LA IZQUIERDA Y LAS FUERZAS ARMADAS. Por Hilario Castro Trezza

0
363

Tanto Marx como Lenin consideraban a los destacamentos armados como un parásito adherido al cuerpo de la sociedad burguesa, pero el comunista alemán Karl Liebknecht afirmó “la revolución no se hará sin el Ejército, ni contra el Ejército, sino con el Ejército”.

De ahí en adelante los comunistas no han desistido de captar la simpatía de los militares, cuando no de penetrar en el interior de los institutos armados con fines revolucionarios.

Sin perjuicio de múltiples antecedentes, comencemos por el apoyo de la izquierda a los Golpes de Estado y a los gobiernos surgidos de ellos, a saber: el del Gral Juan Velazco Alvarado en Perú (1968-1975); del Gral Omar Torrijos en Panamá (1969-1981); de los Generales Alfredo Ovando y Juan José Torres en Bolivia (1969-1971) y del Gral Guillermo Rodríguez Lara en Ecuador (1972-1976).

Todas esas experiencias dictatoriales, tuvieron como signo distintivo su antiimperialismo y una política de nacionalizaciones y colectivizaciones que terminaron en un rotundo fracaso, no obstante haber alentado el sueño revolucionario.

Aún en un gobierno constitucional de izquierda como el de Salvador Allende en Chile (1970-1973) se da un caso peculiar, del 2 de noviembre de 1972 al 27 de marzo de 1973 los Ministerios del Interior; Obras Públicas y Transportes, y Minería, le son asignados al Comandante en Jefe del Ejército el primero y a Oficiales Superiores de la Armada y de la Fuerza Aérea los otros dos. Esto llevó a que conforme a la Constitución, en caso de ausencia del Presidente de la República asuma la Vicepresidencia el Ministro del Interior, por ello cuando Allende realiza una gira internacional, que dura catorce días, el Poder Ejecutivo es ejercido por el Comandante en Jefe del Ejército Gral Carlos Prats. Del 9 de agosto de 1973 al 23 de agosto de 1973 los Ministerios de Defensa; Hacienda; Obras Públicas y Transportes, y Tierras y Colonización le son asignados a los Comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea y al Director General de Carabineros respectivamente. A partir del 23 de agosto de 1973 los Comandantes en los Ministerios son sustituidos por Oficiales Superiores de cada una de las Fuerzas, con excepción de Defensa que se designa a un civil, pero en compensación se le da al Ejército el Ministerio de Minería.

El involucramiento de las Fuerzas Armadas y Carabineros en la gestión gubernamental produjo divisiones al interior de cada Fuerza, y lo más relevante acostumbró a los militares en actividad a desempeñar cometidos ajenos los específicamente profesionales. Cuando se produce el Golpe militar de 11 de setiembre de 1973, los uniformados tienen conocimiento de  las áreas claves del gobierno, a vía de ejemplo la Armada siguió a cargo del Ministerio de Hacienda.

El Gral (R) Líber Seregni, Presidente del Frente Amplio, entre fines de marzo y principios de abril de 1973 realizó una breve gira por Perú, Chile y Argentina, manifestando a su regreso al país, al diario Ahora, que la participación de los militares en el gabinete del Presidente de Chile Salvador Allende había sido una experiencia positiva dado que “encerradas en el límite de los cuarteles se transforman… en brazo armado del sistema imperante. Solo cuando… participan activamente pueden lograr una real vinculación con el pueblo… es en ese mismo esquema que juegan la experiencia argentina, la peruana y la chilena, tan diferentes, peculiares y en algún caso opuestas…”

En Portugal el 24 de abril de 1974 una sublevación militar encabezada por el Gral Antonio de Spínola termina con un gobierno corporativo que duró cuarenta años, pero el Poder estaba en el Movimiento de las Fuerzas Armadas liderado por Oficiales que habían sido influidos por el Partido Comunista, fue indescriptible lo que debieron luchar los demócratas portugueses para evitar que su patria se convirtiera en una “democracia popular” como las de la órbita soviética.

En 1975 la periodista Oriana Fallaci entrevista para la revista París Match al Secretario General del Partido Comunista Portugués Álvaro Cunhal quien le expresa: “lo que le quiero decir es que las elecciones no tienen nada que ver con la dinámica revolucionaria, quiero decir que en Portugal no habrá Parlamento, se lo digo y se lo prometo, adoro a los militares porque los necesito mucho, ya que no conozco el ejemplo de una revolución que haya podido hacerse sin el concurso de los militares”.

Qué decir del papel que hoy cumplen las Fuerzas Armadas en el gobierno bolivariano de Venezuela, recordemos que el Tte Cnel Hugo Chávez tomó notoriedad al encabezar un Golpe de Estado fallido contra un gobierno constitucional.

Descritos estos hechos históricos, que como podrán apreciar los lectores, algunos son anteriores y otros posteriores a los sucesos uruguayos de febrero de 1973, surge sin hesitación de clase alguna, que la postura asumida por los principales partidos de izquierda y la central obrera en aquellos dramáticos acontecimientos, guardan coherencia con actitudes similares adoptadas en diversos países iberoamericanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí