El Partido Colorado necesita nuevos Vientos. Por Marcelo Martín Olivera

7
516

Nací en una casa de Partidos tradicionales del interior y mis primeros recuerdos con el Partido Colorado son de los años 1998-1999 cuando era un niño y mi madre (siempre presente) me llevaba a los clubes de Durazno. Por esos años se da la victoria del Dr. Jorge Batlle Ibáñez, recuerdo una caravana muy especial cuando se iba a inaugurar un club en Sarandí del Yi cerca de la plaza Dr. Enamorado, recuerdo las tortas fritas del club, las conversaciones entre vecinos y el acompañar a mi madre de la mano en las recorridas.

Esa cercanía a lo colorado junto con mi educación libre de cualquier dogma (empezando por el religioso) influyen en mis preferencias personales.

Pero hoy no estamos en un momento para ponernos melancólicos ni para hablar de mis (escasas) memorias, él ahora le exige al Partido Colorado que vuelva a la letra de su himno siendo una fuerza joven y vibrante.

Los colorados nos enfrentamos a la madre de todas las batallas y somos la única opción de centrar el eje del discurso, somos el único Partido que puede sentar a líderes de otras colectividades políticas sin necesidad de negociar tras bambalinas. Para hacerle frente a este escenario se tiene que dejar la política de las caras repetidas, las frases cliché y romper con estereotipos que le impiden avanzar.

Tampoco necesitamos “mesías” que se dedican a dar pasos de comedia con su regreso y con su salida. O se van y no vuelven, o se quedan y trabajan duro para el país. Parados en la puerta estorban.

Guste o no el país fue construido por colorados y blancos. De los colorados nacen las reformas más importantes de la historia como la matriz educativa de José Pedro Varela y las políticas Batllistas que le dieron al Uruguay el bien ganado título de “Suiza de América” por su vanguardia. Esto no quiere decir que no se haya hecho nada desde el comienzo del siglo XXI hasta ahora, si bien se hizo mucha cosa, y mucha quedó por el camino, pero no podemos reconocer el hoy siendo selectivos con el ayer.

Dolorosamente he visto que el Partido se ha vuelto conformista en lugar de reformista, eso le cuesta caro a la hora de sacar a la cancha a nuevas figuras y se ve reflejado en los magros resultados electorales. Si bien se tuvo figuras que revitalizaron el Partido fueron saliendo de forma casi improvisada dejando el tendal de gente desilusionada.

El populismo nos hizo mucho daño en quinquenios etiquetando a las personas por su sexualidad, su apellido, sus horas de militancia sindical o su capacidad de pago, necesitamos revertir esto con un Partido libre de etiquetas. Necesitamos sentarnos en la misma mesa, necesitamos ponernos de acuerdo, necesitamos recorrer el país palmo a palmo, necesitamos tomar contacto con nuestro presente para Construir el futuro del Uruguay. Nuestro país tiene grandes desafíos en el mañana que pueden concretarse si los colorados nos unimos y trabajamos en pos de un Partido integrador de ideas que le permita estar de puertas abiertas a todo el mundo y que tenga en cuenta a todos.

La patria necesita un Partido que venga A SERVIR y no a servirse ¿Quiénes mejores que los colorados para esa tarea?

El coloradismo necesita dejar de lado las pujas entre sectores y volcar la vista en el futuro del país a largo plazo. El mirar para atrás solo va a traer fracasos, necesitamos un viento que nos lleve al futuro, un viento que nos haga ganar a todos.

Referenciando al título de la columna, el Partido necesita un Viento de cambio para poder girar el timón.

si te gustó esta nota

7 COMENTARIOS

  1. Esas palabras solo pueden venir de un Colorado de pura cepa. Ojalá el partido entienda la necesidad de jóvenes para renovar las filas, leyendo la columna me doy cuenta que hay esperanza y mucha.

    ¡Excelente aporte a la discusión!

  2. Empezaste la columna con tus memorias y uno no puede menos que estremecerse ¡Gracias por devolvernos ese sentimiento aunque sea por un segundo!
    Ojalá venga ese viento que tú mencionas, no necesitamos figuras repetidas.

  3. Ahora se salvan con Almagro….Son como los kirchneristas, les quedan 2 años para hacer daño. Siempre voté a ese partido hasta que opte por gente más jugada. Ahora son el propio titanic y hay varios que ya empezaron a saltar

  4. El partido colorado siempre fue un faro, con mayor o menor luz, pero siempre fue un faro. Es una pena que haya caído en manos de indecisos y cobardes, todos los colorados de ley lo sabemos y la columna lo expresa abiertamente. Sin dar nombres (algo muy correcto) nos deja ver las referencias.
    Ojalá el partido vuelva a resurgir, hay muchos esperando eso de varias camadas de varias generaciones y estaremos para apoyar.

  5. No es mi profesión escribir por lo cual no puedo expresarme como los que escriben en este semanario , pero si este espacio es para opinar…opinemos .

    Convengamos que esta nota hace un raconto de la realidad y que expresa un deseo de cambio.

    Históricamente el partido colorado es el » hacedor » del país.

    ( Agrego : » demasiado tibia la nota para mi gusto .pero veo que hay en esa pluma una persona de valía «.

    Casualmente estando en Montevideo hace unos días y aprovechando un momento libre tuve oportunidad de visitar el Museo de los Presidentes en el Palacio Estévez donde justamente pude refrescar la memoria y los conocimientos sobre el partido colorado y sobre el partido blanco .

    Pero eso es mirar para atrás.

    Hoy tenemos un país diferente que necesita políticos diferentes , propuestas diferentes porque hay necesidades diferentes.

    Recordemos la aparición de un mesiánico en el partido que se llevo la escalera y dejó al país colgado de un pincel.
    Este le ganó la interna a un dos veces presidente , un estadista que aunque estemos de acuerdo o no está sosteniendo el partido aunque no eligió ni propicio aun un sucesor que sea apoyado por los demás políticos del partido colorado. ( O sea que cuando el no este mas o se retire los pequeños y viejos lobos se pelearan entres si desangrando el partido colorado )

    Hubo también hasta hace poco otra figura que se había ido del partido donde había prestado excelentes servicios al país y que también había dejado al partido y a su grupo colgado de un pincel .
    Se le esperaba como un mesías ( adelantándose a la misma situación de el jugador de fútbol Suárez con Nacional en este momento ) Hasta que pidió que no se hablara de el y que no regresaría a la política pinchando;e el globo al sr Secretario General del Partido .

    He aquí también como una colcha de retazos de la izquierda ( que aún sigue siendo así pero donde 3 partidos del mismo son los que manejan esa coalición ( con el partido comunista a la cabeza ) copo la banca y le ganó también en las urnas durante los últimos años.

    Por suerte los partidos tradicionales » hacedores» del país comprendieron que debían trabajar juntos y así fue que se unieron en una Coalición para ganar en las urnas .

    Hay poco y nada de renovación en el partido colorado. Y Viento de cambio pretende ser esa renovación.
    Es un partido incipiente, que está buscando una cabeza y que surge a través de un hombre joven y pujante que no conozco personalmente , pero que por lo menos es una cara «nueva» que se tiene que organizar aún y completar sus cuadros en todos los departamentos y apoyar a cada uno de los líderes colorados que en realidad también deben ser nuevos.
    Porque es renovación y no se debería apoyar en líderes ya conocidos y » quemados » en cada departamento.

    El que no está comprometido con el partido colorado vera o interpretara esto como una proscripción el inteligente lo verá como trabajar en conjunto y sino es que no entiende la palabra RENOVACIÓN .

    Urge la apertura de nuevas caras y aquellos veteranos políticos deberían apoyar y hacer conocer a estas figuras nuevas poniendo todo su bagaje , conocimientos, contactos, etcétera y no seguir protegiendo la chacrita.

    Si esto no existe y si se meten a hacer elecciones internas van a perder a la larga y van a ser más de los mismo . Repitiendo y repitiendo .
    Cuando piensen en comunidad y en el partido colorado antes qué en sí mismos entonces surgirá un viento de cambio.
    Mientras tanto ese que ese viento que recién nace ya tiene fin . Aunque me gustaría tener la certeza de alguien que se expresó más atrás y cito » Gustavo Amen – Muy buena reflexión, ése Viento viene soplando firme y seguro » Ojala sea asi .
    Yo ruego lo mismo y voy a tratar de vincularme para apoyar a las caras nuevas .

    Por lo menos asi lo veo yo ( como decía cierto árbitro de fútbol del vecino país )

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí