Venezuela USA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí