EL LOBO SOLITARIO. Nueva modalidad de terrorismo. Por Tilio Coronel

0
682

El término “terrorismo de lobo solitario” es utilizado de modo generalizado para cualquier acción llevada a cabo fuera de una estructura de comando y sin importar su ideología.

   No obstante, y según anotan los especialistas, el terrorista “lobo solitario” comparte una identificación ideológica o filosófica con alguna rama extremista, pero no se comunica con el grupo con el cual se identifica.

   Es un caso singular y presenta aristas interesantes. Esta modalidad muestra un “sujeto estratégico” cuyo accionar puede provocar   devastadores efectos, no tanto en cantidad de muertos o heridos, sino en la moral y estado anímico de los conciudadanos.

   Es un desafío para las autoridades encargadas de mantener la seguridad. El “terrorismo de lobo solitario” plantea un verdadero dolor de cabeza ya que siempre se dificulta considerablemente la recolección de información de inteligencia. En particular, por no adaptarse este estilo al marco operativo convencional del terrorismo.

   Pero este estilo de actuar individual e independiente, sin pertenecer o estar vinculado a ningún grupo terrorista, no es nuevo. El “lobo solitario” ya actuaba en el terrorismo anarquista de finales del siglo XIX y principios del XX, así como en otras ideologías. Sin embargo, el terrorismo es –por lo general- un fenómeno colectivo, ya sea en células aisladas o en organizaciones extensas, tipo Al Qaeda. De modo que la actuación de un individuo solitario no deja de ser algo fuera de lo común.

   Podemos concluir, de todas formas: el término “lobo solitario” se aplica exclusivamente a los individuos que ejercen la violencia terrorista, persiguen objetivos políticos y tratan de condicionar el comportamiento de gobiernos o de grupos sociales a través del miedo.

   Demás está decir que este tipo de acciones buscan llamar la atención y encuentran eco en los sectores radicales. Vienen en aumento. Desde mediados de la década de 2000 se ha incrementado la proporción de pequeños grupos independientes en todo el mundo.

   Al principio usaron explosivos, tal vez con el propósito de provocar acciones altamente letales y provocasen mayor atención. Sin embargo, la dificultad para fabricar explosivos caseros trajo como consecuencia que la única víctima fuera el propio terrorista.

   En consecuencia, prefieren usar armas de fuego (incluso armas blancas), por ser formas más asequibles a sus fines.

   El “terrorismo del lobo solitario”, según los indicios actuales, es un factor a tener muy en cuenta y es menester seguirlo muy de cerca.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí