¿Lenguaje INCLUSIVO o… “EXCLUSIVO para una minoría”? ¿Democracia o Dictadura?

0
376

“La lengua evoluciona por sí misma y es el pueblo el que va a decidir poco a poco qué variantes va a elegir. La lengua no se cambia ni por defecto ni por imposición de la RAE ni por imposición de minorías que aspiran a conseguir hacer común un lenguaje”.

Estas palabras fueron pronunciadas por Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española (RAE), que hace algunos días visitó nuestro país.

El lema de la RAE es: “La lengua española es limpia, fija y da esplendor”.

“Ese viejo lema es del año 1713. La RAE sigue “limpiando” el idioma de impurezas estableciendo en el diccionario cuáles son las palabras que deben usarse; “fija” porque establece el uso correcto de nuestra lengua; y “da esplendor” porque contribuye a su difusión y a que sea una bella lengua de comunicación.

Después de 300 años este trabajo está hecho; hoy debemos procurar que sigamos comunicándonos sin dificultad”.

También aclaró que cada cual habla como le parece, y la RAE no codifica por gusto, codifica porque oye, lee y entiende que así es cómo se habla y, por tanto, somos notarios de cómo se habla la lengua. Tomamos nota, pero no la inventamos ni la imponemos.

“El proceso a través del cual una palabra nueva deja de ser una moda y se convierte en una palabra del idioma español ingresada al diccionario de la RAE no es caprichoso.

Es más serio de lo que la gente en general cree. Algunos piensan que los académicos de la RAE nos reunimos los jueves y ahí definimos lo que nos parece respecto de incorporar o no palabras al diccionario. Lo cierto es que es mucho más democrático y más complicado. Cualquiera, usted o sus compañeros o cualquier persona que nos lean, pueden si quieren dirigirse a la RAE o a la academia uruguaya y pedir que se incorpore una palabra al diccionario. Se estudiará por comisiones esa posibilidad. Verificaremos en nuestros corpus que la palabra se usa efectivamente, dónde se usa y con qué intencionalidad se usa. Terminados los estudios, definiremos la palabra y luego la enviaremos a todas las academias de lengua española del mundo, que son 23 en total, para que la aprueben o la rechacen o la modifiquen o la enmienden. Y una vez terminado ese proceso se incorpora al diccionario. Es algo muy rigurosamente procedimental. No es algo que se hace con un chasquido de dedos. Es algo que requiere un estudio riguroso. Y se incorporan palabras cuando se han consolidado en nuestro idioma; no las palabras efímeras que aparecen como moda que desaparecen tan rápido como entran en la jerga”, aclara Santiago Muñoz Machado.

Además, nos deja bien en claro que el lenguaje inclusivo “es moda” y remarca que: “El régimen que aplicamos ante la reivindicación del llamado lenguaje inclusivo es el mismo que hacemos con cualquier palabra nueva. Analizamos si está en uso o no. Se trata de un grupo de personas que se empeñan en imponer a las demás formas de hablar que no están en uso y no se puede imponer que se generalicen sustituyendo a las formas tradicionales”.

No queda la menor duda que el Lenguaje INCLUSIVO es EXCLUSIVO para una minoría, y no para las mayorías de nuestra población y de otros países como se quiere imponer, como también lo desean hacer con ideologías también importadas.

Se impone ser “auténticos” y no copiar recetas importadas, o mandatadas desde otros lares.

Tampoco cabe la menor duda que cuando una minoría quiere atropellar a las mayorías, eso es Totalitarismo, o Dictadura.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí