¿ES EL MÉTODO SOCRÁTICO LA MANERA PERFECTA DE GANAR UN DEBATE? Por Emilia Fernández Cortabarría. JUVENTUD VIENTO DE CAMBIO MALDONADO

3
887

Introducción:

Este trabajo se basa en una investigación sobre si el método socrático es la manera perfecta de ganar un debate.

Partiendo desde un punto de vista a favor de este método, es importante explicar que Sócrates no solo hace que el debatiente se contradiga, sino que también lo ayuda a llegar al conocimiento enseñándole. Este método se puede considerar quizás no la manera perfecta pero sí, la más próxima a la perfección, teniendo en cuenta que la perfección es algo inalcanzable y que cuyas características parten desde una completa subjetividad.

Con el fin de defender mi estudio, creo que es importante investigar los orígenes de la argumentación, debido a que al generar una discusión es necesario argumentar de manera válida y suficiente, también Sócrates será introducido y con él, la temática principal de mi investigación.

Para poder plasmar mis pensamientos y lograr que sean comprendidos voy a analizar la subjetividad y objetividad de los pensamientos que me ayudará a aplicar todo lo estudiado y me permitirá ampliar el conocimiento más allá de lo teórico.

Creo que es importante remarcar una breve “puesta en contexto” no solo histórica sino también teórica de la historia del método socrático para facilitar la comprensión a la hora de defender mi análisis.

Considero importante defender mi análisis, así como también considero importante focalizar mi defensa en todo aquello que involucre la subjetividad y relacionarlo con lo mencionado en cuanto al método socrático para permitirme explayarme más en el entorno y ámbito de la filosofía y no tanto más allá del contexto histórico.

Mi elección del tema se basó principalmente en todas las instancias objetivas y subjetivas, que se puede ver en la vida cotidiana ya sea en debates políticos, o de cualquier tipo, que carecen de fundamentos válidos y lógicos en cuanto a información y justificación de los fundamentos brindados a favor de sus ideologías y pensamientos.

En cuanto a la hipótesis creo que el método socrático puede ser utilizado como manera “perfecta” para ganar un debate en el caso de que se realicen ciertas

modificaciones y así lograr adaptarlo para su aplicación de hoy en día ya que el hoy que vivimos es prácticamente opuesto a la época en la que Sócrates aplicaba su método de contradicción con lógica y validación justa.

Desarrollo:

Para situar este ensayo empezamos enmarcando a Sócrates en la historia, es importante explicar que es él quien aparece como figura cuando se instaura la democracia en la polis griega de Atenas, debido a que aquél demócrata iba a hacer un uso de la palabra. Esto se puede vincular con los orígenes de la argumentación, ya que como sabemos, en una democracia una persona es electa por el pueblo y no simplemente introducido al poder, necesitando convencer a aquellos votantes con la palabra, la que les debería transmitir compromiso, actitud y lo más importante razón y sabiduría. Es aquí donde actúa como principal el método socrático que nace gracias a las diferencias entre Sócrates y las demás personas convocadas para ejercer la democracia, quienes en vez de demostrar firmeza en sus pensamientos y fundamentaciones optaban por persuadir en vez de, como Sócrates hacia, convencer al pueblo con fundamentaciones y demostraciones que afirmarían su amplia rama de conocimientos y sabiduría que lo eximían de cualquier tipo de persuasión utilizada como último recurso para ser introducido al poder de manera indigna.

Ya centralizada el área histórica de este método, solo falta explicar un par de cosas… ¿Cómo funciona el método socrático? ¿Qué es?

Si bien ya focalicé la mayor parte de cuándo era aplicado, aún falta terminar de entender qué es realmente esta forma de contradecir con la razón.

Sócrates contaba con una sabiduría única y unos pensamientos que no cualquiera tenía, es así que su mayor facilidad era usar este método de forma espontánea y muchas veces de forma involuntaria queriendo conquistar los oídos de la gente hablando con propiedad.

Lo único que hacía era hacer de cada conversación un debate, causando así que el debatiente formule sus argumentos y él poder corregirlos brindando siempre un por qué, abarcando una amplia rama de conocimientos que lo ayudarían a poner a el pueblo en su favor y así ser introducido al poder.

Considero importante, a la hora de presentar mi investigación, indagar lo máximo posible en todo aquello que involucre temas de actualidad, para poder llegar a una conclusión concreta.

¿Cómo podemos lograr eso?

En un principio, podemos tratar de identificar en un debate como estaría siendo aplicado el método socrático o si siquiera estaría siendo utilizado, pero es un trabajo muy simple que no me permitiría refutar mi hipótesis por completo, es por eso que en vez de analizar un debate de actualidad de cualquier tema, voy a seguir por analizar la objetividad y subjetividad de los pensamientos que nos llevan a tener un distinto punto de vista de las cosas y a pararnos frente a algo con una postura completamente distinta a la de otra persona, lo que haría que se forme un debate de forma natural y espontánea donde surgirá un nuevo tema a tratar que está relacionado con absolutamente todo lo mencionado anteriormente, que es “la subjetividad de lo correcto”.

Las preguntas que primero se me presentan cuando leo este título es si existe esta subjetividad,

¿Lo correcto no es correcto porque está comprobado?

¿Todo aquello calificado como correcto está comprobado o está impuesto por la sociedad?

¿Cuáles son las cosas que son correctas subjetivamente?

¿Cuáles son correctas por comprobación específica?

Si bien tendemos a decir que la subjetividad se encuentra en cualquier ámbito me animo a decir que no es así

¿por qué? Ya que la subjetividad depende del propio sujeto y sus formas de ver determinadas cosas, ¿por qué solo determinadas cosas? Ya que, no todos los aspectos de la vida se basan única y concretamente en los puntos de vista ajenos o los puntos de vista en sí, sino que muchas veces las cosas deben ser comprobadas, por medio de experimentación o hechos concretos previamente analizados cuya respuesta no puede ser modificada o simplemente no depende de alguien.

¿Y la objetividad de lo correcto que es? es otra pregunta que me surge al pensar en todas las formas de pensar y de ver las cosas.

Lo objetivo es todo aquello que como dije anteriormente se basa en hechos y lógica y que no puede ser modificado según la persona sino que puede ser visto desde

otro aspecto que se considera válido de igual forma. Se podría decir que es un punto medio entre todo aquello que es subjetivo y todo aquello relacionado con el relativismo.Lo relativo es todo aquello que niega la existencia de verdades absolutas.

¿Cuál es la relación entre lo nombrado y el Método socrático?

¿Se puede aplicar este método ante una discusión cuyo tema principal parte desde la subjetividad?

La relación de lo mencionado es dividida, lo que quiere decir que no todo lo mencionado tiene una relación “positiva” en cuanto al método socrático ya que no se puede establecer un debate desde la subjetividad de un pensamiento, lo que quiere decir que de ser así no se podría aplicar el método socrático ya que no se formaria un debate sino que un intercambio de visiones en cuanto a algo en específico. Luego,pienso que si, se puede formar un debate desde la objetividad, ya que hay más de un punto de vista de las cosas, lo que permite que se intercambien fundamentos formando una estructura de debate que permite aplicar este método, pero ambas respuestas o ambas defensas serán válidas aunque depende del debatiente y de quien aplique el método, que defensa tendrá más fundamentos con más validez.

En otras palabras podemos decir que el método socrático es el poder del diálogo para acercarse a la verdad, que más que una verdad es una realidad admitida como correcta sin posibilidad de cambiar.

CONCLUSIÓN

Para concluir, considero importante mencionar todo aquello que pueda confirmar o reafirmar mi hipótesis.

En el transcurso de mi ensayo fueron citados distintos datos e información histórica que me ayudaron a contextualizar mis fundamentos para que sean más comprensibles, es así que decidí desviarme por la rama de la subjetividad para enlazar su significado con mi estudio, logrando una alianza de conocimientos y opiniones que fueron de gran ayuda para confirmar o no la pregunta inicial.

¿Es el método socrático la manera perfecta de ganar un debate?

La respuesta a mi pregunta involucra muchas condiciones y conocimientos del tema que debemos saber, y que fueron propuestos en el desarrollo de mi análisis.

Este estudio me abrió la puerta del pensamiento y me permitió confirmar que sí, que por más de que no exista una tal perfección absoluta y objetiva, el método socrático nos permite ganar un debate siempre y cuando el mismo no parta desde la subjetividad siendo en vez de un debate un intercambio de visiones.

3 COMENTARIOS

  1. Muy interesante el articulo. Es todo un tema la definición de objetividad, qué es la realidad o el sentido común. Cómo juegan las creencias y valores individuales, los lentes con los que nos enfrentamos a la vida y percibimos las situaciones .

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí