LA MARCHA DEL SILENCIO Y EL DESAFÍO DE CONOCER NUESTRA HISTORIA COMPLETA Por Marcelo Martín Olivera

0
582

Empecemos por lo concreto, la búsqueda de la verdad no puede ser selectiva. Es comprensible que existan diferentes interpretaciones sobre los eventos pasados y las responsabilidades de cada uno de los actores involucrados. No podemos ignorar ni minimizar el sufrimiento de ninguna persona o grupo, ya sea por parte del Estado o de la guerrilla de ese momento.

Es un hecho irrefutable, la dictadura militar que azotó al país dejó profundas heridas en la sociedad uruguaya. Miles de personas fueron víctimas de violaciones a los derechos humanos, tanto por parte del régimen como por acciones de grupos guerrilleros. En este proceso doloroso y complejo de buscar la verdad, es crucial tener una mirada amplia y abordar el sufrimiento de todas las víctimas involucradas.

Es necesario un enfoque equilibrado que no permita que la polarización política distorsione la búsqueda de la verdad y la justicia. La historia y el dolor de los uruguayos no deben ser utilizados como armas políticas, sino como herramientas para fortalecer nuestra democracia. Es hora de que todas las fuerzas políticas se unan en un compromiso común por la verdad, la memoria y la justicia. Solo así podremos construir una sociedad más inclusiva, más justa y más humana.

El proceso de reconciliación implica reconocer y asumir la complejidad de nuestra historia. Debemos evitar la tentación de buscar culpables exclusivamente en un bando, ya que esto solo perpetúa la división y el resentimiento. En cambio, debemos enfocarnos en comprender las condiciones sociales, políticas y económicas que llevaron a ese período oscuro.

En este proceso la reflexión y el diálogo son fundamentales para alcanzar una reconciliación genuina. Es necesario reconocer el sufrimiento de todas las víctimas y garantizar que sus historias sean contadas, sin minimizar ni exagerar ninguna de ellas. Solo a través de un enfoque respetuoso podremos construir una sociedad que aprenda de su pasado y trabaje en la construcción de un futuro.

La Marcha nos debe convocar a reflexionar sobre nuestra historia y a comprometernos con la defensa de los derechos humanos. Es un llamado a la unidad en la diversidad de opiniones y una invitación a trabajar juntos por la verdad, la justicia y la reconciliación.

La columna de hoy pretende ser un humilde llamado a todos los sectores políticos y a la sociedad toda, para que asuman el desafío de conocer toda la verdad, sin medias tintas y sin versiones.

Los uruguayos merecemos eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí