COMENZAREMOS EL CICLO DE AVANCES PROGRAMATICOS PARA LA INTERNA POLICIAL, PERO QUE NO NOS DEBE SER AJENA A TODOS LOS CIUDADANOS.-Por Jorge Gómez Arbiza.-

0
667

  Al ciudadano común tal vez le resulte ajeno o de lejana importancia que se escriba sobre estos temas, pero seguramente verán la relevancia al hacerles ver lo importante que es para el trabajo en general, pero sobre todo cuando esas tareas son un servicio público; el hecho que el personal de una empresa este motivado moralmente,  técnicamente capacitado; con iniciativa y proactividad diligente y muchas otras cualidades mas todos entendemos que son importantes para que redunden en eficiencia y adornen el prestigio de la firma , de esta manera todo repercutirá en un servicio de calidad del servicio. Bueno usando esta simple analogía pretendemos resaltar que este tipo de cuestiones también son muy importantes para que los servidores públicos de la Policía Nacional desempeñen sus tareas más que como trabajadores remunerados como verdaderos servidores de la  Nación.-

         Por otro lado un distintivo de cualquier otro trabajador-servidor es que como unos pocos dentro de la administración juran defender al prójimo aún con su vida si fuera necesario. Ahora! El Estado, la sociedad y el país todo. retribuye justamente en todos los aspectos este nivel de entrega y compromiso? Es una pregunta retórica, pero pretendemos arrojar algo de luz para que todos nos cuestionemos íntimamente si esto es así o nos es realmente  indiferente por distintas razones.  Por ahí no nos dará para abordar todo en este artículo,  pero lo iremos desplegando paulatinamente lo que en realidad forma parte de los argumentos sustentatorios de Cabildo Abierto y una de las líneas para impulsar en el eje del ciclo de personal (RR.HH).

          El primer tema que hablaremos en este ciclo, es del sistema de ascenso del personal superior. Desde las administraciones de gobierno anteriores incluso antes del Frente Amplio se ha ido progresivamente incrementando las franjas de Oficiales que podían ser electos para ascender por selección directa del mando político y profesional. Pero además las modalidades pasaron de ser por antigüedad calificada (lo que no es solo antigüedad tiempo sino varios factores más computados objetivamente), por concurso y selección directa, a la actualidad donde básicamente se asciende por concurso o selección de directa.

         Ahora bien, en síntesis se ha abandonado el cómputo de factores objetivos para la carrera administrativa por prevaler acumulación de méritos ajenos a la espeficidad de la tarea policial de un combatiente del delito y lo que es peor se ha politizado los ascensos por selección directa, originando que lo que debería  ser una competencia justa se transforme en lucha de mezquindades, arribismos, alcahuetismos y las nada solapadas actitudes carentes de profesionalismo entre camaradas. Hacemos la salvedad que por suerte no es una situación generalizada pero si la desmoralización que implica  no valorar justamente los elementos objetivos del mérito de cada uno, atrazos en las carreras, rezagos en los retiros y perdidas económicas por nuevas remuneraciones y/o cargos a los que no se llegan en tiempos acordes.

         Además el Mando, sobretodo el político se ha aprovechado en las sucesivas administraciones de privilegiar, premiar y acelerar carreras solo por la afinidad política de algunos elegidos. Todo esto ha redundado en desmoralización de la mayoría y acá viene lo que muchos no ven, cuando un Oficial ejerce el mando desmoralizado y desmotivado no genera lo necesario para sus subalternos y por ende actuaran con el mínimo esfuerzo para cumplir con sus deberes y horarios sin un espíritu realmente de servicio comprometido.

               A modo de ejemplo: Hay una nómina de 100 Comisarios de todo el país en condiciones de ascenso, con distintas antigüedades en el Instituto y en el grado, uno   tiene 30 años de servicio en el Instituto, 8 años en el grado y está en el lugar 5 para ascender, asimismo existen  4 vacantes para el grado inmediato superior,  actualmente el mando político podría elegir a otro Comisario que está en el lugar 40 de la lista de prelación, con 20 años de antigüedad  2 años en el grado. Imaginen la desazón, no solo del primero sino de los 30 y pico que no fueron ascendidos. No decimos que se elimine la forma de la selección directa para el ascenso (Aunque no podríamos ocular nuestra alegría si lo fuera) pero por lo menos que razonablemente se reduzca a como era originalmente, solo para la  máxima jerarquía, reduciendo la cantidad posible y con la existencia de otras formas como la antigüedad calificada y concurso

           Hace unos meses el equipo de asesores de Cabildo Abierto hicimos una pesquisa para tener una muestra de las preferencias de los Oficiales y hemos tenido algunos indicios. Primero notamos el desánimo, segundo las preferencias para las modalidades para acceder al ascenso varía dentro de las tres categorías de Oficiales.

La Propuesta es: Generar un estatuto de los funcionarios policiales, consensuado con el mando pero con participación de representantes de todas las unidades operativas del país y todas las categorías de Oficiales. Ya es tiempo que los Oficiales determinen cuales son las formas de cómo deben ser calificados y ascendidos y no como hasta ahora que pasó por la voluntad exclusiva del mando político y/o una cúpula integrada por una élite policial con subrepticias  intenciones privilegiantes, cargadas además de consideraciones subjetivas. Lo impulsaremos!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí