Hasta las últimas consecuencias

Diputado Sebastián Cal, Cabildo Abierto.

0
757

Por Sebastián Cal

Cabildo Abierto quiere llevar hasta las últimas consecuencias, y en mi condición de Diputado propongo la creación de una nueva Comisión Investigadora sobre los gastos de Gas Sayago desde 2007 a 2019.
Es un episodio que no se puede dejar pasar por la gran pérdida que generó para los uruguayos todos.

Investigando seriamente el tema, encontramos nuevos números que no estaban arriba de la mesa y estamos a la espera del resultado de una auditoría donde quedará más claro aún, quienes fueron los responsables directos de semejante derroche.

La anterior Comisión Investigadora de la Planta Regasificadora había comenzado en Noviembre de 2016 y cerró su trabajo en el año 2018, y en esa oportunidad los dirigentes de la oposición, de ese periodo legislativo, presentaron una denuncia por presuntas irregularidades.

Hemos recibido información que antes no teníamos.

La auditoría de gestión de Gas Sayago, por unanimidad de todo el directorio de UTE, fue solicitada a una consultora internacional el pasado agosto. Cuando el informe de la Consultora PricewaterhouseCoopers deje de tener carácter de reserva, algo de lo que estamos expectantes, va a esclarecernos aún más lo que ha sido el proceso de gestión que estamos investigando.

Estamos en conocimiento de que hubo gastos, por ejemplo, en masajes y servicio de fisioterapia para empleados, pagos de maestrías y posgrados a funcionarios, US$ 200.000 en servicios de lunch y cenas, y unos US$ 150.000 en viáticos y viajes. Entonces estamos frente una Fiesta más, de esas que jamás debieron suceder, pero sí. Sucedieron ¿Masajes, lunch, cenas, viajes?

Son muchos los elementos como para abrir una nueva comisión investigadora, son elementos que hay que llevarlos hasta las últimas consecuencias.

Como referencia a la extinta aerolínea Pluna y lo penoso y dañino que fue para nuestro País el destape de esa caja de Pandora, al menos, la situación fue distinta a otros cierres de empresas. En ese caso, por lo menos quedaron aviones para vender. Acá no ha quedado otra cosa que un caño enterrado de 12 kilómetros lleno de nitrógeno y también 71 pilares que no son otra cosa que un monumento a una pésima gestión.

La gran pregunta que me hago, es; ¿porque esto generó mal estar? Acá no hay lugar para egos personales, esto es cosa seria. ¿Cuál es el temor?

Estamos ejerciendo lo que debemos ejercer. Estamos haciendo nuestro trabajo. No da para horrorizarse.

Hay que reconstruir. Prometimos ser ejemplo y esto es parte de esto. No queremos que los uruguayos sigan acostumbrados a tomar con naturalidad las enormes pérdidas que ha padecido el país, todas debidas a funcionarios que lejos de hacer bien su trabajo, se han dedicado al mal manejo de los fondos públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí