DE LA SOBERBIA A LA SÚPLICA.

3
523

Por Marcelo Martín Olivera

Recorrer el interior es una tarea obligada para los partidos políticos, les permite tomar contacto con la realidad de los uruguayos de los puntos más alejados de nuestro país, tender redes y diseñar estrategias. Ver esto fuera de época de campaña electoral es algo rarísimo por eso algunos actores políticos en la actualidad traquetean en el interior para seguir marcar presencia.

Ahora… la tarea que viene realizando la izquierda vernácula con su eslogan “El FA te escucha” supera todos los niveles.

Durante tres gobiernos se dedicaron a recorrer el interior en contadas ocasiones y a cada día que pasaba perdían un poco más la vergüenza, haciendo honor a la historia podemos recordar que llegaron al punto de publicar información crediticia de un colono en la página de Presidencia de la República por el simple hecho de increpar públicamente a un mandatario. A eso hay que sumarle otras pastillas de soberbia como la colocación de personas delante de unas pancartas para esconderlas hasta los ataques directos al movimiento Un Solo Uruguay a quienes les impidieron ir a Torre Ejecutiva desde el Palacio Legislativo con sus tractores.

Son un sistema que produce fracasos (en serio y en serie) en todos los aspectos, en lo económico, en lo social, en lo cultural, en lo educativo y en una larguísima lista. La herencia más pesada radica en el daño estructural que le hicieron a la sociedad con su política de dividir para reinar separando a los uruguayos en dos frentes antagónicos que se enfrentaban constantemente.

Así fue durante quince años y ante la imposibilidad o poco éxito para replicar el modelo y la incapacidad para ejercer otras artimañas decidieron hacer una gira para “escuchar” ¿Acaso están asumiendo públicamente que durante sus gobiernos hicieron oídos sordos a la gente del interior? Si la respuesta es afirmativa también confirman que el Frente Amplio es dogmático y eso les impide escuchar.

Después de los excesos que cometieron con el pueblo dudo que los uruguayos tengan ganas de escucharlos, o de hablarles. Esa estrategia de dar lastima ya quedó obsoleta, ya perdieron las últimas tres elecciones y casi pierden la intendencia de Montevideo (su gran bastión) ¿Que más pretenden? Estuvieron 15 años prometiendo esas recorridas y lo más cercano fue “Gobierno de cercanías” que siendo honestos con la historia en realidad sentaban a la gente en sillas de plástico para que escuchará sus monólogos en medio de un galpón bien pintado. Eso es reírse de quienes vivimos en el interior.

Insisten en jugar con la inteligencia de los uruguayos al darse cuenta que solamente con los votos de Montevideo y Canelones no llegan a la presidencia ¿Les vamos a permitir eso? No es necesario llegar al extremo de la agresión verbal o física, con un amable “Muchas gracias” y una sonrisa seguido de un cierre de puerta es más que suficiente.

3 COMENTARIOS

  1. El FA toma a la gente del interior por tonta y lo demostraron varias veces, recuerdo cuando destrataron a la gente de Rivera y celebraron los «chistes» de pésimo gusto de unos pseudo periodistas.
    ¡Gracias por escribir la columna!

  2. Hayu hay mucha gente desconforme con este Gobierno. Yo en particular esperaba grandes cambios, y lo único que se ve son subas y subas.
    Obviamente que jamás votaría al Frente
    Ellos hicieron despilfarro.
    Si bien estamos mejor que Argentina
    Hay que crear más fuentes de trabajo y no tantos planes sociales.

  3. Con el «ahora los peones trabajan 8 horas» tratan de chantajear a las personas del interior pero somos mucho más que eso y ahora vienen a querer escucharnos….tenemos muchas cosas para decirles o seguir el ejemplo de la columna con el saludo amable.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí