PLAN ESTRATÉGICO ARTIGUISTA (V)

0
49

Por: Mario A. Menyou.

Factor Social (Parte II).

Volviendo a los temas sobre el período artiguista y sus acciones, nos parece oportuno antes de concluir lo que consideramos el Plan Estratégico Artiguista, ampliar lo aportado sobre el Factor Social, dado que lo expresado en el artículo anterior refiere más a documentos que a acciones y al respecto vamos a citar algunas, como demostración de lo que fue primordial preocupación del General José Artigas, sus compatriotas.

Si bien las acciones más ejecutivas las encontramos a partir de 1815, momento en que los Orientales se pudieron gobernar a sí mismo y a su vez se fue conformando la Liga de los Pueblos Libres, también llamada Liga Federal por el sistema político que la regía; pero,desde el primer momento en que Artigas es impuesto como Jefe de los Orientales, se constata su accionar en pro de su gente.

En un mes de octubre como en el que vivimos, pero hace ya 210 años, se materializaba la primera manifestación contundente del sentir nacional con el hecho que ha pasado a la historia con el nombre de Éxodo del Pueblo Oriental. Evidentemente, en ese momento el Prócer además de ser un líder militar, también se convirtió en conductor de un pueblo que prefería abandonar sus pertenencias y temporalmente su forma de vida, con tal de seguir al hombre que le inspiraba la confianza suficiente para restaurarle su patria.

Durante el Éxodo, no solo se tuvo que preocupar por la subsistencia de todas esas familias, la que hizo censar, sino de brindar la seguridad externa a ese Pueblo en marcha, así como también mantener el control interno, actuando como hoy lo hace la policía, apresando y castigando a quienes practicaban hechos que alteraban la normal convivencia de la gente.

Respecto a la seguridad externa, hay que recordar que el éxodo se produjo por la incursión en el territorio de la Banda Oriental, del ejército imperial portugués, que acudiendo en auxilio de los españoles sitiados en Montevideo, obligó a un armisticio entre españoles y bonaerenses, que dispuso el levantamiento del sitio, el cese de hostilidades y el retiro del ejército de las Provincias Unidas, del territorio oriental. Ante los desmanes que intentó practicar el ejército invasor, Artigas, con el apoyo de tribus de indígenas y sus fuerzas militares, repelieron las acciones bélicas que intentaron contra su gente.

En lo concerniente al control interior, dictó bandos para establecer normas, llegando incluso a hacer fusilar tres malvivientes que habían realizado delitos de diferentes índoles.

Ya estacionados en el Ayuí, solicitó apoyo a las autoridades bonaerenses, que no satisfizo las necesidades que las familias orientales sufrían, por lo que también lo hizo al gobierno paraguayo, solicitando apoyos militares y víveres, recibiendo solo esto último, lo que fue agradecido por el Jefe de los Orientales.

Pasado el tiempo, volviendo el líder y su gente al terruño nativo, además de las acciones militares en las que actuó, dispuso a continuación del Congreso de Abril de 1813, la conformación de un gobierno patrio con sede en la villa de Guadalupe, actual ciudad de Canelones, para fomentar entre otras cosas, medidas económicas que trajeran progreso y felicidad a quienes habían sufrido tanto durante su exilio.

Ya en 1815, con el control de todo el territorio nacional, luego de la Batalla de Guayabos en enero de ese año y que los bonaerenses se retiraran de Montevideo durante el mes de marzo del mismo año, se dispusieron infinidad de acciones atendiendo los aspectos sociales de la convivencia entre los orientales; descartaremos lo concerniente a trámites administrativos que todo gobierno debe afrontar y a las acciones que estuvieron a cargo del Cabildo montevideano, que además podemos afirmar, fueron en gran parte acuciadas por Artigas para que se llevaran a cabo.

Hace pocos días se festejó en nuestro país, el Día del Periodista. Esta fecha ha sido dispuesta por ley para que anualmente los periodistas conmemoren su día y ello obedece a que el 23 de octubre de 1815 el Cabildo montevideano recibió un oficio de Artigas por el que lo exhortaba a apoyar la libertad de prensa y al periódico “Prospecto Oriental” que publicaba don Mateo Vidal. Cabe agregar que para que esto se hiciese realidad, fue el Prócer quien reclamó ante el gobierno de Buenos Aires y se consiguió, la devolución de una imprenta que había pertenecido a Montevideo y que al retirarse el Gral. Alvear de esa ciudad en 1814, entre otras cosas, se habían llevado. Vale acotar que, este periódico oriental tuvo efímera vida, dado que no se contó con periodistas que se avinieran a redactarlo.

Continuando el relato de acciones sociales que impulsó Artigas para su pueblo, el 26 de mayo del año 1816 se fundará la Biblioteca Nacional atento a gestiones del Cura vicario don Dámaso Antonio Larrañaga, con apoyo del Prócer. En principio esta inauguración estaba prevista para el día 25, fecha en que el General dispuso se realizaran lo que se llamó las “Fiestas Mayas”, no por la denominación de una civilización que habitó en Centroamérica, sino conmemorando al “25 de mayo de 1810”, fecha de inicio de la Revolución en el Río de la Plata. El mal tiempo de ese día, hizo postergar los festejos y la inauguración de la biblioteca pública, para el día siguiente. De esosdías, concretamente delanoche del 30 de mayo, tiene origen la conocida frase de “Sean los Orientales, tan ilustrados como valientes”, que fue el santo y seña que se usó en el campamento militar de Purificación, desde donde Artigas dirigía sus operaciones.

Las disposiciones políticas, económicas, sociales y militares emanadas de Artigas, alcanzaban por igual a todas las provincias adheridas a la Liga Federal, y su ejecución se materializaba por comunicaciones directas a los pueblos que contaban con cabildos, así como a los gobernadores provinciales. En la oportunidad y a modo de ejemplo, nos centraremos en la actividad que se desarrolló en la Villa de Purificación y Montevideo.

Era en Purificación, en su función de villa, donde moraban los soldados artiguistas y sus familias,así como los extranjeros que eran erradicados de la ciudad de Montevideo por sus procederes contrarios a la revolución; allíla actividad social se ve manifestada entre otras cosas que iremos mencionando, por el establecimiento deuna escuela para la quesolicita al Cabildo de Montevideo el envío de docenas de cartillas para la enseñanza de los niños y jóvenes. Estas eran impresas por la imprenta que citábamos antes, que no pudo seguir produciendo al periódico oriental.

Solicita al mismo organismo, el envío de una imagen de la Virgen de la Concepcióny un par de campanas para instalar una iglesia. También funcionaba un correo, como se puede apreciar por cartas existentes en el Archivo General de la Nación, cartas que eran enviadas por una embarcación del nobel Estado, de Purificación a Montevideo y otros destinos y viceversa. 

De la correspondencia archivada al día de hoy, podemos encontrar inmensa comunicación entre Artigas y el Cabildo de Montevideo, por causas muy diversas. Existen pedidos de herramientas como hachas, picos, azadas, seguramente para la construcción y mantenimiento de la Villa, así como se preocupó por la forestación del poblado para lo cual solicita árboles de plantíos, expresando que los aguarda “con ansia”.

El comercio fluvial fue muy profuso y los barcos salían de Purificación con cueros para Montevideo, volviendo con enseres para los habitantes de la Villa y material de guerra para el ejército artiguista. A su vez, se desarrollaba el trabajo, ya que la marinería de esos buques percibía un sueldo por sus viajes, así como de la venta de los cueros se obtenían rubros para el pago de los soldados.

El desarrollo de la villa favoreció la instalación de pulperías y tiendas que fomentaban el comercio interno de ese lugar, seguramente atendidas por extranjeros que fueron confinados en la villa y que ya se habían desempeñado anteriormente en esos oficios. Similar situación se fue produciendo en los diferentes pueblos de la campaña de la provincia, al entrar en ejecución el “Tratado Provisorio para el Fomento de la Campaña y Seguridad de sus Hacendados”, dado está decir que esto último, la seguridad, estaba muy venida a menos en los principios del gobierno artiguista, debido a los años de guerra que se habían desarrollado en el territorio oriental y a los abusos y excesos que invasores y la propia gente habíanproducido.

Creemos que, con esta síntesis de acciones y actividades desarrolladas en el período de autonomía provincial que reinó en nuestro suelo entre 1815 y aproximadamente 1818, en que comienza a eclipsarse la llama de libertad que nos alumbraba, a causa de las derrotas sucesivas que irá sufriendo el ejército artiguista y al incremento del esfuerzo bélico del imperio portugués en su invasión a la Provincia Oriental; queda claro que hubo una gran atención de nuestro Prócer, en llevar adelante acciones sucesivas para la organización de nuestro pueblo y de toda la región platense que se adhería a su sistema republicano y federal, atendiendo con visión de futuro al Factor Social del escaso potencial nacional que en esas épocas podían ostentar.

Artigas, trató de transformar la lanza en picana para favorecer el trabajo; cambiar al sable por la pluma para fomentar el orden y el desarrollo; pero más pudieron la intriga, la envidia, los intereses foráneos y particulares, para derrotarlo a él temporalmente. Pero su llama, transformada en brasa seguía encendida y sus Tenientes conduciendo a la misma gente que había antes seguido al Prócer, logró abatir esos males que los habían sumido en derrota, para recuperar nuestra libertad, autonomía y transformarla en la independencia que aún hoy gozamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí