LO AVISARON… “LA MOVILIZACION SOCIAL GIGANTESCA”. Por Daniel García

10
1170

Con ese título se despachó Lucía Topolansky en 2019, como respuesta al perder las elecciones, o sea que no habría tregua hacia la gestión del nuevo gobierno.

Y han cumplido, porque si hay algo que la izquierda hace, es escribir y decir que es lo que van a hacer, pero como son pocos los que atienden o le dan trascendencia, queda y pasa desapercibido.

No importó que hubiera una pandemia mundial, el sindicalismo unido a su ómnibus ideológico del Frente Amplio, propusieron una caceroleada, rentas universales básicas, cuarentenas obligatorias, marchas, etc.

Todas medidas con gran impacto en lo económico, así como en lo sicológico, por lo que podemos deducir que no fueron medidas propuestas al azar, sino como decimos vulgarmente, esta gente “no da puntada sin hilo”.

Generaron desconfianza, temor, incertidumbre, divulgaron versiones contrarias a lo que sucedía, desafiaron a las autoridades legítimas, en momentos que el mundo se debatía ante una amenaza desconocida, mortal, invisible y silenciosa.

Especularon y usaron la muerte y los muertos…

Y así vienen operando a lo largo de este periodo de gobierno, donde todo ha sido sometido a discusión, cualquier propuesta del gobierno, sin importar un instante si pudiera ser beneficiosa o no, sobre todo se echa un manto de dudas.

Así tuvimos la LUC la que terminó sometida a plebiscito, luego de haber sido destripada y sometida a interpretaciones caprichosas y mentirosas de sus efectos.

Luego la ley de Reforma de la Seguridad Social, la cual pasó por una comisión de expertos de todos los partidos, el aporte de delegaciones con diferentes visiones y realidades, incluyendo el propio Pitcnt.

Pero sabíamos, que la disposición de acuerdo, con declaraciones, actos, protestas, paros, todo se encaminaba a estar en contra como era fácil suponer.

La reforma educativa también fue otro campo de batalla donde la izquierda ejerció su poder, mostrando además hasta sus miembros más violentos.

Recientemente ocupaciones de centros de enseñanza han vuelto a mostrar la capacidad de amplificación que la izquierda puede ejercer sobre un hecho.

Para ello, no han dudado en utilizar a sus cuadros más jóvenes, hablamos de adolescentes en edad liceal, ya entrenados para estar frente a cámaras y micrófonos y fabricar un conflicto que básicamente trata de ser un desafío a la autoridad legítima, junto a una autoridad legítima convertida en cómplice.

La sequía que afecta todas las actividades no ha sido ajena a ser leña que enciende pasiones y discusiones y que la izquierda utiliza como marchas en defensa del agua, lo que desviste hasta qué punto puede llegar esta “guerra”.

Si una de las empresas más importantes del país como es Conaprole en un proceso de mejora en su capacidad productiva introduce maquinaria nueva, ese es un motivo para que el sindicato provoque un conflicto.

Conflicto que perjudica a los productores que deben ordeñar sin pausa a sus animales, la leche debe llegar a su destino antes que pierda sus propiedades y quede inutilizada y sea procesada en sus diferentes alternativas.

Ni que hablar de los incumplimientos en cuanto a negocios con el exterior, cuando Conaprole vende y son divisas para el país, pero no se puede cumplir con compromisos adquiridos en el tiempo, con consecuencias bochornosas.

Si fallece una maestra fuera de la escuela al ser trasladada, el sindicato del sector entiende que hay “violencia institucional sufrida por el colectivo docente” por no haber suspendido las clases.

Ancap y su sindicato también colaboran con la causa, cuando la empresa intenta disminuir las pérdidas que provoca el sector portland, que paga toda la sociedad, el sindicato nos sumerge en un conflicto para dejar todo como está.

Así podríamos seguir enumerando otros conflictos, caso del super gas, como otros que estarán por llegar, cosa que nadie debería dudar.

Lo que queremos significar y más que nada advertir, es que el gobierno, está bajo ataque y por consecuencia el resto de nuestra sociedad y el que realiza el ataque utiliza munición de alto calibre, su intención es lastimar, provocar daño.

En ese esfuerzo en común, ya no disimulado, Pitcnt y Frente Amplio, atacan al gobierno, ya sea en sus errores, cosa que todo gobierno comete, o en la fabricación artificial de conflictos, que no admiten justificación alguna.

Cuesta entender al gobierno, que no asuma otras actitudes más enérgicas antes de tolerar abusos, desmanes, insultos, desobediencias de todo tipo, a normas que ampararían su accionar.

La determinación que le vemos al presidente fuera del país para enfrentar a otros mandatarios, seguro muchos compatriotas se la reclaman ante estos abusos que nos empantanan y que requieren respuestas, incluyendo la seguridad, que debe virar urgentemente, antes que sea tema boomerang y lapidario para el gobierno.

La izquierda no da un minuto de tregua, cada asunto que se le ha presentado lo ha utilizado sin compasión para acorralar al gobierno, de todo tema sacan rédito a través de la crítica corrosiva e implacable.

El gobierno debe dedicar esfuerzos, recursos y sobre todo tiempo, para atender estas instancias que quitan del foco que se debe atender.

Si fueron capaces de hacerlo en plena pandemia con todo tipo de cuestionamientos, aliándose con otras organizaciones embarcadas en hacerle el problema más grande al gobierno, tengamos bien claro, que ahora que se pretende andar, eso tendrá más obstáculos que nunca, el palo en la rueda.

La izquierda sabe de psicopolítica, tiene cuadros formados en política como pocas fuerzas poseen, esto abarca sus dirigentes sindicales que demuestran gran preparación, así como claridad en sus objetivos, aunque discrepemos abiertamente.

Las distintas ONGS a su servicio, cuentan con profesionales que trabajan por la causa común en todos los casos, ya sean defensoras de Derechos Humanos o simples “ollas populares”.

Los partidos que integran la coalición carecen de esta formación en la mayoría de sus dirigentes y militantes, lo que vemos tantas veces en debates o en quien dispone la agenda de los temas a tratar o dejar de considerar.

Cuando hablamos de Revolución o Hegemonía Cultural, nos referimos a esta capacidad de haber copado los diferentes niveles del quehacer nacional, educación, todos los rubros culturales, hoy han alcanzado hasta el deporte.

Por lo tanto, es que vemos cuales son los temas que casi en forma unánime se deben defender, como, al contrario, los que se deben condenar y aquel que no lo hace corre pena de ser cuasi excomulgado y además señalado.

¿Cómo podemos explicar que partidos de la coalición defiendan asuntos que son solo de interés de la izquierda?

La apropiación del relato a su antojo, como las versiones hegemónicas en educación, han formado generaciones enteras con una cierta visión de diversos asuntos.

Esa visión ha alcanzado a políticos de partidos dentro de la coalición, por lo que vemos a tantos, adoptando discursos o posturas que no les son propias, pero que terminan sirviendo a la izquierda que se regocija por lo bajo.

Por otro lado, es difícil que veamos a quienes se identifican como de izquierda, que en algún asunto se acerquen a lo que piensan sus eventuales opositores, salvo instancias específicas en las que estratégicamente así lo decidan.

De ahí, que se deba entender, que, por ceder ante demandas, acceder a diálogos estériles, haremos que estos duros rivales cambien de postura o dejen de perseguir sus objetivos, error repetido casi infantil.

Para poder descifrar esto hasta el hueso, hay que decodificar el mensaje oculto, el que para muchos es incomprensible.

El lenguaje que la izquierda utiliza, en el cual recurre a términos tales como “conciencia o diferencias de clase”, “enemigos de clase”, hijos de la madre, que es la “lucha de clases”, la cual, no solo forma a todos sus cuadros, sino que impregna todas sus decisiones o análisis.

Comprender esto es crucial, para poder deducir y concluir, que estamos sometidos a un verdadero ataque con componentes psico políticos, en manos de un adversario cuya consigna viene del Guevarismo y dice “el deber de todo revolucionario, es hacer la revolución”. Y eso lo cumplen veinticuatro por siete.

Aquellas personas que manejan el concepto de “enemigos de clase”, nunca verán a aquellos en esa categoría cerca en nada, serán así considerados, “enemigos” y aunque se ceda y se les de lo que piden o más aún, eso no cambiará una letra de lo que creen sobre los que pusieron en ese casillero.

Estas consideraciones hacen que sea muy difícil acordar o convencer a estos rivales de la política y la ideología, por eso nos remitimos al título, ya que lo avisaron, “movilización social gigantesca”, para recordar que momento estamos atravesando y por el que seguiremos andando, por lo que las noticias no son alentadoras.

Esto nos hace mencionar que hay nubarrones en nuestro cielo y como siempre acontece, puede haber tormentas o no.

Dependerá como reaccionen las autoridades y dirigentes, si son capaces o no de anticipar como el servicio meteorológico, que acontecerá, que contra medidas o estrategias utilizarán, aunque en esto no hay nadie ajeno, el ciudadano común también deberá ser sabio en sus decisiones, como atento a lo que sucede.

10 COMENTARIOS

  1. Excelente expososion y recordatorio….cabe una pregunta …no sera que «hubo negociaciones» que desconocemos? Para ser mas claro….la Coalicion gano..pero por escaso margen.
    Alguien en su sano juicio penso que la mitad de la poblacion que perdio… dejaria gobernar sin mayores problemas? Prenderemos fuego la pradera….avisaron y lo estan haciendo con el beneplacito y negligencia de quienes hoy deberian actuar….y no ser politicamente correctos.
    Es por esto que aqui no se toman decisiones ante actitudes impertinentes y desafiantes.
    Es como pretender que un tigre no nos devorara porque somos vegetarianos.

    • Muchas gracias Fernando. Todo puede ser en política. Lo que debemos saber es que en todo caso, hacer acuerdos o eventuales pactos con la izquierda, es saber que tarde o temprano terminaremos en una cruz a cambio de 30 monedas. Todas las medidas que no se tomen se pagaran tarde o temprano, ya sea por temor, ser políticamente correctos o un pacto.
      Cordial saludo

    • Excelente comentario al que valoro mucho, pues mucho de nosotros estamos para lo políticamente correcto y no nos animamos a decir la verdadera historia que ocurrió hace 60 años

  2. …el enemigo no se esconde ,el enemigo tiene nombre y apellido …Frente Amplio ataca sin piedad…pero aunque parezcan muchos porque gritan mucho hay una parte del Pueblo silenciosa que no permitirá doblegar a la Patria y sus instituciones…ya no tenemos miedo a estos terroristas!!..la fórmula es estar juntos!!🇺🇾🇺🇾🇺🇾🇺🇾🇺🇾

    • Muchas gracias Claudia. Es cierto que hay una reacción de mucha gente que antes no se expresaba. Es sano y bueno que cada vez sean más los que no se callen. Estar unidos y descifrar estrategias para combatir a esta izquierda mentirosa es lo que nos debe ocupar.
      Cordial saludo🇺🇾

  3. Por eso los que votan hoy en la izquierda incluídos analfabetos e impredecibles, lo que quieren es recuperar el consenso y la corrupción, hablan de punto de no retorno, porque lo que echan de menos es la mentira, el engaño, el latrocinio, el cohecho, la estafa de todos estos años anteriores.
    Unicamente se habla de «punto de no retorno. Lo que se quieren es conservar o de volver a algo anterior.
    No pasarán.

  4. Excelente, solo puedo agregar que es el ciclo de la izquierda, matar la vaca que nos da la leche, hacer un asado y después, cuando se termina el asado y no hay leche, culpar a lo oligarquía y la derecha de esa situación.

  5. Muy buen articulo..verdades que se ven todos los dias.La izquierda agasapada quiere todo el mal posible paranuestro pais ….la izquierda y los sindicatos tomados por ellos lo unico que hacen es tratar de undirnos y lo peor es que hay gente y gentecjoven que les cree y piensan que dicen verdades
    No debemos aflojar ni ahora ni despues…El pueblo libre no quiere mas comunismo hambreador y ladron .

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí