LA LUCHA POR LOS RECURSOS ENERGÉTICOS: EL GAS NATURAL

0
248

El gas natural se usa como una fuente de energía gracias a la que es posible generar electricidad, combustible y aplicarla en varias actividades y servicios.

Además, este hidrocarburo no es solo uno de los más económicos sino también de los más ecológicos.

Origen

Los organismos vivos que habían muerto y se habían hundido en el lecho marino caían en tales condiciones en las que no podían ser destruidos por los microbios porque allí no los había.  

Los organismos se convirtieron en limo, una parte del cual se convirtió en petróleo y la otra en gas natural. El gas se formó a una temperatura y presión más altas que el crudo. Esta es la razón por la que el gas natural siempre se encuentra también en los yacimientos de petróleo. Los procesos de transformación de esos organismos vivos antes de la creación del gas natural comenzaron hace unos 300-400 millones de años, pero el gas natural, unos 50-100 millones de años.

 La profundidad a la que se encuentra el gas natural varía de 1.000 metros a varios kilómetros. Después de realizar los trabajos de exploración, cuando se establece exactamente dónde se encuentran los yacimientos, se inicia el proceso de extracción.

Desde el lugar donde se extrae el gas natural, a través de tuberías especiales —gasoductos— recorre largas distancias hasta llegar a los usuarios. Las tuberías discurren por el suelo, bajo tierra, por encima de la tierra, por el fondo de lagos y ríos e incluso, en algunos lugares, submarinos.

El Gasoducto China-Asia Central es uno de los más largos del mundo.

Se extiende desde la frontera de Turkmenistán y Uzbekistán, atraviesa Uzbekistán y Kazajistán, y se conecta con el Gasoducto de Oeste a Este de China en Horgos, en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste del país.

Dado que una tubería no puede cruzar el océano, se crearon buques especiales, los «metaneros», en los que se transporta el gas a través de los mismos. Para que el gas ocupe menos espacio y sea más cómodo de transportar, se licua. Como líquido, ocupa 600 veces menos espacio que cuando es gaseoso. A continuación, puede volver al estado gaseoso y ser transportado por las tuberías. Además, el gas licuado se utiliza como combustible para algunos autos.

Los mayores yacimientos de gas natural se encuentran en Rusia (19,9% de la reserva global), Irán (17,1% de la reserva global), Catar (13,1% de la reserva global), Turkmenistán (7,2% de la reserva global), Estados Unidos (6,7% de la reserva global), China (4,5% de la reserva global), Venezuela (3,3% de la reserva global), Arabia Saudí (3,2% de la reserva global), Emiratos Árabes Unidos (3,2% de la reserva global), Nigeria (2,9% de la reserva global).

Aparte del gas natural descrito en los párrafos anteriores, también existe el gas natural de esquisto que está formado por metano mezclado con dióxido de carbono, nitrógeno y sulfuro de hidrógeno. Se obtiene de una manera especial: extrayéndolo de las rocas sedimentarias que contienen gas.  En su mayoría son esquistos bituminosos.

Para qué sirve

La humanidad conoce la existencia del gas natural desde hace mucho tiempo. Aunque en el siglo IV a. c. en China aprendieron a utilizarlo para calefacción e iluminación, durante mucho tiempo la llama brillante que no dejaba cenizas fue objeto de un culto místico y religioso para algunos pueblos.

El gas natural se usó inicialmente como fuente de energía para iluminar las ciudades mediante un sistema de alumbrado público de gas. Posteriormente con la llegada de electricidad este uso desapareció, aunque no la explotación del gas natural que encontró utilidad en otros procesos.

El gas natural pasó a ser un combustible más, utilizándose de forma general en la producción de energía eléctrica en centrales de alto rendimiento.

En el funcionamiento de calderas residenciales e industriales e incluso en el transporte y hoy en día se puede usar como combustible de vehículos como los coches o los autobuses. Se puede decir que el gas natural tiene las mismas aplicaciones que el carbón y especialmente los derivados del petróleo puesto que se trata del combustible fósil del cual al quemarlo se obtiene energía aprovechable para las necesidades humanas. En nuestra vida cotidiana se usa para calefacción, agua caliente, sanitaria, aire acondicionado, preparación de la comida, etc.

Otros componentes del gas natural también pueden utilizarse por separado en diferentes ámbitos de la vida de la gente.

Se dice que es la «energía del futuro».

Fuente: Sputnik

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí