Frases de Artigas – Ideario Artiguista con relación a hoy

2
219

Por Mario A. Menyou

Se pretende en este espacio, rememorar frases de nuestro Prócer, el Sr. Gral. Don José Artigas, atendiendo a que sus conceptos y apreciaciones mantienen en algunos aspectos mucha vigencia, y en otros casos, las circunstancias actuales parece dar motivo a reiterar aquellas frases, emitidas en otro tiempo y contexto, pero que se ajustan para señalar presentes males.

* * *

La fundación de la Biblioteca Nacional se materializó a instancias del Presbítero don Dámaso Antonio Larrañaga, con el apoyo del Gral. José Artigas, que en agosto de 1815 reclamaron al Cabildo la creación de una biblioteca pública, lo que se concretó el 26 de mayo de 1816, fecha en que abrió sus puertas la Biblioteca Pública, la primera del país. Su acervo comprendía 5.000 volúmenes entre las donaciones del propio Larrañaga, de Don José Manuel Pérez Castellano, Don José Raimundo Guerra y otras provenientes del convento de San Francisco.

Por esa razón, nuestro General en su Campamento de Purificación dictó para la noche del 30 de mayo de ese año 1816, con un santo y seña, que es una frase que ha vencido los tiempos y es un objetivo siempre a alcanzar como forma de identificarnos:

“Sean los Orientales, tan ilustrados como valientes”.

Como efecto colateral de esto, desde 1940, cada 26 de mayo en recuerdo de la fundación de la Biblioteca Nacional, se festeja el Día Nacional del Libro, lo que fue instituido por el entonces Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal —hoy, Consejo de Educación Inicial y Primaria— a través de una resolución de fecha 3 de julio de 1939.

En el marco de la fecha, y coincidente con el espíritu de «despertar en los escolares el amor por las buenas lecturas» de la resolución que dio origen al Día Nacional del Libro, la Cámara Uruguaya del Libro y la Intendencia Departamental de Montevideo organizan cada año la Feria del Libro Infantil y Juvenil, la que se lleva a cabo en el atrio del Palacio Municipal. Las Editoriales presentan nuevos libros, eventos que se acompañan con la actuación de agrupaciones musicales. Así mismo, entre las actividades que suelen programarse para la fecha, alumnos de Instituciones de Enseñanza se ocupan en la lectura de textos.
Como vemos, las palabras de Artigas no solo se recuerdan en frases, sino que se concretaron en obras, que hasta el día de hoy mantienen su vigencia y se renuevan con las innovaciones que los Orientales aportan sobre la misma idea.


Una frase, de aquellas que en su tiempo manifestara el Prócer, para expresar su sentir ante los sucesos que se le iban presentando, o presumía podían acontecer, como gran visionario que debió de haber sido por la interpretación de la documentación que a la fecha se ha podido recolectar, dice así:

“El triunfo de la libertad no se asegura, mientras existan entre nosotros, esos enemigos ocultos o descubiertos, siempre inflexibles y siempre irreconciliables”.

( José Da Silva, 9 de abril de 1815).

El Prócer señaló muchas veces al Cabildo de Montevideo, que expulsase de la ciudad y se los condujera a su Villa de Purificación, a los europeos que con insidias y acciones, que se mostraban contrarios al sistema federal y nacional que planteaba la revolución y emancipación Oriental. Así, cuando los españoles entregaron la ciudad a las tropas conducidas por Alvear, los montevideanos lo recibieron con vítores, al igual que a Lecor agasajado bajo palio, demostrando la cantidad de ciudadanos que no profesaban las ideas de democracia, república, independencia y federalismo que preconizaba el Prócer.

Así hoy, quienes se sienten fuertes entrando a un banco con una .45, tiran bombas a una Unidad Policial, insultan al mandatario de turno por no tener su misma ideología, mandatan a sus militantes a renunciar a sus trabajos, sin importar que sean médicos y que se esté atravesando una situación de pandemia sanitaria, siempre “colocando palos en la rueda”, bien se ajustan a la descripción de Artigas, de: “siempre inflexibles y siempre irreconciliables”.


Existen frases de nuestro Prócer que, a pesar de las diferentes épocas y circunstancias, parece que las hubiese escrito para ser leídas en estos momentos:

“La pureza de mí conducta, debe ser norma de los demás subalternos. De lo contrario, ellos serán responsables de sus defectos y yo no podré mirar con indiferencia su castigo. Al tenor de las cabezas, se mueven los miembros del cuerpo político y según sus virtudes, son la trascendencia a la sociedad”.

(Al Gobernador de Corrientes, 9 de abril de 1815).

Recordamos esta frase, dónde se señala la importancia del buen obrar, desde los puestos de Dirección; pues, lo hemos visto y continuamos haciéndolo, que no siempre se eligen las personas con más virtudes e idoneidades, para ocupar un cargo que implica afectaciones de algún tipo a la Sociedad, sino que se lo hace por afinidades políticas o diferentes intereses. “Al tenor de la cabeza se mueven los miembros…” señalaba el Prócer, para que las acciones estuvieran acorde a los objetivos del bien general perseguido. Lo que se quiera organizar, crear o aplicar para trascender a la Sociedad, no logrará los efectos esperados, si la pureza de la conducta no resplandece en esos dirigentes y su accionar está condicionado por intereses particulares, por lo que jamás, podrán ser norma para el resto de los conciudadanos.


En el seno del Parlamento se escuchó, concretamente en la Cámara de Diputados, una intervención del Sr. Diputado Don Sebastián Cal, donde denunció un estado de indefensión en la que se comprueba que se entregan textos de estudio a niños de 1ero. a 6to. año escolar, donde se violan principios básicos como la autoridad de los padres y la laicidad, ambos preceptos garantizados en el ordenamiento legal y constitucional de la República.

“Es muy veleidosa la probidad de los hombres, solo el freno de la Constitución puede afirmarla”.

(Tomado de Oración Inaugural del Congreso de Tres Cruces, 5 de Abril de 1813)

La coherencia que señalaba, este Sr. Diputado, ajustando en principio nuestro accionar en todos los órdenes de la vida social, a lo que tenemos establecido en la Constitución, ya lo indicaba en esta frase, desde tiempos pretéritos, nuestro Prócer el Gral. Don José Artigas, palabras que en nuestros días se siguen repitiendo y para no olvidarlas están grabadas en el entorno de su mausoleo.

Otros textos de Historia (en particular) de otros años estudiantiles, también traen aberraciones semejantes. Es necesaria, para lograr una coherencia en el pensamiento de los futuros ciudadanos de esta preciosa República, una rápida y concienzuda revisión de lo que se está enseñando a nuestros Docentes y Estudiantes, pues por medio de la educación lograremos el progreso y estabilidad de nuestro país y es necesario que haya libre pensamiento, basado en hechos reales y de verdadera importancia en la marcha, tanto de nuestro país como del mundo.


(Continuará)

* * *

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí